Páginas vistas en total

martes, 14 de abril de 2015

Rosa Díez, ¿Tú también, Irene Lozano, brutita?

     


(9 días para el Día del Libro. El mío es LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS. Puede ser el tuyo también)
10 euros por correo ordinario. Personalmente dedicado.

Mi voz, en COPE, entrevistado por Cristina López Schlichting, sobre el porqué y el para qué de mi libro, cinco minutos
   
    Rosa Díez, valerosísima mujer contra el filoetarrismo totalitario, a quien tanto por ello debe la Democracia española, probablemente cometió el Error de su vida política al negarse, en el momento decisivo de la reordenación del panorama político, a la colaboración con el partido de Albert Rivera. Su terquedad, su soberbia, su egolatría, esas espinas de la rosa, quedaron allí sobradamente expuestas, hasta casi hacer de la rosa, cardo.  Expulsó manu militari a su cabeza de lista en las europeas, Sosa Wagner, por defender éste el acercamiento a Ciudadanos y por censurar el autoritarismo de la Lideresa. Las insólitas piruetas filopodemistas posteriores cara a la galería de su partido acabaron por rematarla ante la ciudadanía. Rosa está, permítasenos esta vez lo facilongo, marchita no, lo siguiente: seca.
     
   Ahora bien, el bárbaro espectáculo de traición, tras el fiasco de las elecciones andaluzas y en vísperas de las locales, en desbandada y a bajas puñaladas, a la vez que se hacen hueco en el partido rival, de muy cercanos colaboradores suyos en UpyD nos resulta de una crueldad repulsiva, verdadera muestra de las bajísimas pulsiones sobre las que a menudo se arrastra la Política. Si lacayunamente respaldaron, y más, si con penosas iniciativas inquisidoras propias, avivaron en septiembre de 2014 estos la cruenta defenestración de Sosa Wagner y el rechazo al acuerdo con Ciudadanos, cómo entender, si no es desde la deslealtad más básica, el presente apuñalamiento en conjura contra la hiper-respaldada Emperadora entonces (110 votos a favor, 4 en contra y 3 abstenciones en el Consejo Político).
     
   Y entre los conjurados felones a Rosa, para más inri ha descollado Irene Lozano, estrechísima colaboradora suya, que no es una política pura, pues viene del periodismo, y que cuando el asunto Sosa Wagner precisamente sobresaliera por su férrea inquina contra él, lapidándole como mezquino, persona de mal estilo y manirrota. Me alegro de conocerte un poco mejor. Perdona que no me levante. Así terminaba Lozano su tremendo artículo. Quizás pueda ahora Rosa Díez, desfalleciente entre el reguero sangriento de las rastreras estocadas de los más cercanos, devolverle esas palabritas divinas… Perdona que no me levante, Irene.
  

    

 (Abril abrazos mil, amiga/o. ¿Regalarle a alguien, regalarte mi libro? ¿Agradeces el blog? ¿Lo valoras? ¿Merece una pequeña recompensa? Necesito vender algún ejemplar más de mi libro, que es además muy bueno -creo-, para seguir escribiendo también este blog. Pídemelo y te lo dedicaré personalmente. Precio por correo ordinario: 10 euros. Precio por correo certificado: 15 euros)
  

LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS
(Resumen, análisis y UN CAPÍTULO de la obra en estos enlaces)
UN CAPÍTULO:
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas.  Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)

No hay comentarios: