Páginas vistas en total

miércoles, 7 de agosto de 2013

Carromero versus Castrones y cía



   De resultas del cambalache a que se vio obligado el gobierno español para salvarle la vida, mientras Bolinaga apura sus vinitos en alegre compaña, Angel Carromero arrastra al tobillo prieto un grillete electrónico. Ha hablado ya bien alto y claro: los SS de la dictadura castrona asesinaron a Oswaldo Payá. “Un vehículo azul nos embistió por detrás y nos sacó de la calzada”. Pormenoriza con detalle los precedentes de “accidentales” accidentes que sobre el mismo Payá, emblemática figura de la oposición moderada en la isla, existían, su angustiosa experiencia personal, su dramático aislamiento indefenso, la farsa de su juicio, las amenazas y presiones continuas de los milicos castrones, todo cuanto llegó a temer por su propia vida.
     
   La familia Payá al completo, de sobra conocedores del siniestro percal de la dictadura Castrona, perseguidos por ello, desde el primer momento le creyeron, y a él y con él en su dolor se entrelazaron. Dice Carromero que para él lo fácil, superado el terrible trago, hubiera sido ya, como el otro, hacerse el sueco y pasar en su vida esa tremebunda página, solo que no tenía derecho alguno él a dejar así abandonada a esa familia, a la causa de los que se oponen a la tiranía Castrona.

     
   Sorprenden una vez más, ante la firme denuncia de Carromero, el silencio entreguista del gobierno popular, y la rencorosa saña con que se aprestan a escupirle el rostro en las redes muchos opinantes progresistas. La ex –ministra Trujillo, por ejemplo, dio todo un recital de insensibilidad en la noche del lunes en 13 TV. Nadie espera de ellos que a Angel Carromero valoren, faltaría más en gente que tan claras tienen las verdades y el soberbio heroísmo de su antifascismo, pero al menos sí que un poco encubrieran la dignidad solicitando como mínimo una investigación independiente de las causas que rodearon el dramático accidente que costó la vida a dos valientes opositores a la dictadura. De eso nada. Arremeten más contra Carromero. Transparentan así, de nuevo, el omnímodo resentimiento que contra todo lo que suponga Derecha española en ellos coletea, y la soterrada fascinación que por la Dictadura Castrona en su cerebelo  rebulle. Que no nos declamen luego, inflamados y líricos cuando les interesa, cuántísimo aman ellos la democracia. Sólo son la cía de los Castrones, vamos.   


LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS
(Resumen de la obra en post del 27-1-2013 y 1-2-2013)
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas. Precio del libro: 15 Euros. Gastos de envío por correo certificado incluidos en España. Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)

2 comentarios:

Juante dijo...

Escuché ayer la entrevista de Carromero con el Herrera. Al final, el halcón, como era de esperar, no le hizo la pregunta del millón: "¿qué piensas de la actitud que está manteniendo el PP ahora contigo?". porque tiene bemoles que tenga que ser el hermano de Payá el que se compadezca de la situación del pepero y denuncie la desidia de su partido. Lo de la psoez no es de extrañar: tanto en este como en el asunto de Gibraltar y todos los demás, su felonía y abyección apátrida es para nota. Lamentablemente, en agosto, la comparsa del chiringuito no se entera ni de que hay crisis oficialmente.

Un saludo.

Napo dijo...

Cuba es la vergüenza de Occidente. Un motivo más para agachar, como español, la cabeza.