Páginas vistas en total

viernes, 31 de mayo de 2013

Sardá, tertuliano de la Izquierda Ultra



   Le cuelan de matute en El Gran Debate de Tele 5 entre muy reputados y sesudos analistas. De por sí estos, en medio del trepidante envoltorio del glamour basuriento propio de este programa, resultan en su credibilidad ya bastante perjudicados allí. Se ve que muy bien les pagan y que ellos tragan, pues están los trabajitos de pena. En cómplice liasson con el Conductor, allá que se cuela Sardá. ¿A discernir, a calibrar, a sopesar contras y pros, a fino hilar? Quiá, lo de Sardá es la traca paca de saltimbanqui del show bussiness con pretensiones graciosas. Muecas, desplantes, piruetas sobre el sillón, un artista. Eso, más sus ocurrencias savonarolas sobre la noria. Le voilá: Sardá guasón entre los Doctores, con el público aplaudidor y el moderador en el bolsillo ya de entrada.
     
   Para hacerle la publicidad al Banco de Sabadell hay que ver lo rabiosamente anticapitalista que en sus partos se muestra luego él. Esa nota esquizofrénica la tienen en común la mayoría de los que publicitan ese gran banco en expansión. Casi cabría hablar entonces, tras las gloriosas del 98 y del 27, de la Generación del Sabadell como la mayor colla de ingenio de los tiempos presentes, sí.
    
   La otra noche analizaban la irrupción de Aznar. No se anduvo Sardá por las nubes: de primeras dadas pidió ya para el ex presidente el Tribunal Penal Internacional por los no sé cuantos mil muertos de la guerra de Irak. Ahí, al lado de Milosevic y demás carniceros comunistas balcánicos entre otros es donde situaría Sardá a Aznar. Grandes ovaciones con ello se cosechó. Luego pasó a incordiar a Vidal Cuadras, interrumpiéndole, a ver si conseguía que despotricara éste con la dirección del PP. Vidal le frenó en seco: “yo creo que Javier Sardá tiene visiones…  Verá, usted me deja ahora terminar y luego suelta ya usted sus ingeniosidades”.

   
   Más tarde, confabulado con la independentista Pilar Rahola, al alimón con ella, inició un numerito circense con ooooohs, eeeeeeehs y uuuuuuhs a cuenta de las privatizaciones aznaristas. Carlos Cuesta, allí presente, le contrapuso los datos estrictos (número de empleos antes y ahora en esas empresas) sobre las mismas. A Sardá eso le daba igual. Lo que quería él es… ver a Aznar delante del Tribunal Penal Internacional. “Los mayores enemigos de nuestro país que nunca han existido”, que decía ayer de este gobierno Fernando Trueba. Mientras tanto, claro, algún borjamari del PP se rendía extasiado ante el ex –presidente Zetapé. Todo un artista… del Banco de Sabadell, Javier Sardá.




LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS
(Resumen de la obra en post del 27-1-2013 y 1-2-2013)
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas. Precio del libro: 15 Euros. Gastos de envío por correo certificado incluidos en España. Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)

jueves, 30 de mayo de 2013

Eguiguren seduce a otro borjamari

     



   Graniza sobre granizado en el Partido Popular vasco. Hicieron lehendakari a Patxi López a cambio de nada sustancial. Luego, en fraterno agradecimiento, les zahirió Patxi hasta en el velo del paladar. Del gran Eguiguren, el presidente de los socialistas vascos, que presume de amistades y de común cosmovisión con el etarra Otegui, qué vamos a decir ya que no se sepa, si menos bonitos de todo les ha llamado. Borja Semper, decíamos ayer, ante Zapatero ex –presidente por el Twitter se deshace. ¿Cabe más? Cabe más, pues se ve que las pulsiones masoquistas piden siempre una dosis superior de castigo suplementario.
     
   A finales de abril, otro rutilante borjamari del pp vasco, a la sazón presidente de las Nuevas Generaciones allí, David Hernández, nada menos que se ha destapado, presentándose así en sociedad y acerca del sempiterno “problema vasco” con un abracadabrante y genérico “me gusta lo que dice Eguiguren” , que a muchos dejó petrificados. Es un adagio vomitivo. Es una infamia que no tiene nombre y una explícita humillación para miles de personas que allí se han jugado y se juegan la vida. ¿Qué estupidez, más cruel casi que los propios crímenes etarras, está sucediendo en el PP vasco? ¡En el partido de Gregorio Ordóñez!
     
   Acaso con esas cobardes indignidades, con escupitajos así sobre la memoria de tantas personas heroicas, creen que impedirán que por eso les llamen fascistas. ¡Eso, hagáis lo que hagáis, es imposible, idiotas!
    
   Recordé ese “me gusta lo que dice Eguiguren” del borjamari vasco el otro día, precisamente leyendo lo que dice Eguiguren. Presentó él, recordemos, en acto público a su hija menor al lado de la de Otegui, a recoger un Premio por la Paz. Por la paz de los etarras, claro está. Se le ocurrió a Rogelio Alonso, experto analista del terrorismo e inequívoco constitucionalista, moderadamente censurar esa utilización de la menor y la línea ideológica entregacionista que en el fondo del asunto latía. Montó entonces Eguiguren en cólera. ¡Ni la de Aquiles! Esta andanada, entre otras, le escribió en el blog de su señora el presidente de los socialistas vascos, el amigo de Otegui:
  
   “Me gustaría insultarte como a nadie he insultado en mi vida… A mí llámame lo que quieras. A mi familia o a mis hijos, y si son menores, ¡Cuidado!  No creía que eras tan insolvente, tan frívolo, tan miserable.”

     
   Sr David Hernández, presidente de las Nuevas Generaciones del PP vasco, ¿de verdad le gusta lo que dice Eguiguren? Puede que a este paso lo siguiente sea ya animar a Bolinaga a que demande a Jose Antonio Ortega Lara por calumnias.






 LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS
(Resumen de la obra en post del 27-1-2013 y 1-2-2013)
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas. Precio del libro: 15 Euros. Gastos de envío por correo certificado incluidos en España. Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)

miércoles, 29 de mayo de 2013

Alfonso Guerra, que nos enseña los garzones



   Si es Milá Mercedes la Gran Hermana de la Telebasura, sin duda Alfonso Guerra es el Gran Enmano de la basura de la Política. Y si ha querido aquella enseñar al personal las bragas, desea ahora Guerra mostrar urbi et orbe los garzones. ¡Y vaya zurraspas garzonitas que este trueno nazareno nos exhibe… ¡ahora! Casi peor que la sentencia unánime del Supremo, por los clavos de la Justicia Universal! El club de fans de Garzón no sé si alguna vez se lo va a perdonar.
     
   Creíamos que Guerra, como un San Pantaleón progre, sólo se licuaba una vez al año, en Rodiezmo y para éxtasis de sus visitadoras, dónde déjase ver cada año vociferante y grotesco como un guiñol demenciado, cantarín puño en ristre de la Internacional. Como ahora presentaba, con una filantrópica editorial pequeñita, sí, él, que tanto dice detestar las desigualdades, el enésimo tomo de sus memorias, quiso plantarse y a base de bien armar el taco. Poor Garzón, la que le montó.
     
   Antes, por supuesto, se cachondeó de Aznar y de Rajoy, pidiéndoles histriónico que de la Política se vayan. ¡Lo reclamó Él, la pura y dura cara de la Casta corrupta, su más acabada representación, él único de todos los Políticos que  desde 1977 hasta hoy, y lo que te rondaré sierra morena, sigue sin apearse del trono de Diputado del Poder y de sus eternas mamandurrias. ¡Él, que se las daba de maestro de pueblo y del Pueblo, el que juraba que esa era su verdadera vocación, el que afirmaba una y otra vez que sólo un impulso ético le movía! En verdad que hay que tener desde luego más valor que éste Guerra para mantener tanta y tan descarada impostura.
   
   Llegamos con su libro así al lío del montepío de Garzón. Acudió el Superjuez, tras fichar, a la dirección del Partido a plantear un problema operativo. “Como juez debía abandonar unos meses antes de las elecciones el cargo, por lo que dejaría de recibir su estipendio (eso, el estipendio, ele finura, qué arte). Me lo consultaron y contesté sin duda que el partido sería solidario abonando las cantidades hasta ser proclamado diputado… (yo soy el Partido, sin duda el partido sería solidario, qué burocrático estilo) … pero que lo haríamos en A, es decir, de manera legal y con firma del recibo por la cantidad real (¿no implica la precisión en A que había cosas que se hacían en B? curioso además el leer a Guerra en estos temas directamente enfrascado, cuando siempre alardeó él, cual Guindos, de no haber visto un billete grande en su pura vida). No lo aceptó (catapum, las tres palabras guerreras como otras tantas dagas sobre la nuez del símbolo universal de la Honestidad, que nunca tres palabras resultaron más definitivas, el muro de la decepción). Pues entonces no hay pago, fue mi respuesta (anótese la vanidosa personificación extrema del Partido en su persona… como que iba a perderse el humilde Guerra la ocasión de pavonearse cual el incorruptible Robespierre de que gusta disfrazarse). Parece que acudió a otra institución, esta vez con éxito (para nota la finta final con que Guerra se ensaña señalándole directamente con el dedo como sucio corrupto).
    
   Garzón ha desmentido a Super Guerra, se ha dolido de esta otra guerra sucia, “si en este país ha habido alguien en conspiración permanente ha sido él” nada menos que le ha dicho, aunque no ha anunciado criminal querella contra tan grave denigración a su Persona y, como encajando el golpe, en contra de lo que se anunciaba, a la vez declaró que no entrará ya en ninguna lista electoral.      

   Ay, que no quiero verlo, que cual muflón abatido en cruel cacería de las que al Juez tanto gustan, quedó exánime y chorreante el cuerpo de Garzón en el Libro rojo del Guerra. Aprended, borjamaris del PP, de este Rey Guerra, que de un espolonazo él solito se cobró ayer al Elefante Blanco de la Izquierda radical. Ay, que Guerra nos enseñó ayer los garzones.




LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS
(Resumen de la obra en post del 27-1-2013 y 1-2-2013)
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas. Precio del libro: 15 Euros. Gastos de envío por correo certificado incluidos en España. Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es

“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)
   
     

martes, 28 de mayo de 2013

El insólito caso del Borjamari que se deshizo ante Zp



   ¿Es siquiera remotamente imaginable un presidente provincial del PSOE sentenciando que es Aznar el mejor ex –presidente de gobierno? ¿A que va a ser que no? ¡Antes partía que doblá!, que Maleni dixit. Bueno, pues el perínclito Borja Semper, fáctotum yogurín en el PP vasco ahora, es capaz de gestas así y, al tiempo, mucho mayores. El otro día, tras la entrevista de Aznar, a través de Twitter, con aplomo y  resolución propias sólo en uno de los Siete Sabios de Grecia, dictaminaba Borja:
  
   “Zapatero se consolida como el mejor ex –presidente de gobierno”.

   ¿El… el Mejor? El mejor, lo dijo Semper, punto redondo. Parece una mentecatada del todo surrealista. Al final van a llevar razón las juventudes socialistas: algunos yogurines del PP de puro bobos ya es que se salen del cuadro. ¿Recuerdan los célebres videos socialistas denigrando a los jóvenes de derechas? ¿Recuerdan la perversa caricatura goebbelsiana que, al efecto de movilizar la opinión pública y de ganarse la voluntad de la gente, de ellos hacían? Allí les pintaban, of course, como pijos, como adictos a las marcas, grimosos y grumosos al hablar, neuróticos atusadores de su pelo. Y mucho peor: como ignorantes, machistas, homófobos, antidemócratas. Los borjamaris, vamos, ese odioso estereotipo que el pelotón de creadores izquierdistas se apresta desde siempre a vulgarizar.
    
   El clímax del video de marras se alcanzaba cuando al supuesto cachorro derechista le preguntaban: “¿una persona mundialmente conocida por su lucha por la paz, empieza por G?”. “Jose María Aznar”, respondía el borjamari ideado por los socialistas. Reíase hasta el apuntador luego. Ha querido el Destino, que debe ser un burlón redomado el tío, que, vaya por Dios, precisamente llámese Borja el joven exaltador pepero de Zapatero, que tiene la cosa gabilondos. 

     
   Y más: quiso también el Destino, que de cachondo que es resulta ya retorcido, que viéramos todos entonces en televisión cómo glosaba el ínclito Zapatero el goebbelsiano video de marras: “simpático”, “eleva todavía más el debate”, decía, a duras penas reprimiendo la risa, el mejor ex –presidente de Borja Semper. Impagable el video.  ¿Y este Borja defiende las mismas convicciones por lo que asesinaron, entre otros, a Gregorio Ordóñez y a Miguel Ángel Blanco? ¿Y Rajoy aúpa a este Borja?




LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS
(Resumen de la obra en post del 27-1-2013 y 1-2-2013)
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas. Precio del libro: 15 Euros. Gastos de envío por correo certificado incluidos en España. Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)

lunes, 27 de mayo de 2013

Mercedes Milá, la Señora de las bragas de oro

   




   Conviene anotar en algún lado las gestas, tantas que quizás se escape alguna en el repertorio, ese Cantar de la Mía Milá que ella misma en prime time va obrando, para que en el tiempo perdure más su huella: toquetearle los gabilondos a un reportero, morrearse de lo lindo con un consursante, quedarse en sostén, mostrar el zambombo, el tendido y largo peritaje sobre sus truños… en fin, Milá nos enseña ahora la bragada.
      
    Más que un Cantar parece la viruela de una regresión a la Infancia, un Retorno a Miláshead. Como en la cochambre sexual de hace mil años, oye, guapa, te doy un duro, si me dejas verte las bragas. Ahora en la cadena de Berlusconi, ese caballero, le dan muuuchos duros a ella por enseñar las bragas. Quizás replicaría ella que hace lo que sale del bolo, pues qué guay.
    
    Resultó curioso la coartada buscada: la petición de que “enseñara” partió al parecer de una concursante, para de esta manera hacer así las paces con ella. De una lógica aplastante la enseñanza, claro. Aunque más aplastante aún la reacción de lo que antes se llamaba el respetable: cuando Milá subióse el vestido para mostrarnos encantada su íntima lencería, cuando así de suelta posaba ante las cámaras, aquel público en pie puesto, rugiendo como manada de bravos morlacos, la vitoreó por palmas, premiando así ese alarde torero.  Todo muy lógico, al parecer.

     
   Pero la trayectoria personal de Milá es a la vez el mejor correlato simbólico de la regresión cultural que como sociedad experimentamos: de ser una más que incisiva entrevistadora periodística, de presentar junto a Marsillach en la Cadena Ser programas sobre la educación a Reina Madre de la Telebasura pura y dura. De paladear aquella obra de Juan Marsé (La muchacha de las bragas de oro) a jalear estas obras incompletas de Mercedes Milá.  Al augur que nos hubiera dicho en 1982 en la Facultad de Periodismo que acabaría Mercedes Milá a todo trapo enseñado en prime time las bragas lo habríamos condenado a desprecio. Es lo que hay hoy: el Cantar de la Mía Milá, y tal y tal… y tal.



LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS
(Resumen de la obra en post del 27-1-2013 y 1-2-2013)
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas. Precio del libro: 15 Euros. Gastos de envío por correo certificado incluidos en España. Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)

sábado, 25 de mayo de 2013

Enganchados a la Primavera, sí


     




   Bueno, reinaba ya la Primavera con toda su trompetería incitadora por todas partes, como si hasta el asfalto en cualquier momento fuera a resquebrajarse delante de los buses para dejar paso al estallido de unas flores nunca vistas.  Los jilgueros, en un alto de su furioso trinar, se daban de lo lindo el pico unos a otros encima de las señales de tráfico, especialmente sobre esas que prohíben no sé cuántas maniobras, como si adrede quisieran con sus acrobacias amatorias burlarse las aves de las normas.  Hasta el muá se debatía entre las ganas de ponerme a cantar a pleno pulmón y el natural decoro que a todo civilizado ciudadano se le supone. Subí previsoramente las ventanillas del coche, por si me ganaban en un momento dado las ansias cantarinas, y frené delante del semáforo. Entonces los vi. Dejé de golpe de tararear La vida loca.
   
   Eran una pareja de quinceañeros convencionales. Esperaban que se abriera su semáforo. Ella, un poco más bajita, tenía el pelo negro largo y liso, y vestía una camiseta blanca y un pantalón de chándal. Tras ella, encimado a su espalda, no al lado, sino milimétricamente adherido a la trasera de ella, tan pegado como los cuerpos lo permitían  aunque sin presión incordiante, el chaval, rubio, creo. Estaban así, como uno detrás del otro empalmados, como uno al otro fundidos, serios pero no tensos. No hablaban, y no parecía que lo necesitaran. El brazo izquierdo de él, sobre el plano vientre de ella, cerraba en escudo un tándem perfecto. Aunque mantenían la clásica postura que en las pelis vemos entre un secuestrador pistola en ristre y un secuestrado, se veía a las claras que era aquella una jovencísima pareja en una muy cómplice armonía.   
    
   Solo eran ellos, claro, una primicia más de la Primavera. No, aquellos chavales no estaban dándose ningún lote delante de las narices de los viandantes, de los adustos adultos que les contemplábamos algo suspicaces desde los coches. Eran solo alevines partícipes de un clamor más general, de una oleada natural que en los árboles y en los cielos, en la luz y en el aire invadíanlo todo. Oficiaban entre ellos, me parece que incluso de forma inconsciente, un ritual más de apareamiento, como una ceremonia de post-apareamiento mejor dicho, la simbólica prolongación de unas nupcias, que el brinco de la propia sangre y la Naturaleza les contagiaran. Acoplaban y soldaban así sus cuerpos, mostrando de una parte en público su vínculo, reforzándolo, y exhibiendo a la vez la ilusión que tras el Amor palpita de ser para siempre ya los dos amantes sólo uno.
     
   Cambió a verde el semáforo que les daba paso. Pitaba diferente también. Y entonces, unos más entre la gente que lo cruzaba, para mi pasmo, echaron ellos a andar enlazados uno detrás del otro, como estaban antes pero ahora en movimiento. Pierna tras pierna, cuerpo tras cuerpo, brazo izquierdo de él haciendo tope contra el estómago de ella, haciendo de ambos una única criatura excepcional que tuviera cuatro piernas y dos cabezas. Avanzaban así, soldados y muy bien coordinados los dos. Por ninguna parte se veía que el chico portara pistola alguna apuntándola los riñones. Me recordaron por un instante a aquellos pobres perros enganchados tras el coito que tanto se veían por mi barrio en la infancia. Qué sensaciones más encontradas nos provocaba su visión. Enseguida vino también a mi mente –como si a la primordial memoria biográfica sucediera la cultural- la hilarante escena que en idéntica disposición corporal protagonizan Cary Grant y la Hepburn en La fiera de mi niña. Pretendía Grant disimular en público la rotura del vestido de ella, que no entendía, aunque mucho le placía, que él tanto la encimara por detrás.
    
   El caso es que, junto todo ello en mi confundida sensibilidad, exploté de la risa justo cuando cruzaban delante de mi coche. Pensé al momento, ostras, se van a pensar que me choteo de ellos y lo mismo me dedican una primaveral peineta, ya verás. Iba ya a ofrecerles un gesto de disculpa… cuando vi que para nada en mí habían ellos reparado, ni en mí ni en absolutamente nadie, encantados y atentos sólo a la trabazón que a ellos tanto enlazaba.  
      
   Aún me demoré un poco en observar su gloriosa marcha yuxtapuesta, que para nada abandonaban, a través ya del parque cercano. La dulce fiera de la primavera, pensé, con el ánimo un tanto suspendido y ecuménico. Sólo que el coche de atrás me clavó una claxonada y tuve, claro, que de allí aligerarme. No sin antes dejar de lanzarle yo por el retrovisor una fiera mirada de desdén al cenutrio que a las espaldas me claxoneaba. Y c´est fini.



LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS
(Resumen de la obra en post del 27-1-2013 y 1-2-2013)
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas. Precio del libro: 15 Euros. Gastos de envío por correo certificado incluidos en España. Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)


viernes, 24 de mayo de 2013

Bauzá, la Miss y el desliz


     


   En cuanto pueden se comportan como rajás. No tienen ni idea de la distancia simbólica que con gestos así abren respecto a la gente normal, y de la difusa antipatía que entre los sufridos ciudadanos de esta forma para siempre se granjean. Desconocen y desprecian, claro, las pautas elementales de la comunicación política en las sociedades modernas, y así les va. Ignoran además lo urgentemente necesitada que de buenos ejemplos públicos desde el Poder político se halla la ciudadanía. Cavan día a día, al regalar tan fácil munición al contrincante, su propia tumba política.
       
   Bauzá, el presidente balear, se ha fichado como secretaria personal a Miss Baleares 2009, que tiene, claro, 25 años y un escándalo como brújula por todos los puntos cardinales de su geografía corporal. Se dirá, ella es licenciada y ejerciente en Periodismo, y domina al parecer el inglés y el alemán. Es un cargo además de designación, que requiere, en serio, total disponibilidad. Y es verdad, en modo alguno se puede criminalizar la belleza. Puede que sea diligente ella en su cometido, ya veremos. Veremos también si puede Bauzá concentrarse. No se discute eso; se cuestiona la penosa imagen –decisivo aspecto en la Política hoy- que desde el Poder así se transmite.
   
   Sobre todo cuando sábese que fue precisamente Bauzá miembro del jurado -¿qué demonios pintaba un presidente en ese evento?- en el susodicho certamen de misses, y que otorgó entonces él la máxima puntuación a la ya miss de sus ojos. ¿Qué puede entonces a la vista del embrollo, con independencia del fondo del asunto, pensar y maliciarse la ciudadanía, tanto la cultivada por la Telebasura como la que a diario sufre los rigores de la crisis. ¿A nadie se le ocurre pensar en la trascendencia simbólica de los actos discrecionales de gobierno?
     
   Se sabe además que ese puesto de personal secretaria –la que escucha, escribe y calla-  hállase tiempo ha remunerado con 50.023 euros anuales más dietas (cierto que, tras los impuestos, esa es otra, quédanse en 30.000, tampoco un potosí). Con todo, qué magnífica ocasión al menos para, tratándose de, aunque soberbio ejemplar de la Belleza, sólo una joven sin experiencia y recién contratada, al menos haberle públicamente reducido a la mitad la soldada en el cargo, ahorrando dinero a los contribuyentes y dando dos bonitos ejemplos en una sola tacada.
   
   Les podrá parecer a Bauzá y al PP pura bagatela una cosa así, pero sólo es porque ignoran y desprecian la apremiante necesidad que de ver ejemplos concretos tienen los ciudadanos, cuando tantos sacrificios a ellos se le exigen, para poder recuperar alguna confianza en los poderes. Las nefastas connotaciones simbólicas del desliz de Bauzá oscurecen además los mejores datos de su gestión, como la sobresaliente reducción de Direcciones generales en su gobierno, que han pasado de las ¡66!  que se mantenían bajo el inenarrable Gobierno de Progreso (menudo progreso) anterior, a las 29 con que ahora se cuentan. 



LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS
(Resumen de la obra en post del 27-1-2013 y 1-2-2013)
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas. Precio del libro: 15 Euros. Gastos de envío por correo certificado incluidos en España. Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)

jueves, 23 de mayo de 2013

A Valderas le sienta bien el chándal


   



   Algo flota en las trazas de don Diego Valderas, Vicepresidente de la Junta de Andalucía, que recuerda las que gasta el bolivariano Nicolás Maduro. Parece a menudo Valderas un Maduro que, en efecto, hubiera ya a la sazón madurado.  Hace poco se refería Valderas a una delegada oficial como “sí, hombre, la de las tetas gordas”, y sabemos también que a Maduro las mujeres mucho gustarle, que él mismo lo dijo, para de paso veladamente acusar de julapa a Capriles, oficialmente denominado el Líder Maligno, en justo paralelismo a las mofas que aquí ciertos prohombres de la Izquierda como mariposón de Rajoy  alguna vez hicieron.
     
   Diríase ahora que, al hacer de Maduro –¡y del castrismo!- el espejo ideal y práctico en el que Valderas –y con él, el gobierno andaluz- se asoma, para imitar y proponer para Andalucía lo que allí se ve, quisiera en realidad un poco rejuvenecerse. Bueno, también de paso ya, siendo él y los suyos puritista Casta, apropiarse pro domo sua el ideal de la muerte chavista que a las Juventudes Indignadas tantísimo electriza. Esa es la jugada Valderas.
     
   Anuncia por eso ahora Valderas, desde su cargo, un protocolo de cooperación directa que lleve al gobierno andaluz a reforzar lazos con los regímenes venezolano… ¡y cubano! “Hay que pasar de las palabras a los hechos”, Valderas dixit, “y no se trata sólo de hechos de colaboración económica, sino también de compartir elementos de carácter político” continuó dixiendo. ¿Compartir acaso la fórmula chavista –pero de Chaves y Griñán- de los ERES falsos, el multimillonario desvío a fondos privados de dineros destinados a los parados andaluces que tan poco a IU parece conmover?
    
   Adornóse,  ya puesto, Valderas un poco: “Hay profundas raíces históricas que queremos conservar cara al futuro en el marco (eso, en el marco, en el marco) del desarrollo de dos pueblos que luchan por objetivos muy similares”. Así, “una vivienda para los desahucios, el respaldo de garantías alimentarias para la ciudadanía (debe ser que así se llama ahora al racionamiento o al desabastecimiento esencial) o avanzar en el marco (eso, mucho marco, mucho marco) de la democracia, de la libertad y el respeto a los derechos humanos… objetivos que coinciden con las aspiraciones del pueblo cubano y que desarrolla el gobierno de Cuba (el gobierno de Cuba, ese marco incomparable quizás tuvo la tentación de añadir).
     
   Sí, yo creo que a Valderas, arreglándole un poco las sisas, como a Electra el luto en la obra de O´Neill, ha de sentarle bien el flamígero chándal bolivariano.



LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS
(Resumen de la obra en post del 27-1-2013 y 1-2-2013)
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas. Precio del libro: 15 Euros. Gastos de envío por correo certificado incluidos en España. Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)

miércoles, 22 de mayo de 2013

De tal Mao, tal nietecilla


     



   Teníamos al orondo Nieto del Sumo Líder Norcoreano –el Único pez gordo en todo el país, fíjense bien, plis- en todo el esplendor de su trono absolutísimo. Teníamos al revolucionario hijo de Fidel, cuidado con él, acaparando entorchados golferos sin tasa, mejorando en eso al Padre padrone. Nos llegan ahora, en este continuo pase de emergentes modelos comunistas, noticias de la nieta de Mao, aquel que se hizo llamar el Gran Timonel, el mismo de sobra conocido como uno de los mayores genocidas –indudable poseedor del récord sobre la cantidad de víctimas que un Régimen ha jamás producido- de los que la Humanidad tenga conocimiento.
     
   Pues nada, le voilá, la nieta de Mao, Kong Dongmei, como si acumulara en los genes una similar desmesura, que aparece ya en la lista de las 500 personas más ricas de China. Siendo China principal factoría de Multimillonarios now, no es cosa de despreciar la marca de esta Kong. Le estiman a la joven nietísima, nada, un patrimonio de 619 millones de euros, en tanto que accionista y ejecutiva principal de una Compañía de seguros.
    
   Si fue su Abuelo picador, aunque de hombres, allá en la China, y bien conocido es el serrallo de jóvenes camaradas entre las que Mao rijoso picoteaba, también Kong ha despreciado el estricto sistema de planificación familiar allí imperante y cuenta tres hijos ya. Presidió además ella una editorial, Nueva Cultura Roja, que reivindica una actualización del maoísmo a la actual economía china. Ha supuesto la revelación de su Fortuna un nuevo mentís para el Régimen neocomunista actual, que aseguraba “que ningún familiar de Mao se ha metido en negocios”.   
    
   Se dirá que es con todo preferible un Régimen, el chino actual, que permite apilar millones de euros, a otro, el maoísta, que acumuló montañas de millones cadáveres bajo el sendero luminoso de su delirio ideológico. Y es la pura verdad.  Lo único es que el caso de la nieta de Mao nos trae una vez más a la conciencia el continuo ritornello aquí presente sobre la injusta distribución de las riquezas en el mundo, los Ricos y los Pobres, los Poderosos y el Pueblo, y tal y tal.
   
   Aquí ese ritornello, digo, pues tienen los jerarcas chinos allá la inmensa Fortuna, encima, de no conocer marea de Indignados alguna en su contra, cómo se lo montarán ellos. De haber Indignados en la China, quizás le hicieran  “escraches” a la Maoíta. Escraches que son, por el momento, la versión light de aquellas inolvidables sesiones de tortura pública a los burgueses contrarrevolucionarios y facciosos que a Mao y los suyos –y a los suyos de aquí- tanto deleitaban.



LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS
(Resumen de la obra en post del 27-1-2013 y 1-2-2013)
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas. Precio del libro: 15 Euros. Gastos de envío por correo certificado incluidos en España. Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)

martes, 21 de mayo de 2013

La Izquierda Ultra: Trueba ataca de nuevo




   Presentaba en Londres don Fernando Trueba, el por este Sistema hipergalardonado cineasta, su penúltima creación, “El artista y la modelo”. El manual del márketing más rancio exige para ocasiones tales, como sabemos, unas explosivas declaraciones, (Público.es 15-5-13) de esas que levantan escándalo y que obligan a todo el personal a comentar el pasote. Ya hemos anotado otras veces –con gran fracaso, la verdad- que con la “hooliganización” global que las redes sociales promueven, los prebostes de la Izquierda, que copan el mundillo cultural, han intuido a la perfección que las apelaciones hoy, cuanto más burdas y vulgares, más efectivas entre los consumidores resultan. Y a ellas, sólo por conservar su privilegiado status, con denuedo se aplican, mostrando una vez más su verdadera ideología ultra.
      
   Habíamos glosado ya en este mísero blog –errado y herrado azote de los prohombres del Progreso, qué vamos a hacerle- la estrafalaria colaboración publicitaria de Trueba con el Banco de Sabadell, qué nivel (post de 2 y 3-11-2011). Dice ahora Trueba, para calentar motores y ensuciar lenguas, que “la palabra comercial es un concepto super-relativo y gilipollas, inventado por el capitalismo subnormal… Es más fácil desde luego que te contrate Tele 5 y que hagas una comedia gilipollas”. ¡Con la de preclaros Solidarios que en esa cadena por todo lo alto brillan hasta forrarse!, cabría argumentarle. Detéctase además ya aquí la manía “gililoquesigue” que ahora a Trueba mucho turba, prueba de la predilección por el lenguaje chabacano en que los popes izquierdistas, como aquí tenemos  demostrado, últimamente chapotean.
    
   ¿Sobre los Premios? “Siempre vienen bien para promocionarse… Cuanto más mayor soy más me doy cuenta de lo gilipollas que soy… los que más ilusión me hacen son los que te han dado por algo que no es tu trabajo, como los ocho Grammy que he conseguido como productor musical”. No sé si puede entonces sostenerse aquello del “capitalismo subnormal” de antes, si premia tantísimo éste a mentes tan lúcidas como la que nos ocupa. O quizás por eso mismo al menos bien estúpido sí que sea. Nunca hubo Sistema que galardonara tanto a sus más conspicuos aborrecedores. Pero con todo, le sirve este acelerón a Trueba de trampolín desde el que explotar, y demostrar ya el diáfano sentir de esta elitista Izquierda Ultra:
     
   “Desde que el cine (así, en genérico, dice Trueba) se posicionó contra la Guerra de Irak hay un odio de la gente de la derecha de nuestro país, que nos ha identificado con el enemigo. Probablemente siempre nos odiaron. No se dan cuenta del crimen que cometen (las peores películas del Oeste son menos maniqueas que el modelo no argumentado que este artista nos propone: nosotros contra la Guerra, ellos nos odian, siempre nos odiaron, cometen crimen) … Los que están ahora en el Gobierno son los mayores enemigos de nuestro país que nunca han existido (nada menos que los MAYORES enemigos que NUNCA, oímos bien, ni los de Sortu eso dicen ya) … Son los antipatriotas (ese soniquete sí nos suena) por excelencia. Son la gente que odia a España (¿pillamos el paralelismo sugerido por el artista? Nos odian a nosotros ergo odian a España) y lo único que quiere (¡lo único!) es destruirla, a España y a su cultura… Sois los que venís con la excavadora a demoler y a destruir. Sois una puta mierda (exhorto demoledor donde los haya, pues sólo cabe tras el mismo musitar que, en efecto, les queda a ellos la palabra, la palabra soez).”
     
   No podía Trueba finalizar su heroico alegato-entrevista sin una peculiar y llamativa auto-crítica, que en su salsa chabacana  resulta, con su obertura a las Juventudes Indignadas, todo un excrementicio  colofón: “Una generación, la mía, que ha fracasado. Ha demostrado que es incapaz de hacer nada. Debe dar paso a la siguiente y dedicarse a sus negocios, que eso se les da muy bien: ganar dinero y robar se les da de puta madre. Espero que una generación nueva le dé una vuelta a esta puta mierda de sociedad terminal que hay ahora mismo”. Uff, sin duda nos hallamos ante un Pensador a la última.



LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS
(Resumen de la obra en post del 27-1-2013 y 1-2-2013)
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas. Precio del libro: 15 Euros. Gastos de envío por correo certificado incluidos en España. Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)

lunes, 20 de mayo de 2013

Periodismo basura, perro muerde perro




   Apenas suscita escándalo, mugre nuestra de cada día, la nueva de que dos periodistas deportivos midan en público su sinrazón a puñetazo limpio. A sopapo sucio mostraron ambos cenutrios su zafiedad, sería más justo decir. No dos periodistas sin nombre, no, al contrario, dos de los más entre todos conocidos, de los que acaparan espacios y pantallas estelares, de los más exitosos de la una vez humanística profesión. Delante de infantes y en el curso de un sarao benéfico, y qué más da. Mutuamente se ahostian y punto pelota. Siro reparte galletas, Burgos devuelve morcillas, toma y daca, tiki-taka. Lo cuentan luego con pelos y señales – el ojo a la virulé como el estigma de la cafrería- en los espacios que dominan. ¿La causa de la virulenta virulé? ¡Mouriño!, que es ya demasié. Menudo exiemplo de libro, don Juan Manuel.
     
   Ya hemos anotado otras veces aquí –sin eco alguno, claro- la mutación que con la Sociedades de la Telebasura váse experimentando, el prototipo de homo gañanis a que las mismas van dando lugar. Le escribí un día a Josep Pedrerol por Twitter que su programa, contando con buenos profesionales, utilizaba sin embargo, y con masivo éxito, la retórica de la telebasura, y que el periodista ha de ser –artículo primero de la asignatura Etica y Deontología profesional que hube de empollarme- una instancia crítica entre la información y la sociedad. Al momento se hizo Él seguidor mío, y me contestó que era ésa una buena frase. Otro día, sin venir a cuento, me borró de su lista… y pelota punto. Borró Pedrerol la nada: de nada, Pedrerol.
     
   Ocurre así que el mismo periodista que llora un día en pantalla porque “su” equipo ha palmado –hazaña ante la que el Colegio de Periodistas al pleno debería haber derramado ríos de lágrimas-, al siguiente, por mouriñas pajas, se cruza a mamporros con un similar. Al menos los duelos por honor del XIX ateníanse a estrictas normas, no explotaban delante mismo de los niños. Ocurre además que de forma insólita el periodista okupa los territorios privativos del hooligan, “obligando” a éste, que se siente simbólicamente desplazado, a más radicales iniciativas aún para notarse vivo. Pasa luego lo que pasa, -una fiesta para celebrar un título deviene en violenta algarada colectiva, pegan a un baloncestista en los vestuarios, escrachean a los mismos jugadores si pierden- y milagro auténtico es que no ocurra más.
    
 Las Sociedades de la Telebasura, ¡guau!, han conseguido eso también, el darle la vuelta a los mandamientos sagrados del Periodismo: ya ni es noticia que perro muerda a perro. Todo lo más, un eco de suciedad.



LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS
(Resumen de la obra en post del 27-1-2013 y 1-2-2013)
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas. Precio del libro: 15 Euros. Gastos de envío por correo certificado incluidos en España. Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)

sábado, 18 de mayo de 2013

Pelirrojas


      


   Siempre anhelé de chaval tener una novia pelirroja. No sé, eso de ver sobre la cabeza de una adolescente los colores mismos del fuego en llamas, la zarza llameante de una melena roja, tiraba de mí poderosísimamente. Las chicas pelirrojas eran pour muá como un misterio ardiente sobre el inflamable que ya era el propio misterio femenino. Me volvía un poco zombie cuando me topaba con alguna. Las pelirrojas son candentes criaturas del Fuego, sí, exhalaciones corporeizadas de esas ígneas entrañas, las mismas que incendian sin tregua el alto horno en el núcleo mismo del planeta Tierra.
     
   Hum, tener el bosque en llamas de toda una melena de cobre flameante entre los dedos, esa espesura bermeja, ateclarla despacito y sin quemarme. Soñaba en vilo con una novia pelirroja para comprobar si, además de la testa, poseían también ellas el alma en llamas. Para ver cómo era eso, para deleitarme ante ese fulgor. Para además calentarme en paz un poco la espalda detrás de esa alma pelirroja, igual que hacía la gente de mi pueblo durante las largas noches de invierno en el hogar ante el fuego. Quise siempre una novia pelirroja, sí, y como me ocurrió con tantas cosas, jamás lo conseguí. Qué bobo.
     
   A lo más que llegué, más tarde, fue a por mi cuenta idear un relato, en el que un alter ego mío sumergíase en un idilio desaforado con una mujer pelirroja. Qué ínfulas. Aunque tampoco la cosa acababa muy bien. ¿Por qué?




LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS
(Resumen de la obra en post del 27-1-2013 y 1-2-2013)
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas. Precio del libro: 15 Euros. Gastos de envío por correo certificado incluidos en España. Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)

viernes, 17 de mayo de 2013

Lady Laura de los proetarras





   Fue todo un escrache a la Justicia (¿un Skratxe del Pueblo?, icónicamente son los proetarras, frente a los encopetados miembros de la Casta, lo más parecido que hay a lo que con tono elevado suele llamarse… el Pueblo), un escrache al más elemental sentido de la misma. Iba la Policía autónoma a detener nada menos que a una colaboradora de la banda terrorista ETA, cuyas criminales hazañas son más que conocidas. La sangrienta memoria de su terror y de su horror, que a todo Indignado que se precie acaso debiera sobre todo indignar, sí.
    
    Pero entonces una maraña de tropa proetarra físicamente se interpuso por delante, haciendo con los cuerpos muro y burladero, asnalmente negándose además a echarse a un lado, obstruyendo y tratando de evitar el arresto del presunto colaborador etarra, burlando así el normal proceder de la Justicia. Como si ese follón de los cuerpos batasunos amazacotados fuera ya por sí mismo la Justicia.
     
     Como quiera que empezaran con relativa delicadeza los policías a desbrozar el enjambre terco y cómplice de los cuerpos, allá compareció Laura Mintegui, portavoz bilduitarra en el Parlamento vasco. Y este alucinante –y a la vez tan elocuente- parlamento entre esta Lady Laura proetarra (que hace bien poco se atrevió en sede parlamentaria a “justificar” el asesinato del portavoz socialista Fernando Buesa) y los policías pudo allí escucharse:
    
    -Lady Laura de los proetarras: Estefanía Beltrán de Heredia me ha dado su móvil particular (anótese la exhibición señoritil de la prosapia del nombre de la Consejera vasca que hace Lady Laura, junto a la fabulosa revelación del teléfono rojo, de la privilegiada vía de comunicación que a ambas une)
    -Ertzaina 1: Que sí, que me parece correcto, señora (de matrícula ya el senequismo inicial del poli).
     -Lady Laura: … y me ha dicho que en cualquier momento le llame si tenemos algún problema y estoy a punto de llamar. (debe dar gusto tener una tutoría así… cualquier problema tú me llamas, Laura, valeee?)
      -Ertzaina 1: Haga usted lo que considere, señora (magna imperturbabilidad del policía, pareciera que habla Alfredo Landa en El crack).
      -Lady Laura: No quiero volver a ver un desalojo de esta manera. Y si lo vuelvo a ver, le voy a volver a llamar a Estefanía Beltrán de Heredia. Está claro, ¿verdad? (obsérvese el tono imperativo, propio sólo de quien tiene mando en plaza, para dirigirse ¡a la Policía!, tras la reiterada exhibición del nombrecito de marras).
      -Ertzaina 2: De paso aprovecha y le dice que se vayan soltando, que no se agarren y demás, ¿vale? (sencillamente magnífico el fino sentido del humor en el policía, digno de alguien con un espíritu grande, sensato, cervantino, pues deja en evidencia a la Doña sin ofender a la agitada interlocutora).
      -Lady Laura proetarra: No, perdón, yo con usted no tengo que hablar, yo tengo que hablar con él (claro se ve ya que la Señora ha quedado del todo corrida con la respuesta anterior, pues reacciona con el socorrido y algo clasista argumento de “yo elijo quién merece hablar conmigo”).
     -Ertzaina 1: Señora, eso se llama resistencia activa y es un delito (quirúrgica precisión terminológica, casi notarial, en el agente, de una sobriedad clamorosa).
     -Lady Laura: Sólo quiero que no se los lleven de esa manera.

    Ni que se les llevaran entre argollas como por su acción denigrante merecieran, Señora de los proetarras, digo ahora yo.  Y esta primorosa escena, que vale como un compendio de tantas cosas de la Historia de España y de nuestro presente, casi en sí un Episodio Nacional más de los de Galdós, pudo verse antes de ayer en Ondárroa (España).



LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS
(Resumen de la obra en post del 27-1-2013 y 1-2-2013)
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas. Precio del libro: 15 Euros. Gastos de envío por correo certificado incluidos en España. Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)

jueves, 16 de mayo de 2013

El hijo de Fidel, que no para de ganar torneos de golf


      


   
   Cuenta una malvada leyenda facciosa que, en un alto de la ya triunfante Revolución, andaban Castro y el Ché mano a mano dándole al deporte de la pelotita sobre las verdes y paradisíacas lomas de un campo golfero en La Habana. Se comprende enseguida que nada de lo que ese par de Superhombres hiciera pudiera quedarse jamás en simple anécdota. Fue como si mucho más que un partido entrambos se disputara. El caso es que ganó el Ché … y en qué mala hora derrotara él a Fidel. Es posible que allí mismo comenzara a fraguarse su declive. Por de pronto al día siguiente Fidel ordenó la tajante prohibición del golf por… por ser muy capitalista deporte, claro. También en la otra esquina del mundo, otro gran Benefactor de la Humanidad, camarada Mao, había proscrito el golf por… por su inequívoca condición burguesa.
    
   Ahora, en irónico boomerang del Destino, sabemos por la prensa que el Hijo de Castro, Antonio, se ha proclamado campeón de la Quinta Edición de la Copa Montecristo, que en Varadero tuvo lugar. No sabe uno bien qué pensar, pues si es condición de todo hijo el querer en algo superar al Padre, quizás pareciera aquí que estamos ante el Hijo devorando a Saturno, si no fuera porque acaso ese mismo Saturno –y su Gran Hermano Raúl, que todo allá lo tutela- quizás vea en los éxitos golferas de su vástago una revancha histórica como poco.
     
   Y es que los vaivenes caprichosos de los mandamases comunistas –en lo ideológico y en lo privado-  en sí  son ya fenomenales birdies, a cuyos sorprendentes altibajos con gusto y devoción se entrega la mayoría de su entusiasta feligresía. Si dice ahora Fidel que es que es el golf deporte nacido de las entrañas mismas del Pueblo cubano, extensión del heroico carácter del guajiro, expresión de solidaridad internacional con tantos Pueblos del mundo en el hoyo, no se hable más: Amén, Fidel y viva el golf.
    
   Dice la prensa que la Copa de Montecristo, pese a ser un campeonato internacional amateur, va adquiriendo más y más prestigio, que incluye ya a participantes con hándicap menor de 24 y cierto poder adquisitivo, y que este año reunió a 100 participantes de 15 países distintos. Que las reformas de Raúl Castro incluyen 16 proyectos golfísticos, cuyos verdes campos mejor sirvan a la promoción del turismo. Y que en fin, el hijo de Castro pudiera estar en la sombra de los susodichos emporios golferos.
     
   Se entiende del todo ahora la marcha a Cuba de Willy Toledo: nato comediante él, quizás pueda haberse ofrecido a remedar al Ché y, frente al Niño de Castro, por poderes dejarse ahora ganar, retomando así en el Tiempo  el histórico partido que en los albores de la Revolución reuniera a ambos Superhombres, devenidos hoy mediocres caricatos, golfistas totus.




LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS
(Resumen de la obra en post del 27-1-2013 y 1-2-2013)
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas. Precio del libro: 15 Euros. Gastos de envío por correo certificado incluidos en España. Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)