Páginas vistas en total

lunes, 28 de enero de 2013

Epifanía de lo Gris (Poessía treinta y nueve)



A propósito de la mañana de ayer en Madrid (27 de enero 2013), esto:


Los madriles como la lámina de un puerto…
varadas las cosas en un mar de plata gastada
salvo los guantes granates de una niña
su diminuto estallido de color.
Epifanía de lo Gris…
cómplices las aceras y los cielos
en cenicientos suéteres guarnecidos,  
solo el pañuelo de una vieja
grita su negro rotundo y vuela.

Toda esta belleza portuaria
una mañanita Platera, sí,
suave, gris, peluda casi
este invierno tímido y detenido
concentrado en su grisura,
esta investidura en plata usada,
un puerto hacia ninguna parte.

Esta corporeidad mortal y gris de la mañana
en que la melancolía perfila su infinito.

Se pega al alma tanto plomo
hasta que de un portal brota una niña
con una cinta roja en la coleta
ataviada por su mami para la visita.

El Gris, que casi convoca al sueño…
en el que asoma a hurtadillas la promesa de tus labios.

Adentrarse y envolverse entonces en lo Gris
en la guarida de su niebla…
esta mañana en los madriles
la cubertería gastada del paisaje
agazapado el verde de las hojas,
comparecer de golpe ante ti
con un ramo de amapolas rojísimas
para darte.

Extensiones inabarcables de lo gris
yardas suspendidas bajo un sol sin sangre
el cielo conchabado con el pavimento.
Emboscarme ahora entre lo Gris, sí,
y plantarte un besazo sobre los labios,
tan rojos.

4 comentarios:

Monica dijo...

Sí, sobre las amapolas de sus labios.Eso es imposible que sea gris. Saludos

Jose Antonio dijo...

Sí, a mí también me choca la amapola. Viste de gris la moda del país (madres del cordero dixit)
Un abrazo

Javir dijo...

Pues el intenso azul mediterráneo es una buena alternativa al gris. Si lo tuviera te regalaría un cuadro de Sorolla.

Un abrazo

Winnie0 dijo...

Todo lo gris desaparece ante el rojo pasión! un beso