Páginas vistas en total

miércoles, 9 de mayo de 2012

Sí, como a Guardiola, como a Mou, mantear a Zapatero


     
    Es de consuno el Mundo muy cruel en su descarriado devenir, y no siempre se agasaja al Mérito como en estricta Justicia éste mereciera, pues ya me dirás, lector, si es tan extraordinario el valor que sobre sí atesoran personajes como Guardiola o Mouriño para, con el millonario presupuesto y el plantel de lujo con que de entrada ya cuentan, conseguir este o aquel entorchado y verse después en volandas de orgiástica apoteosis por los aires celebrados.
   Dime, lector, si objetivamente no encierra mucha mayor valía, y digna entonces del mayor aprecio, la meteórica trayectoria del ex -presidente Zapatero, que, tras reconocerse él mismo del todo lego en los económicos saberes –hasta el punto de que uno de sus cuates, sin duda apiadado de su nescencia, ofreciósele a en dos tardes propinarle un par de lijes sobre el asunto que al menos hiciesen pasar desapercibida su ignorancia- ha terminado, siete años después, como en una parábola bíblica, primero,  impartiendo golosas conferencias sobre la crisis, y ahora, poniendo bajo su solemne firma y a luz de potente imprenta un tomo de fábrica propia sobre la económica disciplina. ¿Es o no excepcional el Talento en él tan bien aprovechado?
   Y descolla en su caso sobremanera la sorprendente valentía con que en tan pantanoso manglar de rigurosos saberes se interna, pues más cabía esperar de su vibrante talante un librito de apasionados versos, el fruto de su indomable temperamento poético, del que ya bajo su presidencia legó espléndidos frutos que la Posteridad aquilatará sin duda como merece. ¡Reconoció él mismo en el prólogo de un libro de El Mundo haber una vez “enfermado de Borges”, de tanto como frecuentaba con devoción esa literatura. Pero abrirse de capa… ¡con un tocho sobre Economía! , dime lector, si no es menester rendirse ante ese genio, y ante ese ingenio que como los senderos borgeanos se bifurcan hacia muy renacentistas potencialidades. ¡Me hizo recordar el envite al inolvidable Little Carmona, aquel fáustico Titán de todas las sabidurías! (y qué habrá sido de él, ¿lo recuerdas, lector mío, post del 6-Junio-2011, que no sé si emprenderle otra pesquisa sobre su entonces anunciada novela en Planeta o mejor en paz dejarlo al hombre).
    Pues sí, a despecho de lo que ladren sus acérrimos debeladores  -que es que no saben vivir sin él- encuentro yo de mucho encomio la aventura libresca que emprende ahora el intrépido Zapatero. Pudo él acaso errar en los “dos/tres años”  que le restaban a la española para disputar la Champion Li de las mundiales economías, pero es muy posible que a cambio, tal es el fulgor de su visión prometeica, su tomo desbanque al mismo de Samuelson en las mejores universidades del planeta Tierra… que pertenece, sí, graciosetes adversarios, al Viento.
   Por todo ello, cuán más equitativo hubieran resultado las cosas si, al conocerse la buena nueva de su económico libro, la cohorte de sus antiguos ministros, con Rubalcaba al frente, aprovechando el final de una protocolaria sesión del Consejo de Estado, con los ropajes togados atalajado, así de gentil y enmedallado, como a Guardiola, como a Mouriño, más alto incluso que a ellos, a los Vientos en señal de veneración hubieran volteado, dejando también espacio a sus aéreas pingaletas de dedos en uve remarcando el Triunfo. Oh, esos vuelos descabalados del satén, la copa ancha de esas mangas ribeteadas en púrpura, ese vaivén loco de entretelas y plastrón, el bamboleo de las preseas sobre el grácil cuerpo Doncel, imperial y pelele a la vez sobre los aires, qué  necesaria escena habría  resultado. 


Post/post: gracias a Cesar, a Javir, a Winnie0 por no dejarme ayer bloggeando a solas en el cibernético mundo, GRACIAS 

8 comentarios:

Ocón dijo...

¡Me encanta!. Me lo llevo, con permiso, al blog y las redes. Que vuele libre, se comparta y las gentes sonrían leyéndolo, al menos. (Algunos sollozamos, pero porque somos muy sensibles a la parte depre de tot plegat)

Gracias J.A.

Saludos

Cesar dijo...

Cierto es. Mayor manteo metece, quie ni regandolo crece.

Lobo Solitario dijo...

La foto es de las que hace época. Lástima de "campana de Huesca"... ¡Es lo que traen las modernidades y lo políticamente correcto, se pierden viejas costumbres la mar de "sanas"

MAMUMA dijo...

No entiendo de que te asombras, Sevilla le dio dos tardes clases de economía.

Trecce dijo...

Vaya unos consejeros de estado que tenemos.
Claro que a ellos les ha ido bien.

Alijodos dijo...

Es y sera un impresentable como otros...un abrazo....

NVBallesteros dijo...

Me siento embelesada al leer
como fluye tu pluma.


Besos

Anónimo dijo...

¡Qué atracción fatal tienen los cabezas huecas en dejar caer siempre el nombre de un escritor hispanoamericano para darse barniz intelectual que no poseen!
Pues yo también quiero: confieso que “ enfermé" de Mújica Lainez ( Creo que ese escritor al que tildaban de “europeísta" no vale para barniz)
Yo cambio el “ manteo" por acusación de traición a una patria “discutida y discutible", juicio, sentencia y cárcel. Igual así, otros políticos se lo piensan dos veces antes de ponerse a jugar al parchís con cuarenta y cinco millones de personas. ¡Pero qué digo, me creo que soy de Islandia!