Páginas vistas en total

jueves, 12 de julio de 2012

Celebrar la Eurocopa en el País Vasco, ven y cuéntalo


      
   
    Acababa de terminar la final. Celebraban tres paisanos el triunfo de la selección española en el casco viejo de San Sebastián. Territorio Comanche, ya. A quién se le ocurre. Si es que van siempre provocando esos facciosos. Y eso que la ETA está derrotadísima, que sí.  Podían haberse cortado un poco esos tres, que es que siempre algún facha la está liando. ¡Esas expresiones de euforia por la Española, ese intolerable crimen contra la idílica Pax euskalherríaca!
     Suerte que andaba por allí el sheriff del condado batasuno, para marcar paquete y territorio etarrota a la vez. ¡Casi nada el espectro que por allí se les apareció a esos tres peleles de la carcundia! ¡El secretario personal del excelentísimo alcalde bilduitarra y paraetarra de San Sebastián! ¡Gora ETA militarra! , les escupió en primerísima instancia, a modo de súbito veneno de serpiente, a ver si con el manido alarido del viva a los criminales se amedrentaba y cesaba aquella infame alegría por causa de la Española.
   
    Ya casi el grito se asemeja en sí al tableteo de una amatralladora, tiene algo ya de virtual acribillamiento cacofónico. Estaba además la memoria histórica de lo que ese siniestro alarido ha llevado asociado desde hace cuarenta años: el eslógan que antecedía y seguía al tiro en la nuca, al coche bomba, a la salvaje extorsión. Eso que tantos ahora se complacen en ignorar. Debieron quizás por ello los tres facciosos  notar el miedo recorriéndoles el cuerpo, aunque puede que el vértigo de los vinos escanciados al compás del éxito de la Española, infundiérales también sangre en las venas y hasta viento en las alas, pues hicieron frente a aquel horrible espectro que así les avasallaba plantándole la cara contra la cara.
   Entonces aquel repugnante aparecido, aupado a tan institucional cargo con la anuencia culposa de socialistas y peneuvistas que lo consintieron, como viera que su ponzoña gritada no lograba del todo disuadir a aquellos tres terribles atizadores del odio, acompañó ya sus gañidos con obscenos gestos de amenaza mafiosa, como el de repetidamente apuntarles a la cara con la mano, simulando un arma, a los felices infelices seguidores de la Española. Y es claro que a estos debió cortárseles al punto de esta manera la idiota sonrisa que sobre el rostro traían dibujados, mas no por ello se achantaron delante del endriago.
   
    No pudo ya entonces más contenerse éste, y explotó entonces el psicópata que hasta entonces en él se cobijaba: “¡Voy a sacar la pistola y os voy a dar dos tiros…!”. Mano de santo etarra, oyes, que los alevosos malhechores de la Española al pronto achantaron la muy y largáronse del todo corridos. ¿Y en España, mientras tanto? Todo genial, muy distinguidas señoras, que llamaban por Internet a la violenta rebelión ciudadana… contra el Fascismo de la Moncloa, claro que sí. 




Post/post: gracias a Trecce, a Juan Carlos y a Xad Mar que además de mantener sus estupendos blogs, hallaron tiempo para dejar su reflexión también en este, por bloggear ayer a mi lado, GRACIAS.

5 comentarios:

Elena dijo...

Y se vio descubierto lo que todos sabíamos ...o ¿alguien dudaba?
Son los mismos, los de siempre, solo que ahora los auparon al poder, a la legalidad ¡qué locura!

Lo confieso, soy de las que tendida en el sofá se lo traga todo en cuanto a deportes ¿qué se puede ver mejor ahora que España gana en casi todo? Soy español ¿a qué quieres que te gane? ¡Uohg!
Nadal, la Eurocopa... y ahora estoy con el baloncesto; y mientras duró la competición futbolística anduve muy atenta por si salían imágenes de los seguidores españoles en el País Vasco, y ¡hala! ahí estaban unos jóvenes de Bilbao enarbolando banderas españolas celebrando las victorias ¡qué alucine! no acababa de creérmelo ¡todo parecía haber vuelto a la normalidad!, hasta que ayer salieron las imágenes de este amenazador, totalitario y abusador legalizado bilduetarra.

No se han ido, ahí siguen al acecho; pero cuánto se podría hacer siguiendo la actitud de los jóvenes vascos del suceso.

Un abrazo José Antonio.

Jaime dijo...

La Parte Vieja de San Sebastián ya no es sólo territorio comanche, ahora tambien estamos los demás, lo que courre es que este individuo no pudo soportar a los jaleadores de la selección Española, por que el esta convencido de su poder y en su Donosti, no quiere consentir esos cánticos.
El figuraba como secretario personal del alcade, pero en San Sebastián todos sabemos que era y seguirá siendo el Alcalde de facto.
El es quien lleva la voz cantante en reuniones y negociaciones que se realizana nivel de alcaldía.
Esperemos que con esta "salida del armario", quien tenga facultad para ello, tomo las medidas legales oportunas.
Salud

Lobo Solitario dijo...

Esto es lo que pasa por legalizar a los pro asesinos (¡Gracias ZETAP, gracias T. Constitucional) y reirles las gracias como es denominar "país" a lo que nunca pasó de señoríos

Trecce dijo...

Matones de barrio, asesinos impunes... Sí, ha dimitido ¿Y qué? Siguen con su actitud de permanente desafío ¿Cómo se puede almacenar tanto odio contra España?

Xad Mar dijo...

No lo pueden evitar, se delatan solos. Pero el PP seguro que no lo ha visto porque desde que pilló la poltrona está ciego, sordo y mudo y no escucha la voz del pueblo.
Quien lo sustituya está cortado por el mismo patrón. Dios los cría y ellos se juntan.

Un abrazo.