Páginas vistas en total

lunes, 21 de enero de 2013

Yo sólo quiero la potra de Jorge Verstringe


     
    Cuenta la leyenda que Don Jorge Verstringe, “el intelectual de los bandazos”, había escrito un enjundioso libro, intitulado el mismo “La guerra periférica y el islam revolucionario”. Tuvo ya la suerte Don Verstringe de su lado al conseguir que  nada menos que fuera la prestigiosa editorial El Viejo Topo la que publicara el fruto de sus cimarrones quebraderos de sesera. Teorizaba allí, con la soltura propia de un moderno Clausewitz, las conocidas –sobeteadas, incluso- partituras del anti-imperialismo, aunque cierto es que puestas bajo su pluma sonaban en verdad pasmosas.
    
    Pero en mayo del 2005, por si lo anterior poco había sido, la Fortuna, esa esquiva deidad, es que se amancebó, y de bruces ya con él. Cómo si no calificar el fenomenal avatar de que –sigue contando la leyenda- al parecer decidieran las altas instancias del Ejército chavista publicar también ¡30.000! ejemplares de su libro, clausewitzianamente distribuidos entre generales, jefes y oficiales, amén de un selecto grupo de renombrados funcionarios civiles venezolanos. ¿No podría por ventura, oh, Destino, algo así ocurrirle al muá? ¿Teniendo yo tanta alma tengo menos publicidad?
    
     Dos años antes, tras leer el libro de Don Verstringe “Revolucionarios, rebeldes, refractarios”, el Coronel Chávez en su programa Aló presidente le había prodigado a su nuevo nibelungo Maquiavelo un desdeñoso guiño cómplice de los suyos –al estilo del que contábamos antes de ayer dirigido a San Sean Penn de Malibú- al referirse a Verstringe como … “el intelectual de los bandazos”. Es para nota desde luego el arte con que el Caudillo les atrae… para escupirles la cara después.
       Anduvo así en aquellos legendarios tiempos muy en mieles Don Verstringe con el espadón venezolano. No se ha visto ahora, en la convalecencia chavista, al fogoso pensador calzándose al lado de Penn el estrepitoso chándal de las esencias bolivarianas. Puede entonces que acaso la fantástica leyenda no haya alcanzado su redondo clímax, aunque como diría el Otro, desde luego a lo hecho pecho, pues hay, claro, moraleja de la queja, libros que nacen con estrella y libros que nacen estrellados, sí.    




LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS (Resumen de la obra en post del 19-1-2013)
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas. Precio del libro: 15 Euros. Gastos de envío por correo certificado incluidos en España. Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)



8 comentarios:

Winnie0 dijo...

A mi este hombre me gustó en sus inicios en la política...pero dejó de gustarme pronto José Antonio Un beso y buen inicio de semana

Maribeluca dijo...

Valiente pajarraco, ya en aquel entonces se le notaban sus querencias filonacional-socialistas y después se conformó con el socialismo a secas,no creo que pueda ir por ahí dando lecciones de nada

Monica dijo...

Yo no desearía para usted la "potra" de Verstringe.Saludos

Cesar dijo...

Lo que no entiendo es porque una estimada lectora tuya no quiere para tí la potra de D. Vestringe. Tal vez lo conozca. Yo confieso que es de esos personajes que nunca sé si le aplaude al árbitro o al que marcó el gol. Eso sí, ha sabido sacar tajada de sus fracasos. vale para un roto, o para que se lo rompan.

Por lo demás todo bien.
Saludos.

CLAVE dijo...

Este es todo un personaje de anchas tragaderas, yo tampoco quiero para ti esa potra, si eso lleva estar en convivencia con ciertos gerifaltes, como que no..saludos..

Napo dijo...

Este personaje es un indeseable. Creo que lo que de verdad le pone es estar cerca del poder, y más cuando el poder tiene maneras, formas y fondo de totalitario.
Cuando un hombre hace lo que a ojos de los demás no le hace falta, es porque le da lo que necesita.

¿Jugamos a imaginarnos lo que el Mono bolivariano le ofrecería en su día? No hablo de dinero.

No aspire uste a vender tanto libro. Confórmese con hacer las ganas para escribir otro. EL GOZO es lo importante.

¿ Ha leido usted la Tercera del ABC de hoy? Seguro que le gusta. Lo escribe doña Nomeacuerdo del Nombre y va de libros y literatura. Hace referencia a Thomas Mann, que es uno de mis grandes favoritos.

Estoy pensando que es posible que la señora que escribe la Tercera y usted sean medio parientes. Lo digo por lo del DEL.

romi dijo...

Hola José Antonio, increible de interesante tu blog, pasaba a saludarte ya que estuve un poco ausente del mio por motivos de trabajo, te deseo un Felíz 2013,

Cariños

Monica dijo...

No, César, no conozco a ese "señor" Verstringe, pero imagino que Jose Antonio no tiene esas tragaderas que tiene ese señor y pasar por cualquier cosa para llegar a vender sus libros o a tner relaciones como individuos como el Chavez. Saludos