Páginas vistas en total

miércoles, 24 de enero de 2018

Jó, qué nochecita

  



   ¿Te despiertas de pronto muchas noches, al rato de dormirte, pongamos que hablo de las tres, con una PALABRA como una bombilla prendida relampagueándote la frente? Sabes que de no incorporarte en ese momento su preciosa luz mañana se habrá extinguido olvidada,  así es que lo haces: enciendes la lamparita y la anotas en la libreta que a propósito dejaste en la mesilla. Guay, a salvo ya. Te vuelves a encoger bajo las mantas. Tratas de retomar el sueño. Un par de vueltas sobre el camastro. Ocurre entonces: ¡otro “palabro” que te estalla, que le hace además majestuosa coda al primero de antes! Repetir la rosa, claro: lámpara, anotar, apagar, mantas, cerrar ojos… En vano. ¡Ostras!,  que ahora, como en racimo que de aquella germinal uva se desprendiera, relacionadas pues con ella, otras palabras –que además te parecen felicísimas en la intensa oscuridad- en tropel te invaden la mente, a medias pergeñando ya en tu melón las expresiones fulgurantes de un texto que ahí encuentras genial. El procés again, yes: lamparita, apuntar en abreviaturas, apagar, mantas, vueltas, lo mismo de antes. ¿Dormir al fin? Imposible. Como en una soberbia mascletá, ideas y expresiones resplandecientes, abierta ya y desbordada la feria, asaltan en traca inacabable tu entendimiento nocturno. Qué colores, qué figuras, qué ooooohs. Un cielo electrizado de belleza, todo eso es que lo ves alucinado sobre la negrura nocturna. Guau, chico, esto no lo puedes dejar pasar. Levantarse entonces de nuevo, pies sobre el frío parquet, apuntarte todas, ah, maldición, se me olvidó esta, levantarse otra vez, pasar “yaque” al baño: mear, beber water. A la piltra de nuevo. Vueltas. Más vueltas. Con el cerebelo revolucionado, del todo desvelado, lo sabes bien, alcanzar el sueño es ya pura utopía. Te escribes mentalmente de corrido tres libros de una hermosura nunca vista. Te dieron las cinco, las seis y las siete, y obnubilado al amanecer te abandonó la luna. Noche en blanco, pues, como búho hechizado por linterna incontestable, médium y rehén de las más altas Potencias Imaginativas. Te vence al final el sueño, claro. Sólo que a la hora y media el grito del despertador te expulsa de la cama. Ducha. Relees entonces las genialidades que garabateaste anoche en la agenda… Bah, a la cruda luz del día, de geniales les queda ya poco. Merde. Alguna cosita podrás salvar. El resto del día arrastrándote, alma en pena entre miradas circunflejas a tu alrededor. Cómo explicarles que la culpa fue de las palabras, que ellas te emborracharon y se apoderaron de ti. ¿Algo así también te ocurre? No lo dudes en ese caso: peor o mejor, consagrado o sin Nombre, amigo mío, eres escritor. Y con moraleja: ¿quién, al otro lado de la cama puede soportar cataplasma y  trajín de noche así, eh?  


 SOY ESCRITOR ¿BUSCAS UN BUEN LIBRO? LO TENGO:
“VEINTE RELATOS DE AMOR Y UNA POESÍA INESPERADA”. 12 euros, envío incluido. 165 pgs de SENTIMIENTOS, HUMOR Y AVENTURAS acerca de la condición humana enamorada… y desenamorada, en muchas de sus vertientes, cimas y simas, con la emocionante recreación de las más perturbadoras encrucijadas a que nos arrojan los sentimientos inevitables. Personalmente dedicados. Pídemelos aquí o escríbeme a  josemp1961@yahoo.es   Es muy sencillo. 12 E por correo ordinario, envío incluido, a la dirección (PUEDE SER TAMBIÉN  la del trabajo, o la de un establecimiento público que conozcas) de España que desees; 15 E por correo certificado. Escríbeme aquí y te informo sin compromiso.   

No hay comentarios: