Páginas vistas en total

jueves, 10 de mayo de 2012

Victor y Ana... y el Banco de Sabadell


   
    No estoy seguro, lector, de que merezcan en cambio ese jubiloso manteo Víctor Manuel y Ana Belén, Supernumerarios patronos de la Ceja zetapeica de cuyo nombre no quieren ahora acordarse. Quizás les correspondiera mejor el manteo sanchopanzesco del Quijote de que te hablé. Protagonizan ahora los capitostes de la Alegría zetapeica el sofisticado spot de un banco.
    Es bien conocida la admiración que entre las gentes del mundo del Progreso despiertan los Bancos, directamente asimilados en su airado imaginario a la usura y a la codicia extremas. ¿No nos repiten acaso que NO es esto una democracia y que manda aquí quien manda, o sea, la Dictadura del Capital, es decir, de los Bancos opresores? Pues ahí tenemos a la Modélica Pareja por excelencia, a cambio de un estipendio cuya cuantía no alcanzo a ver, haciéndole la Publicidad a una de estas Instituciones de la avaricia, a quienes muchos culpan de estar en el origen de la brutal crisis que padecemos. ¿Le ocasionará este enjuague algún menoscabo en la colectiva adoración a nuestra ejemplar pareja? Lo dudo, pues gastan algunos una bula de inacabable indulgencia. Quisiera uno de mayor, de verdad, ser así.
   
    “Ellos, los enemigos, han construido durante años BANCOS, fortunas, edificios, tribunales, RELACIONES… “ decía el personaje de la novela del “realismo comunista” de Belén Gopegui que aquí te expuse, lector, y como si fuera adrede, precisamente “Relaciones” lleva por título la gigantesca campaña de publicidad emprendida por el citado banco. 
   La idea es transparente: se seleccionan exitosas parejas progresistas, socialmente admiradas, para que, en clave de diálogo documental,  nos revelen los secretos del mantenimiento de su relación, sugiriendo de paso con sutileza un similar trato, un similar éxito, un mismo buen rollo entre la Entidad y el potencial cliente. Que por ósmosis, la buena imagen de calidez y de humana cordialidad, de artística sensibilidad y avanzado pensar  que las estrellas difunden contamine y se traspase a la propia imagen corporativa del banco y quede así el espectador cautivado en el interior de ese inducido menage a trois. El negocio envuelto, bajo el diluvio de la que está ahora mismo cayendo fuera, entre las redes del pequeñoburgués sentimentalismo progresista, ¡oh, inagotable astucia del Capital
   
    Qué quedaría entonces, a la vista del spot, por concluir acerca de nuestra canónica pareja –a la que tantos muy sentidos avatares de nuestra misma existencia asociamos- salvo que son por supuesto adorables, encantadores, que se conservan ellos estupendos, que qué majetes y enrollados que los dos sin duda son. ¿Esforzarse acaso por establecer respecto a ellos alguna tímida distancia crítica y desenmascarar un poco el truco con que ellos y el Banco nos embaucan? Pero eso, el desentrañamiento del tramposo spot de marras lo dejo ya para mañana lector, que no quiero yo que las delicadas RELACIONES que a ti y a mí nos ligan sufran daño por causa de mi pesadez. Nos vemos entonces.




Post/post: gracias a . y a Beitavg por animarse a registrarse como seguidores del blog, y a Ocón, a Cesar, a Lobo Solitario, a Mamuma, a Trecce, a Alijodos por molestarse en dejarme sus razones y bloggear por tanto en mi compañía ayer, GRACIAS.

14 comentarios:

Alijodos dijo...

El capitalismo esa fuente inagotable que incluso se alia con el ¿supuesto? enemigo para mostrarnos que ellos también son progres...un saludo, muy buen articulo...

Sinretorno dijo...

Estos dos le dan a todo, que sequeden con el ladrillo.En la puerta de Alcalá.

Juan Carlos dijo...

¿Poderoso caballero es Don Dinero?
Madre, yo al oro me humillo,
él es mi amante y mi amado,
pues de puro enamorado 5
de continuo anda amarillo;
que pues, doblón o sencillo,
hace todo cuanto quiero,
poderoso caballero
es don Dinero.
O quizás aquí caiga mejor aquello de:
Este d. Justo no es justo.
No es justo, pero es banquero,
y en cuanto que ve dinero
o se lo echa al monedero
o se muere del disgusto
Salu2

Juante dijo...

Se te ha pegado un poco lo del televisivo "lo vemos después de la publicidad". Pero bueno, bromas aparte, lo de esta parejita de progres recalcitrantes del sindicato de la ceja, que no ceja en su adoración a la hipocresía, es de cojón de mico. Aunque aún es más atorrante y estupefaciente lo del tándem Sardá-Boris.

Con todo, el sgae Víctor es lo más repugnante que se despacha en progrerío infecto (si es que hay algo progre que no lo sea...)

Saludos y avante toda.

Bucan dijo...

No sé a que juega el Sabadell. A mí me dejó patidifuso esa campaña con representantes del tontiprogresismo.

Xad Mar dijo...

No sé que pensar de ellos. Pero sí sé lo que ellos piensan de nosotros (me refiero a los bancos), piensan que somos idiotas, que con poner gente famosa en la publicidad la gente irá corriendo. Tal vez ganarían más si pusieran a gente desconocida diciendo: "Este banco me ayudó a solucionar mis problemas", que tampoco se lo creería nadie, pero en fin, igual colaba mejor. Y si fuera gente de la calle, mejor ese dinero a ellos que no a esos que tienen el riñón bien cubierto. Mucho comunismo, mucho socialismo, pero la pela es la pela.
Saludos, José Antonio, y aunque no escriba, sigo leyéndote.

Teo dijo...

Por contribuir públicamente a propagar las ideas del socialismo-comunismo: ¡Que ASCO me dan!: Victor Mnuel y Ana belén, Sardá y Boris, Serrat y Sabina etc. y etc.
Les hago tan responsables como a los politicos de la situación actual de España. Ellos tomaron esa decisión(por el motivo que fuese)pues que se atengan a las consecuencias.

George Orwell dijo...

Que bonito es ser comunista cuando se es multimillonario... Que bonito...

Winnie0 dijo...

Yo mejor me los quedo sólo como cantantes.....que en lo demás no me convencen nada....Un beso José Antonio

El Fugitivo dijo...

Como dice mi frase registrada:

"Lo único que no me gusta del dinero
Es que no sea mío"

FugisaludoS

Anónimo dijo...

Ser comunista con millones en el banco tiene incluso más mérito. -- Victor Manuel.

Esto lo dijo hace ya unos cuantos años, así que no 'sus' extrañéis.

NVBallesteros dijo...

estoy de acuerdo con todos los comentarios, que fácil es hablar cuando no se llevan esos zapatos.


Besos

Euclides dijo...

Hace ya mucho tiempo que Víctor Manuel dijo en público aquello de:- Yo soy comunista pero no soy gilipollas.

Cesar dijo...

He aquí, tan magistralmente expuesta por tu imaginaria pluma, la extrema maldad de los BANCOS: que engatusan incluso a lo más sagrado de la progresía, lo más florido del antisistema capitalista y tal. Este simple ejemplo de perversión debería llevarnos a pensar en qué no serán capaces de conseguir estos banqueros que así pervierten las mentes más preclaras y nobles. En este juego de imágenes, querido, saco la liberal conclusión de que los bancos nos esclavizan hasta este extremo. Pobre Ana, pobre Víctor....víctimas del Sistema. Vaya tema.