Páginas vistas en total

sábado, 17 de octubre de 2015

Antisistema: llevarás corbata por Mas

     


   Son ellos tan tan antisistema, suspiran y sueñan y laboran tanto ellos por un mundo nuevo construido sobre la Fraternidad y la Dignidad de los hombres y las mujeres, odian tanto tanto este pudridero de explotación y clasismo capitalista… que van estos nobilísimos idealistas a encorbatarse, a vestirse sólo la corbata… para hacerle la ola a Artur Mas, para solidarizarse con el hereu de Pujol, tan tan honorables todos, para estrecharse cuerpo a cuerpo con el héroe del 3% pa la saca en todos los contratos públicos,  para compartir la emoción con su muy corruto Padre padrone putativo, que es hay que verle, lo bien que le queda al cinicorro la corbata sobre el impecable terno, la compasión con que mira al que quiere dividir a la gente en un terruño tribal más, qué fiebre de delirio compartido en esa mirada arrobada.

   Eso ha conseguido Artur Mas, ciertamente: que los Jefazos de las Mareas Indignadas que sitiaban hace bien poco el Parlamento catalán amenazando incendiarlo, sumisos se encorbaten hoy a sus pies. ¿Y los nobles e idealistas Indignados de base, en Cataluña y en España toda, tras ver la abyecta estampa de la sumisión de sus Líderes ante Mas? Silbandooo, silbandooo… No son mejores que sus genuflexos Jefes, está claro. Escúpeles más, Artur Mas




    ¿Te gustaría leer y tener mi libro?
LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON INFULAS
154 pgs de humor, erotismo, aventuras e ilusiones.
Personalmente dedicadas. Puedes pedírmelas aquí, o en 
josemp1961@yahoo.es  Es muy sencillo. En España: 10 E por correo ordinario, 15 E por correo certificado.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Posiblemente este comentario nunca verá la luz; está usted en su derecho como autor del blog y
cada uno en su casa hace lo que apetece, pero sé que usted lo leerá y con eso me basta.

Resulta gracioso verles a ustedes los guardianes de las esencias patrias tan preocupados porqué un partido independentista como la CUP mantenga la coherencia de su discurso y no invista a Mas. Infiere usted del hecho de la presencia de Baños en la manifestación de apoyo al President que la CUP va a apoyar a Mas. no solo eso, sino que monta un discurso vendiendo ese hecho como un acto de sumisión de las Candidatures d'Unitat Popular al Convergència que supone complicidad con todo el abanico de lugares comunes de la corrupción en el país, tres por ciento, etc.

O bien poco conoce usted la realidad catalana y su historia reciente, o bien manipula usted conscientemente para llevar el agua a su molino. Por educación al hallarme en su casa como decía al inicio, asumiré la primera de las opciones e intentaré como decimos por aquí, "fer-li'n cinc cèntims".

Las decisiones en las CUP se toman de forma asamblearia; ni Gabriel, ni David Fernàndez ni por supuesto Baños, tomaran decisión alguna que no esté consensuada con las bases, y estas han hablado muy claramente: si depende (y así lo indica todo) de la CUP, Mas no volverá a ser President.

La CUP no son ERC; ni son, por más que le sorprenda y eso, insisto, es fruto de su ignorancia al respecto, nacionalistas. El nacionalismo catalán tiene una base absolutamente conservadora y tradicionalista. El convergent es de misa cada domingo (o al menos así fue educado), de devoción a la Moreneta y adicto a los versos de Mossèn Cinto Verdaguer. Su nacionalismo es identitario; "pàtria, religió i llengua".

La izquierda independentista, por el contrario, nunca ha sido nacionalista. En sensu contrario, siempre se ha definido como internacionalista. Laica, proletaria y solidaria con el resto de pueblos de Europa. Esa izquierda independentista es la que piensa que tiene muchísimo más en común con un agricultor andaluz que con un propietario rural catalán de quin ce generaciones. Y eso no va a cambiar. La CUP, como heredera de esa corriente presente en la historia catalana desde principios de siglo no cree en la independencia por una cuestión identitaria, ni tan solo económica. El mayor déficit fiscal no es con el resto del estado, lo es con con la oligarquía; y esa no tiene identidad nacional.

No confunda un apoyo a la institución del President de la Generalitat de Catalunya a la que contemplan más de 8 siglos de historia con un apoyo a la figura política de Artur Mas, porqué se equivocará.

Hoy 19 de octubre de 2015 le apuesto a que Mas no será el próximo President; o al menos, no lo será con los votos de la CUP. Si hay nuevas elecciones y gana, que lo dudo, entonces quizá, pero la CUP no renunciará a su esencia bajo riesgo de perder todo el apoyo presente y futuro (en aumento) que tiene.

Insisto en que resulta cómico ver a la derecha española preocupada por si la CUP apoya a la derecha catalana. Como en tantas otras cosas respecto a la realidad catalana, cuan equivocados están...

Salut i República!