Páginas vistas en total

lunes, 30 de julio de 2012

Retorno al Antro (Relato, o algo así)


   
     La otra noche, sólo por desentumecerme un poco de tanta ensoñación libresca y peliculera, resolví por un ratito volver al Antro. Orearme un poco con su inmundicia, tomarme un gin tonic, yo que sé. Como en tantas cosas, cuando llevas un tiempo sin frecuentar un sitio, no digamos si es éste un muladar, al pronto te resulta todo extrañísimo. A los cinco minutos sientes unas ganas irrefrenables de mandar a toda aquella fauna a tomar viento del fresco. 
   
    Qué decir entonces de aquellas mujeres, si me resultaban sin excepción extraterrestres pintureras todas. No sé si será por las modernas plataformas sobre las que muchas de ellas ahora se anclan, pero me pareció desde el principio que me miraban todas desde unas displicentes alturas pur muá de todo punto inaccesibles.
  
     Calma, calma, me susurró una voz por dentro, utiliza el Antro, ese  medio espurio, úsalo al servicio de tus turbios fines, maquiavélico bloggero globero. Tómale el pulso ahora a toda esta humanité. Además, que pusieron entonces a todo trapo lo del Pa… Pa… Panamericano, lo asocié de inmediato al sueño cumplido de Leire Pajín, y me dije, va, adelante con los faroles, algo saldrá de todo este horror. 
   
   Pasó entonces delante de mí una mujer negra de muy exuberantes  formas, que parecía llevar una luna menguante tumbada sobre la boca. Vestía un ceñido modelito en tonos atigrados. ¿Tina Turner reloaded, acaso Beyoncé?, pensé para mí. Entonces yo...                                               CONTINUARÁ ...


(mañana continuará, lector, que no quiero abusar más de tu tiempo, pues en el Internete los textos largos sufren menosprecio y ostracismo, y no quiero yo eso para mis pobres relatos, ya de sí tan rechazados. Gracias a PEAZO DECOCK, a El Hada de los cuentos, a La sonrisa de Hiperión, a Mónica, a Rosa Cáceres, a NVBallesteros, a Francisco de la Fuente, a Jaime, a MAMUMA, a essostre, a Fran de la Fuente, a Jorge y a Maribel por bloggear ayer a mi lado, GRACIAS.)

   

7 comentarios:

Juan Carlos dijo...

¡Hombre! ¿quién dice que rechazamos los relatos largos? ¿El que la gente comente poco? ¡Qué va! lo de los comentarios es una moda que viene y que va, que a algunos ama y que a otros deja. Algunos blogueros tieneen comentarios para aburrir, otros no reciben ni uno. Eso no quiere decir que no lean. Creo.
Salu2

Anónimo dijo...

que maravillosa foto saludos jose

Anónimo dijo...

largos o cortos tus relatos son una maravilla gracias j antonio

Kayla dijo...

Durante el año, cuesta leer y comentar los relatos largos porque jugamos con un tiempo limitado para todo lo que queremos leer y comentar. En estos caso el Reader es un aliado en la lectura, pero no deja constancia de que se haya realizado en la página del autor, salvo que des al Google+, que es una opción.
La época estival es distinta, porque permite disfrutar con más relajación y detenimiento cada texto, cada palabra.

Disfruté mucho tu medio relato de hoy; especialmente me cautivó esta frase: " parecía llevar una luna menguante tumbada sobre la boca".

Mmm. Rico, rico. Sublime, como tú.

Un beso en colores ( o dos).

Paloma dijo...

Gracias por pasar por mi blog.
El tuyo estupendo!
Un saludo

Monica dijo...

No rechazo los relatos largos, al contrario, me gusta deleitarme y saborear párrafo tras párrafo. Espero la continuación de tu retorno al Antro. Saludos.

NVBallesteros dijo...

Naaaa... Tu sabes que uno disfruta muxo tus relatos...Hasta ganas de bailar me dieron

Besos