Páginas vistas en total

miércoles, 25 de julio de 2012

Oswaldo Payá,el accidente y Cayo Lara, uno más



     
 Murió Oswaldo Payá, uno de los líderes de la disidencia cubana, en un dudoso accidente automovilístico, de esos que vemos en las películas de gángsteres. Vale, pero que parezca un accidente. Murió Oswaldo Payá, el Premio Andrei Sajarov a los Derechos Humanos del Parlamento Europeo, el candidato oficial en varias ocasiones al Nobel de la Paz, el Vice-Presidente de Honor de la Internacional Demócrata de Centro. El PSOE se negó a firmar una aséptica declaración del pleno del Congreso en apoyo a lo que Payá ha significado. Ah, aquellos tiempos en que el Canciller Moratinos compartía face to face los partidos del Mundial con el Déspota Raúl.
     Murió hace unos meses en un hospital de La Habana Laura Pollán, otra tenaz luchadora contra la Tiranosauria Dictadura castrista, que celebra 53 años ya de siniestro avasallamiento a una sociedad lobotomizada. Murió antes en las mazmorras castristas Orlando Zapata, a quien el heroico Willy Toledo ofrecióse en persona para además escupirle aún caliente en la tumba.
    
  Llega ahora Cayo Lara, coordinador general de Izquierda Unida, ante la extraña muerte de Oswaldo Payá. Podría haberse simplemente callado. Qué va. Pista, que va el humanista Artista: “Se trata de un fallecido más de los muchos que se están matando cada día en las carreteras. Para nosotros no merece más comentario”. Y como en los dibujos de Walt Disney, eso es todo, viejos. ¿Eso es todo, Don Cayo? ¿Sabe? De aquel anónimo chino que se puso delante del tanque en la Plaza de Tiananmen podría usted decir lo mismo.
    Se trata, eso es verdad, de un perseguido más por esa Tiranía que usted tanto defiende. Sólo que en Payá se concitaban además, y desde hace muchos años, las esperanzas de miles de cubanos represaliados y deseosos de respirar la libertad, para que le quiera usted pasaportar tan sumariamente. Además, don Cayo, que ha introducido Usted subrepticiamente, de matute, ese “nosotros” tan característico del leninismo burocrático, por el que la voz de martillo del Líder resume la de todos. Resume y a la perfección ahoga, pues está aún por escucharse la más mínima disensión a su “veredicto final”  sobre Payá entre los comandantones de su formación, o entre los transgresores líderes de la Intelectualidad, tan amantes ellos de la Libertad y de la Fraternidad, que abajofirman salivantes cuantos manifiestos su organización les propone.  
      Con todo, quiéralo usted o no, el ejemplo humano de Oswaldo Payá para la conquista de la democracia en Cuba es ya imborrable, y el suyo, Don Cayo, ciertamente también ya lo es: Usted sí que es uno más.  


Post/post: gracias a Mónica, a MAMUMA, a Juan Carlos, a Lobo Solitario, a NVBallesteros por punsetear conmigo, por bloggear ayer a mi lado, GRACIAS.

5 comentarios:

Monica dijo...

Esa es la diferencia entre Payá y Cayo.Payá no es uno más.
Otra cosa, "esto es to, esto es to amigos" no es de los dibujos de Disney, sino de Porky, de la Warner. Saludos.

Juante dijo...

Lo peor de todo es que el leninismo castrista está metido hasta en el peperío que nos desgobierna. Había que ver ayer cómo, desde el Posadas hasta el mismo presidente ectoplasmático que igual viene y va por la puerta de atrás, se deshacían en elogios a ese otro abyecto próximo a los pecés. Tienen que ser testimonios como el tuyo (al que me adhiero firmemente) o como el de Carlos Herrera (por una vez ha estado bien), llamando "chekista" y miserable a ese miserable, los que pongan las cosas en su sitio. Entre cobardes y miserables, ya sean diestros o siniestros, anda el juego. Indudablemente, hemos tocado fondo.

Un abrazo.

Esperanza E. Serrano dijo...

Gracias, Jose, por publicar este post. Gracias por tu solidaridad y por tu entereza.
Un abrazo bloguero
Espe

MAMUMA dijo...

Lo del Cayo, es la demostración palpable de que no hay nada más bobo que un político dando la nota.

Anónimo dijo...

imaginaros Cayo Tito con mayoria absoluta mis condolencias a la familia de un valiente entre los valientes gracias Jose por dejarme escribir en tu maravilloso blog