Páginas vistas en total

viernes, 9 de agosto de 2013

Edu Madina, que quiere quemar libros



   Es, dicen, una de las grandes esperanzas del socialismo patrio. Hay algo angelical en su rostro, de clown tierno, como aquel Emilio Aragón de los principios, mudito y a una campanita adosado. Un cielo, sí, ante la convulsa rayuela de la Política. Nos lo mostraron hace poco las cámaras intimidado, demudado el rostro, perdido en el mismo la color, cuando las tres leonas del socialismo rubalcabo (Valenciano, Soraya, Trinidad) le encimaron, pidiéndole no sé qué politiqueras explicaciones. Poor Madina, le tembló un poco hasta el timbre entonces.
   
   Quizás haya querido ahora él soltarse presión, o, para compensar, mostrar fiera la imagen pública, ve tú a saber. A propósito de la “Rayuela” de Cortázar, dijo Madina una vez que “te sitúa desnudo ante un espejo”. Los libros te desnudan un poco, es verdad. Hace unos días, en entrevista publicada en EL MUNDO, el periodista le puso delante la muleta:
  
   -¿Un libro para encender la chimenea?
   
   Ya la pregunta es en sí estúpida, que por sí sola retrata al que la hace, y más en boca de un periodista con pretensiones. Pero cabría, creo, esperar de político tan prometedor un aparta-de-mí-este-cáliz o al menos un cortés rechazo a la invitación pirómana y bárbara de quemar libros, horrible práctica que ya Cervantes en el Quijote vituperara, y que luego más tarde vimos entre otros a nacionalsocialistas alemanes y huestes milosévicas en Dubrovnik con ardor llevar a cabo.
    
   Bueno, pues, según anota el entrevistador de EL MUNDO ante la cuestión Madina… ¡sonríe! Sonríe y remata con ganas ese balón envenenado: 
    
    -Alguno de Dragó, o si quiere de Cesar Vidal, como símbolo de todo lo que nos falta el respeto. 

   Hasta ahí toda la respuesta. Claro, se piensa,  si Dragó o Vidal le han faltado al respeto denúncielos, sr Madina, que tiene usted buena voz en plaza. Pero no deje abierta esa abominable querencia por la quema de los libros, que muy poco dice de su cultura y de su humanismo, y que un poco en esta rayuela, ay, sí que le desnuda, sr Madina.



LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS
(Resumen de la obra en post del 27-1-2013 y 1-2-2013)
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas. Precio del libro: 15 Euros. Gastos de envío por correo certificado incluidos en España. Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)






6 comentarios:

Herep dijo...

Como todo buen totalitario que se preste, en cuanto rascas un poquito la herida, empieza a supurar el pus de la intransigencia y el sectarismo.
¡Quemar libros!
¡Qué progre!

Un saludo, maestro.

Anónimo dijo...

Quiem coño es madina ese pavo q lleva toda la vida viviendo de las rentas sin dar um palo al agua .ah si el de los aplausos en el escaño, hay q joderse ya podria echarse pa lante y dejar de ser un calzonazos político, algunos ño agradeceríamos

FJ de C dijo...

Se ha retratado la criatura; el hecho de ser víctima de atentado de eta, ser joven y tener cara de niño bueno no son suficientes credenciales para aprobar un examen de selección de personal ni siquiera en el PSOE, aunque con el antecedente de ZP allí el nivel de selección está muy bajo.

hawai05 dijo...

Y COMO DE TODO ESTO SE DESPRENDE QUE LA FICCION SOLO ES EL BRAZO ALARGADO DE LA REALIDAD MAS ABSOLUTA PARA PRUEBA .....FAHRENHEIT451 ....MAS ENORME PELICULA QUE MATRIX Y ALGUNOS SE LA DAN DE INTELECTUALES ....¡ TODO ESCRITO Y BIEN REDACTADO !
PD: SIENTO NO PRODIGARME POR LOS AMIGOS ES QUE TENGO LA VIDA MUY , PERO QUE MUY DIFICIL ESTOS ULTIMOS MESES AMIGO

Napo dijo...

Se empieza teniendo claro que libros quemarías, y se puede terminar no importándote cortarle una pierna al autor. O una mano.

Será, puede ser. Ni la meto ni saco. Ni entro ni tal, que pueda ser una esperanza del socialismo patrio, pero lo que sí sé es que es lo contrario de la esperanza para la democracia en general y para la española en particular.

Si me insultan quemo el libro. Claro, a esta banda jiliprogre, contradecirles y desmontarle sus alambicados argumentos es insultarles. Puede ser, sí, a lo mejor lo interpretan como una forma sutil de insulto.

Creo que el periodista sabía lo que hacía y que este tonto iba a morder el anzuelo. Una entrevista a este hombre no tiene el más mínimo interés saliéndose de las batallas internas de la pesoe. Sólo provocándole una respuesta totalitaria es noticia quien se vende mega progre y supertolerante.

Este casi ( o sin casi) se da el pico con los separatas etarras. Hay por ahí entrevistas y comentarios suyos que son pà salir corriendo.

Ya son muchos los progres que dicen de una u otra forma de quemar libros. Ignorantes que no saben la mecha que con esas palabras pueden encender.

jinquer dijo...

bonito juego de vestir y desnudar,
Me ha gustado