Páginas vistas en total

miércoles, 7 de octubre de 2015

La mañana en que José Blanco puso verde a Coleta Morada

     


   Fue un momento insuperable, de esos que ni las mejores astracanadas del gran Muñoz Seca alcanzan. De los de partirse la caja, vamos. Ocurrió en la sacrosanta sede del Parlamento europeo. Le llegó el turno a Coleta Morada, esa luz de los oprimidos, para hablar en defensa de los refugiados, que en alud apocalíptico arriban a la Europa de la Troika criminal. “Iglesias… Iglesias…”, repitió el speaker en vano. Alguno desde el escaño es seguro que para su adentros en chanza lo canturreó, Iglesias, hey, no vayas presumiendo por ahí… y ven al tajo, que es aquí… pues Iglesias no llegaba, es que no llegaba. Se equivocó la Coleta, se equivocaba. Se quedaron esta vez los refugiados sin defender. Quedó Coleta Morada en evidencia. Faltó al trabajo –en defensa además de a quienes más jura adorar- el muy marxista.
    Ah, pero la pintiparada ocasión al vuelo la cazó José Blanco, pájaro más que pinto esta vez. Agarró entonces él el micro y con soltura de impoluto crooner en Las Vegas, con medida indignación justiciera en el tono, más que las cuarenta las ochenta le cantó allí al Coletudo: “La obligación de un parlamentario europeo es estar en este debate. Lamento profundamente su ausencia, porque… quien mucho abarca poco aprieta”. ¡José Blanco, qué valor, el Santo Patrón de las Gasolineras Turbias, el Ministro que se dormía en el escaño en pleno Pleno, el Factótum corruto al que hubo de buscársele cómodo acomodo allí, así de implacable piando, qué digo piando, azotando con refranes del Pueblo al Líder Sumo del partido con quien Pedro Sánchez tanto Poder se ha repartido! A… lucinante.
   Reconózcaseme que estas tragicómicas estampitas sólo son capaces de regalárnoslas los Prohombres de la Izquierda, tan dados ellos por formación al más descarado cinismo-leninismo, valga la redundancia. Mendo mata a menda. Apelotante escena, vive Marx






   ¿Te gustaría leer y tener mi libro?
LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON INFULAS
154 pgs de humor, erotismo, aventuras e ilusiones.
Personalmente dedicadas. Puedes pedírmelas aquí, o en 
josemp1961@yahoo.es  Es muy sencillo. En España: 10 E por correo ordinario, 15 E por correo certificado.

     

6 comentarios:

Anónimo dijo...

D. José,

Insuperable el post, insuperable la grandísima escena. Una vez más la anécdota como fiel reflejo del más puro cinismo patrio, exportado a la sede de los cínicos europeos.

Lastima que esta anecdota, contada como aqui, no aparezca por ningun periodístico lado... lastima.. ¿ por qué será ?

pd. Ha tenido que venir Putin a acabar con los yihadistas... la cosa tiene eggs. Europa mientras racandose el ombligo. Mucho raca- raca de proyecto europeo y mucha soflama de los bienvividores diputados.

misael

Jaime dijo...

Gran post, acorde con la grandeza del personaje retratado; debiera figurar en la antología de la literatura patria.
El Gran Pepe no se merece menos, por su gran oratoria, manejo del idioma y un sin fin de etcs. que sería prolijo enumerar.

Anónimo dijo...

¡Vaya, vaya, Don José! El Coletas ni está ni se le espera y mire Vd. por donde, Pepiño en su dulce despertar, porque quien nos puede asegurar que lo que hiciera en el Parlamento Español no lo siga haciendo en el Europeo, y digo que en su abandono de los brazos de Morfeo ha tenido la buena idea por una vez en su vida de machacar al personaje debido, y desde la Imperial Castilla, su ferviente admirador sucumbe (al menos por una vez) al encanto de Don Pepiño.

Caba dijo...

Pepe Blanco será un corruto, no tendrá estudios, lo que queráis, pero que era el más listo del PSOE de Zapatero, de aquí a Lima. Y si tuviese que enfrentarse a Coleta Morada cara a cara se lo cepillaba de dos sopapos. Pepiño era malo, pero no tonto. El tonto y encima malo, era su jefe.

Anónimo dijo...

Caba,

He pasado varios años de mi vida con la duda que vd. da por resuelta. zp ¿ era malo ? ¿ era tonto ? ¿ o ambas cosas a la vez ? Resolví pensar que sólo era malo. ¿ Por qué ? Pues porque el julandrón ahondaba pertinazmente en sus mismas políticas descabelladas, sin cejar (nótese el recurso) un ápice.

Pasados ya algunos años, aquellos ministros, que cada vez que se reunian en consejo, temblaba la superficie peninsular, unos terminaron colocados en Bruselas otros en la onu y otros en algun zoo, estan desaparecidos mediaticamente hablando. Aunque hemos de reconocer que dejaron su impronta, que durará muchos años, tantos como se termine de pagar la deuda soberana que engordaron y aún tuvo que engordar más para paliar los desaguisados que cometieron.

saludos

pd. En un país civilizado el no enjuiciado por corruto pepe blanco, a continuación pepiño, no hubiera pasado de concejal de verbenas y costumbrismos, pero ya se ve que aquí nos gusta "de" hacernos notar.

Anónimo dijo...

Caba,

He pasado varios años de mi vida con la duda que vd. da por resuelta. zp ¿ era malo ? ¿ era tonto ? ¿ o ambas cosas a la vez ? Resolví pensar que sólo era malo. ¿ Por qué ? Pues porque el julandrón ahondaba pertinazmente en sus mismas políticas descabelladas, sin cejar (nótese el recurso) un ápice.

Pasados ya algunos años, aquellos ministros, que cada vez que se reunian en consejo, temblaba la superficie peninsular, unos terminaron colocados en Bruselas otros en la onu y otros en algun zoo, estan desaparecidos mediaticamente hablando. Aunque hemos de reconocer que dejaron su impronta, que durará muchos años, tantos como se termine de pagar la deuda soberana que engordaron y aún tuvo que engordar más para paliar los desaguisados que cometieron.

saludos. misael

pd. En un país civilizado el no enjuiciado por corruto pepe blanco, a continuación pepiño, no hubiera pasado de concejal de verbenas y costumbrismos, pero ya se ve que aquí nos gusta "de" hacernos notar.