Páginas vistas en total

viernes, 13 de julio de 2012

De Guindos, dile algo a Kirchner la Ladrona, anda


      
  
   Después de la alegre cuchipanda que se trajo con Sabina&Serrat, que no sé yo si no llegarían, en poético menáge a trois, incluso a besarse los morros morrocotudos los tres, pues si la una los gasta de órdago, los otros  de orgasmo cejatero los gastan, a la prominente Kirchner la Ladrona, claro, mucho se le ha subido el pavo. ¡Échale guindos ahora!
      Vino primero lo de a sí mismo en la Casa Rosada presentarse en rueda de prensa convertida en naif muñeca infantil, presta a venderse como juguetito a todo aquel que quisiera comprarla. Hace, como se ve, la Señora, mercantilismo fenicio hasta de su ridícula, por lo recauchutada y abotargada que se la ve, efigie. El peronismo devenido en muñeco de trapo, sí.
   Con todo, la muñeca “Cristinita” trataba sólo de ser, a lo Catalina la Grande, un trampantojo idealizador de la realidad, pues, en efecto, guardan las trazas de la Kirchner, por lo infladas, muchas reminiscencias comunes con las de una muñeca… porno: esa bocota ávida, esos labios inyectados, esos coloretes y rímmeles delirantes, esas facciones tumefactas y pringosas, esas uñas porcelanosas, esas crenchas burdeleras… más se asemejan a las propias de un artefacto porno que al de un infantil juguete.
   
    Se ve bien que los requiebros que los forretis Cantautores-protesta –que por todo, menos por las mangancias de la Kirchner protestan, tal es la ley que la profesan-  dejáronle al oído mucho le subieron la autoestima, pues, no satisfecha con requisarse Repsol manu militari, ahora en público insulta y menosprecia al ministro español De Guindos, vejándolo como “pelado”.
  El que toda una Presidenta de la República Argentina de esta pública manera se despache da, mejor que ninguna opinión, la medida de la desdichada época en que vivimos, esta en la que los carreteros tienen más educación que las presidentas. Cuando te escribo, lector, el lindo Don Guindos, ese cráneo bruñido al sol de tantísimos títulos académicos, ni mu le ha replicado a la Kirchner, como si algo de masoquismo le atravesara con gusto el ánimo.
    
    Y es que se las traga De Guindos dobladas, pues, primero una Vela por do termina la recta espalda los de la Ceja le encasquetaron, y ahora, sobre la calva Kirchner la Ladrona le esparce su dorada lluvia presidencial. ¡Con lo sencillo que sería mentarle el Dioni de la Pampa, de cuyos ojones mineros debió sin duda la Kirchner in illo témpore deslumbrarse. Salga en defensa del honor de su esférico melón, Sr Ministro,  o recabe al menos los buenos oficios de José Bono, que en aquestos menesteres y en estos dengues potingues es él muy reconocido perito.



Post/post: gracias a Elena, a Jaime, a Lobo Solitario, a Trecce, a Xad Mar, por agrandar este blog con sus aportaciones, poir bloggear ayer a mi lado, GRACIAS.
     

2 comentarios:

Ruiz dijo...

Comparto la opinión, ésta es muñeca como lo fue Evita, lo malo es que parecen matriuskas y no parecen tener fin. Saludos J. Antonio. Gran escrito, como siempre.

Xad Mar dijo...

Ya caerán de la guinda los dos: la bipolar y él.