Páginas vistas en total

viernes, 25 de enero de 2013

No nos pidan luego respeto, Señores del Gobierno


  
      Que no hubiéramos escrito de haberlo hecho el gobierno Zapatero, ¿verdad? De qué esencial inmoralidad no le hubiéramos acusado. Un conductor kamikaze enfila durante varios kilómetros a toda velocidad en dirección contraria a cuantos vehículos le salen al paso. Es difícil reproducir, aunque bien fácil de imaginar, el súbito Terror que una conducta tan criminal provoca entre quienes se va encontrando, ese vuelco de espanto que te electrocuta cada órgano del cuerpo de arriba abajo.
    
     Al final de su escapada bárbara ese kamikaze embiste y siega así la vida de una persona que en su auto con normalidad circulaba. ¿Qué sabemos de esa persona de tan cruel manera destrozada? ¿Quién hace valer su memoria y sus derechos? ¿Qué nos queda de él? ¿Qué hace la sociedad por su causa?  El posterior calvario en vida para sus deudos, ese tajo irrellenable,  su anhelo de que al menos se castigue al culpable. La dificultad y la tardanza del procedimiento legal, la sentencia inculpatoria, 13 años, al final conseguida, para su asesino. ¿Y todo para que cumplidos diez meses de cárcel le llegue al criminal el abracadabrante e inexplicado indulto del Gobierno?
    
     ¿Y creen que no deben siquiera una explicación a esa familia, y más allá, a todos los ciudadanos cumplidores de sus obligaciones? ¿No se les remueve nada al leer que en el bufete que asistía al kamikace rendía sus oficios el hijo del Señor Ministro, probable carambola, desde luego, pero que en todo caso más aún obligaba a la ejemplaridad?
   
       ¿En esa hazaña consiste la fibra moral que les anima, Señores gobernantes? ¿En el indulto a ese crimen reside la talla de su estatura ética? ¿Ese es el cambio de valores, el depósito de humanistas convicciones que en Ustedes se deposita? ¿Es ese su hondo sentido de la Justicia? Pues justicia ultraterrena sería que el espíritu de esa pobre víctima les atormentara cada una de sus noches. No pretendan entonces que los ciudadanos pacíficos, tras su patrocinio a ese crimen sin castigo, les guardemos ya respeto, señores del Gobierno. 




LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS (Resumen de la obra en post del 19-1-2013)
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas. Precio del libro: 15 Euros. Gastos de envío por correo certificado incluidos en España. Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)

1 comentario:

Monica dijo...

Lo dicho ayer, decepción tras decepción con este Gobierno. Una vida no vale nada. Como dice mi madre: "si los míos roban y no imparten justicia ¿ en quien voy a confiar? Magnífico y sentido post. Saludos