Páginas vistas en total

martes, 6 de agosto de 2013

Caso Lucía Etxebarría, fue el Prozac, que se apoderó de ella



   Hay que ver lo que, por mantener como sea la Fama, algunos de los escritores más renombrados son capaces de hacer. Decía la profe aquella en la mítica serie que la Fama cuesta. No sabíamos los del común cuánto. Nos faltaba por ver a un Escritor/a de renombre, abanderada de las más nobles causas ella, of course, multipremiada por esta esclavizadora sociedad capitalista (Nadal, Primavera de novela, Planeta, traducida a 20 idiomas, destacadas colaboraciones en los mejores media), arrebañando ahora en el perol de la Telebasura. Le voilá: Lucía Etxebarría en reallity de Telecinco, no sé si en el mayor espectáculo del mundo, en todo caso, qué espectáculo. Es que tenía problemas con Hacienda y entonces, dijo ella… como decían las que antaño se tiraban a la calle. Ya.  Veamos el show completo, please.
     
   Cuando a finales de 2011 anunció Lucía que por causa de la piratería dejaba de publicar novelas para adultos, ya de paso, como adornándose en el aldabonazo ético sentenció: “En España no se lleva ser honesto… parece que cuanto más deshonesto sea uno, más enrollado es.” (EL MUNDO.es 20/12/2011). Estupendo. En este 2013 ha publicado “Cómo salí de una relación tóxica” y el ensayo “Liquidación por derribo”, “una reflexión comprometida y sincera de lo que está pasando en España”, aseguraba al lector la editorial. Remachaba el clavo de nuevo ahí: “En España es muy fácil ser corrupto” (La Nueva España.es  4/4/13) Bravo.
     
   Esa insobornable protesta moral fue por Lucía promulgada en este abril, y en este mismo julio –tengo ya más que señalado en este mísero blog que estas espectaculares piruetas son la marca de la casa del Mester de Progresía patrio- se embarcó ya en el nauseabundo reallity de marras. ¿Problemas con Hacienda? ¿Y por qué los tuvo, que diría un pobre lego?
  
   Bueno, ya hemos visto lo que ha dado de sí en pantalla el desaforado show de Lucía Etxebarría: mugre, sudor y lágrimas.  Enfrentada a aquella multiforme fauna tuvo ocasión ella de sacar ante ellos pecho de los verdaderos números en que ella se mueve, o se movía, sus móviles, vamos: “Yo, querida, vendía 200. 000 libros”. Vale, Señora. “Cometí un error. Yo allí cobraba por una semana más que por un libro que tardo dos años en redactar”. De acuerdo, Señora. Reveló además en público los supuestos “pecados capitales” que sobre cada uno de los figurantes recaían. Y eso está muy feo, Señora.
    
   Colofón autojustificatorio, con taconazo incluido, de Lucía yacente: “Es peligroso ser escritor en España: este es el país que fusiló a Lorca”. ¡Arrea zambomba! que es hay que echarle megalomanía, que estos tíos con todo se atreven. Y montado el taco, por una temporada la espantá: “Lucía Etxebarría ha decidido aparatarse de las redes sociales”. Espantá, por cierto,  copieteada del experto en estos lances, don Sánchez Dragó.  En fin, que la Fama cuesta, ya lo creo. Y nada, Lucía, no te preocupes, no sudes más, si eres tú tía muy enrollada, si ya escribes que te cagas.



LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS
(Resumen de la obra en post del 27-1-2013 y 1-2-2013)
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas. Precio del libro: 15 Euros. Gastos de envío por correo certificado incluidos en España. Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)


5 comentarios:

César dijo...

Algunos retazos de indignidad no se restañan con todos los premios del mundo.

CLAVE dijo...

Sea lo que sea Lucia, a la cual ni sigo ni admiro, donde se metio es una fauna, donde yo no resistiria tampoco o sobreviviría ..saludos..

Maripaz dijo...

Jajaja, lo he visto un par de veces y me he quedado con los ojos a cuadros. ¡IMPRESIONANTE!

Napo dijo...

“arrebañando ahora en el perol de la Telebasura. Le voilá: Laura Etxebarría” Memeotoa

“Es peligroso ser escritor en España: este es el país que fusiló a Lorca”.

Esos que no me acuerdo. Coño, esos que cantaban lo de la macarena. ¡Ay, macerena!
Esos vendieron no se cuantísimos disco con esa canción y estoy seguro que cuando hablan de sus problemas de creatividad e inspiración no se comparan Mozart, en cambio, la estúpida nena ésta, hace un juego de palabras tontas en el que el peligro la señala a ella igual que a Lorca. La España de hoy es la España aquella. ¡Imbecil! O lo de ella es falta de modestia o falta de realismo. Las dos cosas graves.

El criterio de las editoriales españolas y los lectores “del libro”*se califican publicando y leyendo a la Luci.


Ya saben... esa gente que se leé el libro que pone de moda la publicidad y según que programas de tele y radio y hasta que el ambiente nacional le oblige a comparse y leer otro.

Ya sabe... Pero Fulano ¿ no te has leido tal libro y dices que te gusta leer?

Miguel Ángel dijo...

La estupidez, esa insensata es la que hace mucho tiempo se apoderó de esta extraña mujer.
Yo le agradezco mucho que pasase por televisión de este modo, han quedado claras y ciertas mis continuas descalificaciones sobre semejante especimen.

Que Dios, ese del que tanto reniega, la acoja en su seno si es que tiene la suficiente paciencia.

Saludos