Páginas vistas en total

miércoles, 15 de mayo de 2013

La amante de Kirchner, lágrimas sobre Garzón


     



   El speech en una tele argentina de Miriam Quiroga, la ex –amante del finado Kirchner, con algo también de replicante ella en la cérea y pasmada faz, me recordó mucho el célebre monólogo de Rutger Hauer antes de morir, cuando ya nada tiene que perder, al final de la sombría y magistral Blade Runner: “Yo… he visto cosas que no creeríais… naves en llamas más allá de Orion, he visto rayos C brillar en la oscuridad cerca de la Puerta de Tannhäuser… todos esos momentos se perderán en el tiempo… como lágrimas en la lluvia.”
     
   Y si Hauer dirigíase allí al insobornable policía que hacía Harrison Ford, las palabras de la mantis religiosa del finado Kirchner venían acá en realidad a recaer sobre el más insobornable aún Baltasar Garzón, en dangerous liasson ahora al parecer con la Kirchnerona, esa mundial esperanza de los desheredados del planeta. Díganme si no, pues son estos los prodigios que ella ha visto:
  
     “Los Kirchner (como los rayos K ante la Puerta D, digo yo) solían llevarse a casa bolsos negros repletos de dinero en efectivo que les habían hecho llegar empresarios amigos… Un año después de que Néstor llegara al poder, comenzaron a llegar a la Casa Rosada unos sacos negros repletos de dinero en efectivo. Luego la plata era transferida a Santa Cruz en el avión presidencial… Néstor apremió al constructor a que avanzara más rápidamente… en la construcción de las bóvedas”. Bóvedas blindadas para contener lingotes de oro traídos en barco desde el Norte también, dejó ella caer. Oh, esas bóvedas blindadas y sobredoradas. “En una ocasión un funcionario de confianza de Néstor me pidió que pesara uno de esos sacos misteriosos. Le pregunté qué contenía y él me guiñó el ojo. El cargamento salía al extranjero en aviones privados…  Te puedo asegurar que Cristina estaba en conocimiento de todo”.
   
     Quedaba Harrison Ford en Blade Runner sacudido por dentro, conmocionado del todo, sumido en el absoluto desamparo ante el hermoso final de ese replicante a quién él perseguía y que acababa de salvarle la vida. Menudo marrón para Baltasar Garzón ahora este monólogo de Miriam Quiroga, que esas doradás bóvedas de los millonarios saqueos kirchnerianos destapa. No va a ser Garzón menos que Harrison Ford, verdad? 



LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS
(Resumen de la obra en post del 27-1-2013 y 1-2-2013)
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas. Precio del libro: 15 Euros. Gastos de envío por correo certificado incluidos en España. Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)

4 comentarios:

Cati Serra dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
PACO GACELA. dijo...

Acertado ejemplo que has puesto de la película Blade Runner con lo que está pasando en la vida real, menudo papelón para el señor Garzón...

Manuel León López dijo...

Ya tenemos a los nuevos evangelistas reunidos todos, con Garzón a la cabeza, Ada Colau y Almudena Grandes (cuota femenina), en peregrinaje hacia el paraiso del funcionario burócrata e inútil en la tierra: Parlamento Europeo (casi ná). ¿Qué menos recompensa para esta gente tan comprometida, concienciada y de progreso? Amén.

http://vozpopuli.com/nacional/25322-llamazares-promueve-una-candidatura-de-izquierdas-al-parlamento-europeo-con-garzon-colau-grandes-y-otros?utm_source=VPBoletin;utm_medium=mail;utm_campaign=VPComunidad

César dijo...

Ya sabía yo, amigo mío, que Garzón no saldría incólume de las rapiñas de los mandatarios del mundo. Apuesto a que en seis meses al juez Ruz se le descubre un amante y nos enteramos que el juez Castro no ha acabado la Eso y que se bebía el vino de misa cuando era sacristán. A la juez Alaya me extraña que no le haya salido ya un compañero de curso declarando lo erótica que se mostraba con el "peta" en la boca mientras exhalaba voluptuosamente el humo...
Bonita entrada, padelero.