Páginas vistas en total

domingo, 11 de octubre de 2015

La Mugre nuestra de cada día: Bertín, Coletas, Maite

  


   Se abre de bragueta primero Bertín Osborne (Bertín Osmugre, quizás ya) en su programita de TVE con Pablo Alborán, venga a husmearle la virginidad: que la perdió Alborán a los 14, que muchos de sus amigos antes, ay, lo que eso le preocupaba, que tuvo que irse a Irlanda y allí “me pilló una que era despierta y me arregló”. Y el Osmugre venga a husmearle más, que si era la estrella muy activo sexualmente… y el Alborán que lo suelta, claro, “si no tuviera sexo me pegaría un tiro”. Como lo oyes. Oh, qué tíos. Y la guinda: delante de su mujer alardea Osmugre de haber sido infiel en varias ocasiones. ¿Y Alborán? Sólo una vez, a los 16. Gana Osmugre por k.o., está claro.
     
   En estas que llega P Ig, la esperanza coletuda de humillados y ofendidos, a la onda de Julia Otero, la gran comunicadora del Progreso… y del Banco de Sabadell, tan criminal él. Va Coleta Morada y le espeta a la bellísima Otero… que se está poniendo malo por verse allí encerrado con ella, no en vano fuiste Julia, dice, junto a Isabel Gemio, el mito erótico de mi adolescencia. ¿Se tragaría Otero esa bola aduladora? Siempre Coleta Morada pensando en lo mismo… ¡en el Poder! Le confesó allí yaque …que había él perdido la virginidad a los 16. Vale. ¡Oh, qué scoop!
      
   Bueno, con estos antecedentes, qué decirle a Maite, esa concursante del GH16 que en prime time declama... que ha compartido hombres con su hija, que ¡ella es una mujer libre! , y que puede hacer lo que le dé la gana, y que sí, que se ha tirado a media África. Pues que muy bien, Maitechu, que estás en la onda, maja, que te esperan ya la Fama y la Pasta, claro. Yo que ella, también yaque, escribiría luego un libro contándolo. Y después, la peli, las secuelas y tal y tal. (Por supuesto, daría el 10% de los beneficios a una oenegé). Oh, what´s a wonderful world.
    

     


 LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS

   Porque a mi parecer un libro íntimo, no tanto porque nos revele interioridades escabrosas, sino porque sobre todo consiga con desnudez hablarnos como al oído de los paisajes esenciales del alma de quien lo escribió, es también uno de los más acabados símbolos por los que alguien ofrece al Otro –a quien físicamente no tiene delante, al que de otra forma difícilmente podría hacerlo- la propia mano. Esto soy. En estas historias –no en forma de un discurso, sino con destreza encarnadas en personajes vivos a los que les ocurren cosas, a quienes sorprenden los avatares amargos o alegres de la vida- late la urdimbre sentimental que hasta aquí me trajo.  Quiero ponerlas en común contigo. Quiero revivirlas a tu lado. Puede que te reconozcas también en ellas. Aquí tienes mi mano.

   Por correo ordinario, 10 Euros; por correo certificado, 15 Euros. Personalmente dedicado, si quieres. Pídelas en    josemp1961@yahoo.es

      

2 comentarios:

Jaime dijo...

Parece que todos están influenciados por Freud; todo sexo y poco más; ello demuestra que seguimos siendo un país de reprimidos y nos gusta escuchar en boca de otros lo que no expresamos libremente con nuestras personas cercanas.
Para el reparto de ese generoso 10% de lo beneficios de las películas, libros, etc., te propongo dos ONG,s "Tontos Mundi" o bien "Gilipollas sin Fronteras", así todo quedaría en casa.

Anónimo dijo...

El otro dia aguanté un minuto de osborne con la nieta de franco. Deplorables ambos. A Osborne lo tenia en consideracion pero ahí se me derrumbó el mito. No me extraña... son ya muchos los que han salido del armario... de la mugre.

Misael