Páginas vistas en total

viernes, 15 de febrero de 2013

El escándalo del Ministro Montoro


     
  
    Presentó Montoro los números de la recaudación de la Hacienda Pública en 2012. A pesar de que la economía menguó, la recaudación global aumentó en un 4,2%. Destacó en su enumeración, a mi juicio, un dato:
-en el Impuesto de Sociedades, respecto al año anterior, la recaudación aumentó en un 29%, (el IRPF sólo un 1,2%, el IVA un 2,4%) fundamentalmente a costa de las Grandes Empresas (las multinacionales españolas) a través de los cambios normativos operados por el Gobierno: incremento de los pagos adelantados, limitación de gastos no financieros y del fondo de comercio, y eliminación de la libertad de amortización que les permitieron bajo los siete años del zetapeísmo golosísimas desgravaciones.
    
   Es decir, que a despecho de la apocalíptica y omnipresente agitación y propaganda  izquierdista y sindicalista (“QUIEREN ACABAR CON TODO”, “ES EL GOBIERNO DE LOS RICOS”, etc) y de la recurrente autocelebración de los mismos como los paladines defensores de los trabajadores y del anticapitalismo, el dato terco de la realidad revela que es el gobierno de la Derecha quien mayores impuestos, de momento, ha establecido y obtenido de las más GRANDES EMPRESAS, las mismas que bajo el zetapeísmo rubalcabo del puño en alto de Rodiezmo campaban a sus anchas.
    
   ¿Calará este tozudo dato de la realidad en la idea que de la Política se hacen la mayoría de los españoles? ¿Sabrá adecuadamente la Derecha española transmitir con eficacia ese logro? Seguro que no. Nada modificará. Pasará inadvertido. Y ahí está la clave de la hegemonía ideológica sobre la sociedad: ese 29% de incremento en el Impuesto de Sociedades, de haberlo protagonizado la Izquierda, en cascada caería, convertido en tremendin topic, en eslógan y en dato actuante en las conciencias desde el Consejo de Ministros a los telediarios, a los artículos, a los líderes sociales, a los sindicatos, a las Fundaciones, a las asociaciones vecinales, a las Oenegés, a la Ceja, a los Goya… al Sursum Corda, pues la Izquierda en general copa, para continuamente investirlas de sus máximas, en magnífica y fidelísima cadena cada una de las instancias de lo social.
  
   Por eso los buenos seguirán siendo los de siempre, y los malos, ay, también los de siempre. Y por eso, sólo cuando la gestión ruinosísima de las cosas no puede enmascararla ya la apabullante gestión de las Palabras, puede la Derecha española –que casi da hasta miedo el solo decir ese nombre, pues le hace a uno su sola mención inmediatamente sospechoso de un nefandísimo pecado original, prueba evidente a la vez del éxito publicístico de la Izquierda-  ganar unas elecciones generales.



LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS (Resumen de la obra en post del 27-1-2013 y 1-2-2013)
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas. Precio del libro: 15 Euros. Gastos de envío por correo certificado incluidos en España. Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)

4 comentarios:

Juante dijo...

El fenómeno se ve nítidamente aquí, en la internete de los cojons. El abracadabrante sectarismo de la izquierda se expande sinápticamente en este basto repositorio de "La Palabra". Es más, te pones a buscar y, a excepción de algún blog perdido de la cadena, como este tuyo, todo lo demás es progrerío encapsulado hasta el agotamiento. Que si los toros, que si el Papa, que si las renovables, que si Gallardón, el Sabadell y la píldora del día después... Se pasan la vida reafirmando sus pajas mentales, mientras codician todo lo que sea vidorra por encima de los demás, sin pegar palo al agua. Es la izquierdosa una "meteórica" hipocresía pandémica, que ahora observamos perplejos, en las pantallas, escrita millones de veces, como cuando imponían el "eficaz" castigo repetitivo aquellos buenos profesores del único sistema educativo que funcionó.

Mucha derecha suele ser mostrenca, pero esta izquierda militante, tan autocomplaciente, es lo peor que hemos conocido

Saludos.

Juante dijo...

Aclaro, por si hubiera dudas: "basto" y "vasto" (esto segundo, obvio), he querido decir.

María dijo...

Esto que está pasando no tiene nombre.

Un beso.

Cesar dijo...

Ufff, Segnor, que hedor! Dijo Juan. Es cierto, que mal huele ese maldito perro, agnadio Mateo, resulta nauseabundo tercio Pedro. Y Jesus tomando la palabra, les miro y dijo; Pero habeis visto que dientes tan blancos tiene..?

Si todo lo que dices resulta cierto, y no lo dudo, quiere decir en efecto que los impuestos son justos y tienden a redistribuir la riqueza. Bien hecho porMontoro, al fin socialdemocrata!
Espero que se note la ironia, agnado.

(Por cierto el pobre zapatero fue quien introdujo una drastica rebaja en el IS y en el IRPF para todas aquellas empresas que mantuviesen o creasen puestos de trabajo)