Páginas vistas en total

jueves, 30 de mayo de 2013

Eguiguren seduce a otro borjamari

     



   Graniza sobre granizado en el Partido Popular vasco. Hicieron lehendakari a Patxi López a cambio de nada sustancial. Luego, en fraterno agradecimiento, les zahirió Patxi hasta en el velo del paladar. Del gran Eguiguren, el presidente de los socialistas vascos, que presume de amistades y de común cosmovisión con el etarra Otegui, qué vamos a decir ya que no se sepa, si menos bonitos de todo les ha llamado. Borja Semper, decíamos ayer, ante Zapatero ex –presidente por el Twitter se deshace. ¿Cabe más? Cabe más, pues se ve que las pulsiones masoquistas piden siempre una dosis superior de castigo suplementario.
     
   A finales de abril, otro rutilante borjamari del pp vasco, a la sazón presidente de las Nuevas Generaciones allí, David Hernández, nada menos que se ha destapado, presentándose así en sociedad y acerca del sempiterno “problema vasco” con un abracadabrante y genérico “me gusta lo que dice Eguiguren” , que a muchos dejó petrificados. Es un adagio vomitivo. Es una infamia que no tiene nombre y una explícita humillación para miles de personas que allí se han jugado y se juegan la vida. ¿Qué estupidez, más cruel casi que los propios crímenes etarras, está sucediendo en el PP vasco? ¡En el partido de Gregorio Ordóñez!
     
   Acaso con esas cobardes indignidades, con escupitajos así sobre la memoria de tantas personas heroicas, creen que impedirán que por eso les llamen fascistas. ¡Eso, hagáis lo que hagáis, es imposible, idiotas!
    
   Recordé ese “me gusta lo que dice Eguiguren” del borjamari vasco el otro día, precisamente leyendo lo que dice Eguiguren. Presentó él, recordemos, en acto público a su hija menor al lado de la de Otegui, a recoger un Premio por la Paz. Por la paz de los etarras, claro está. Se le ocurrió a Rogelio Alonso, experto analista del terrorismo e inequívoco constitucionalista, moderadamente censurar esa utilización de la menor y la línea ideológica entregacionista que en el fondo del asunto latía. Montó entonces Eguiguren en cólera. ¡Ni la de Aquiles! Esta andanada, entre otras, le escribió en el blog de su señora el presidente de los socialistas vascos, el amigo de Otegui:
  
   “Me gustaría insultarte como a nadie he insultado en mi vida… A mí llámame lo que quieras. A mi familia o a mis hijos, y si son menores, ¡Cuidado!  No creía que eras tan insolvente, tan frívolo, tan miserable.”

     
   Sr David Hernández, presidente de las Nuevas Generaciones del PP vasco, ¿de verdad le gusta lo que dice Eguiguren? Puede que a este paso lo siguiente sea ya animar a Bolinaga a que demande a Jose Antonio Ortega Lara por calumnias.






 LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS
(Resumen de la obra en post del 27-1-2013 y 1-2-2013)
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas. Precio del libro: 15 Euros. Gastos de envío por correo certificado incluidos en España. Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)

8 comentarios:

Borja SP dijo...

Y defiendo lo que pienso así:

http://www.huffingtonpost.es/2013/05/29/borja-semper-nuevo-portav_n_3353959.html

José Antonio del Pozo dijo...

y me parece, don Borja, si es usted quien directamente me escribe, una extraordinaria intervención parlamentaria, en las antípodas precisamente de lo que sobre el asunto opina Eguiguren. Ergo, menos aún lo entiendo.

Juante dijo...

Dices bien: son "idiotas", que diría también Polanski. Y les cabe el Titanic de costado.

A los pogues, Dios los cría y ellos se juntan. Visitad los blogs de "La comunidad" en pravda: vais a alucinar de tanto arrumaco pajinil como se propinan mutuamente estos príncipes del insulto taimado y quintaesenciado. Incluso insultan con el comportamiento y a la inteligencia, negando con la boquita pequeña que no tengan un brazo terrorista en el norte y otro tocando la flauta en sol, cada vez que quieren escrachar. En el caralibro son irreproducibles los insultos y todo tipo de imprecaciones y defecaciones que estos progres de mierda proveen por lo que, en pueril rabieta, no les apetezca.

Y mientras tanto, los libegales, que se han tragao la bola de que son angelitos del cielo y debemos todos emular su buenismo malvado para que la sociedad avance. A estas alturas dudo de que existan dos personas de derecha que se entiendan. Los de izquierda son todos iguales, como esos borjamaris que se les entregan en sumisos Verstrynges, cual locas excrementas paneras.

Cati Serra dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Napo dijo...

“Me gustaría insultarte como a nadie he insultado en mi vida… A mí llámame lo que quieras. A mi familia o a mis hijos, y si son menores, ¡Cuidado! No creía que eras tan insolvente, tan frívolo, tan miserable.”

Eso sólo por decir el otro lo que dijo, anda que si se le ocurre pegarle un tiro en la nunca a su nena...


El PP, ese partido que ha conseguido engañar a muchos mucho tiempo.

Napo dijo...

Este post lo dejé hace un par de días en el blog de JUANTE. Lo dejo aquí porque viene a cuento.

La izquierda tiene pillado por los cojones a la derecha en todos los palos y sobre todo en lo políticamente correcto. Vale. ¿Pero por qyué la derecha no resulve ese asunto? Tiene medios y capacidad de sobra? ¿No le interesa? ¿No es derecha? ¿Son sólo izquierda acomplejada?.

No identifico a ningún político de derechas hablando. Todos me suenen más a izquierdas cuando hablan. Si leyéramos todos y cada una de sus intervenciones parlamentarios y/o sus discursos, habría que buscar con lupa los rasgos que identificasen al abajo firmante como polñítico de derechas.

La identidad de la derecha radica en las críticas a la izquierda y no en su exposición de principios.
Si los Rubalcabas se desplazan más hacia lo íntimo de IU, el hueco ideológico que deja en ese desplazamiento lo ocupa automáticamente el PP.

El otro día decía la Arancha Quiróga ( está güena ¿eh?) que era mejor estar en una reunión con Bildu ( léase ETA) que estar fuera de esa reunión. Ese argumento es el que utilizaba hace años la pesoe para hacer lo mismo. Ahora no se justifica. Está más con los proetarras que con las víctimas

Éste desplazamiento de la pesoe hacia el ambientillo etarra ha provocado que el hueco de diálogo ( léase chuparsela) con la eta lo esté ocupando mi Zajoy.

Así nos va.

César dijo...

El Sr. Eguiguren me parece que ha sido muy comedido: le gustaría insultarle y sin embargo tan sólo le ha llamado insolvente y unas cosillas de nada. (je,je,je)

Borja SP dijo...

Pues sí, Don José Antonio, soy yo. Si quiere alguna aclaración o que podamos hablar, tiene Vd. mi dirección de correo electrónico.
Atentamente,
Borja Sémper