Páginas vistas en total

lunes, 12 de octubre de 2015

Y en el Día de España, qué, quién, por qué

     


   Al margen de la gélida convocatoria oficial, quién, qué intelectuales, qué instancias de la sociedad civil convocan y movilizan a los ciudadanos para celebrar y reivindicar y defender el punto de encuentro español que a todos nos une. ¿Cómo puede ser que cualquier terruño reúna en su patética vanagloria a masas y banderas innúmeras, y que el canto y la memoria de una nación hermosísima, diversa y extensa, sólo a cuatro matados congregue? ¿Qué funesta maldición es ésta, que a ninguna otra nación conocida en el mundo, sea próspera, bananera o mediopensionista, así aflije? ¿Dónde los Unamuno, Machado, Azorín, Baroja y demás hoy?
      
   España está desnacionalizada, abandonada en su estima y en su cuidado por sus responsables políticos y sociales, esa es la penosa realidad. La inmensa mayoría de los jóvenes ignora por completo el tesoro que encierra, en nada la aprecian y en nada la sienten. Las autonomías, alimentando sin cesar las tendencias centrífugas y cuasi tribales, han conseguido vaciarla de sentido. España subsiste como un milagro, como una inercia fantasmal presta a ser arrumbada.
      
   Entre el Odio declarado de unos (que prefieren la bandera de Grecia, de Venezuela, de Siria, lo que toque) y la pasividad cómplice de otros han descuartizado y arrancado de las conciencias de buena parte de los españoles cualquier idea de pertenencia a una entidad superior con la trayectoria histórica y con las universales cimas culturales que alcanzó España, para sustituirlo por el aldeanismo más ombliguista que pueda imaginarse. Han centrifugado la común idea de España, forjada por millones de hombres y de mujeres, y de grandiosos creadores y artistas, a lo largo de los siglos, hasta hacerla desaparecer del cotidiano conocimiento. Han arrojado por la borda el tesoro de todo ese excepcional precipitado histórico. Han bonsaizado las mentes. Han propiciado la irrupción grosera de sucesivas generaciones de insolidarios separatistas, con un único denominador común en su singular patanería: el acerbo encono hacia lo español, como si Cervantes, Velázquez, Quevedo, Goya, Lope de Vega, Zurbarán, Garcilaso… merecieran sólo su rufianesco desdén autosatisfecho. Han jibarizado a las personas. Quo vadis, España… quo vadis, españoles.







   Octubre va, amigo/a. ¿Regalarle a alguien, regalarte mi libro? ¿Agradeces el blog? ¿Lo valoras? ¿Merece una pequeña recompensa? Necesito vender algún ejemplar más de mi libro, que es además muy bueno -creo-, para seguir escribiendo también este blog. Pídemelo y te lo dedicaré personalmente. 

Precio por correo ordinario: 10 euros. Precio por correo certificado: 15 euros.)
Pedirle su libro a un escritor humilde al que sigues es sobre todo un acto de sensibilidad y de nobleza incontestables.
  

LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS
(Resumen, análisis y UN CAPÍTULO de la obra en estos enlaces)
UN CAPÍTULO:
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas.  Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)

      

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Han sido muchos años de la cosa psoe en el poder y eso no hay nacion que lo aguante. Muchos años donde la vengativa izquierda a menospreciado los símbolos patrios y en cambio ha ensalzado otros que representan disension. Ahora solo se recogen los frutos.

Feliz dia de la hispanidad ! Feliz dia de España !

Misael

Sinretorno dijo...

es muy triste, pero yo este año, intutivamente he visto más conciencia de Hispanidad. Leí su libro, es bueno, pero me pareció muy pesimista el personaje.

Sinretorno dijo...

Feliz día MIsael. Que me lo encuentro por aquí.

Sinretorno dijo...

Feliz día MIsael. Que me lo encuentro por aquí.

José Antonio del Pozo dijo...

Hola, Sinret. Estupendo que hayas visto más conciencia, es milagroso. Gracias por solicitarme el libro. Hum, yo no veo pesimista a mi personaje, pero bueno, respeto, como no, tu parecer. Un abrazo cordialísimo

Sinretorno dijo...

tiene razón, quizás no sea pesimista, pero le sale todo mal...

José Antonio del Pozo dijo...

Hola de nuevo, Sinret: le sale todo a mi prota... regular más bien, diría yo, como la vida misma, jejejé. Gracias!