Páginas vistas en total

lunes, 9 de julio de 2012

The remains of the day (Poessía veintinueve)





Emma, Emma, amor mío
luz alta de tus pómulos
tras el libro de mi corazón,
tras la clave del cofre oxidado
al fondo de un mar detenido,
tu mano, mariposa de fuego,
posándose sobre la mía
alborotándola de aleteos,
besar primero tus dedos
besarte mil veces la frente
cubrirte de besos las sienes
entre miles de libros muertos
sacarte la blusa a empellones
cimbrear contra el tuyo
el vértigo de mi cuerpo reciente,
sobre veladores vetustos
con  ímpetus de corso furioso
el mundo tuyo acometer
el fruto de tu pelo
entre mis manos serviles
la carne viva de tu cuello
lo rojo de tus labios
las zarzamoras que te brincan
por entre los pechos,
el tambor de tus caderas
las flores que te gritan en el vientre,
toda tú a mi merced
a la deriva tu cuerpo entero
del huracán en amores roto
contra ti sin pensarlo desatado
que en mi yerma despensa
Emma, Emma, mío amore,
de tu mano libre se irguió.   



Post/post: gracias, Juante, amigo, por tu muy oportuna reflexión, ya sabes, como ahora se dice... esto del Internete... es lo que hay, GRACIAS.



6 comentarios:

Euclides dijo...

Gracias maestro. Esto es inigualable. No sabes el rendimiento que pienso sacar de ello haciéndolo mio si encuentro alguna que pique.
Sigue así. Gracias otra vez.

Kayla dijo...

Wow! Cuánta pasión desprende usted.
Me embriaga los sentidos.

Un beso torbellino ( o dos).

Laura Caro dijo...

Me gusta cuando sacas el poeta que llevas dentro.

Un abrazo.

BEGO dijo...

Me encanta....todo pasión....
Gracias

exitos del pasado dijo...

fabuloso

Monica dijo...

Versos llenos de pasión.