Páginas vistas en total

miércoles, 27 de febrero de 2013

Una reflexión sobre las italianas




     Qué cosas votan los italianos, mamma mía, dan ganas de decir a la vista de. Una pizza cuatro estaciones…  pero que repleta de qué tropezones. Tranquilos, los demagogos baratos, los ignorantes amancebados con su ignorancia, seguirán cultivando ese haz de ensoñaciones míticas, esa demolatría abyecta en torno al sacrosanto Pueblo por aquí, el sacrosanto Pueblo por allá. Ahí lo tenéis. Los candidatos más serios, a uno y a otro lado, capitidisminuidos, ninguneados, humillados. Los más bruscos, los más chuscos, en una y otra esquina, envolviendo en su cosecha votos de todos los estratos, il Cavaliere y el Grillo, eufóricos cual rampantes cicciolinas. 
     
     De Berlusconi, de su aventurerismo, de su populismo obsceno, de su ser impresentable, mejor no añadir nada. Cualquier día, con en las pelis tarantinianas, se quitará en prime time la máscara de plexiglás que lleva por careto y arramplará así la mayoría absoluta. De Grillo, inventor del Vaffanculo Day, “ni de centro, ni de derechas, ni de izquierdas”, partidario de sacar a Italia del euro y apóstol grosero de la Antipolítica y del internet gratis, de su extraña nebulosa entre utópica, indignada y contradictoria, siempre tosca, es difícil que algo más que numeritos bufonescos pueda deparar.
    
   Cómo, también en Italia, las-generaciones-más-preparadas-de-la-Historia han podido entronizar a este par de histriones, rayanos en lo friki, vastos y bastos cultivadores de la demagogia más zafia, oportunista y gritona, puede que tenga algo que ver con la regresión cultural que vivimos, y que este mísero blog con ningún éxito señala: el Reinado de la Mugre. Es como si las sociedades de la Telebasura,  la llamada a los instintos más bajos y a las vísceras que el instantáneo vértigo de las “redes sociales” propician, el desprestigio de la reflexión y de la palabra escrita, todo eso, fueran conformando un “homo gañanis” que refrenda a su vez luego, a todos los niveles, lo que más se le parece, lo que más le refleja. 



LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS (Resumen de la obra en post del 27-1-2013 y 1-2-2013)
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas. Precio del libro: 15 Euros. Gastos de envío por correo certificado incluidos en España. Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)

6 comentarios:

Bucan dijo...

¿Cómo va lo de Mio Libro?. Yo he publicado uno sobre Colón, donde mantengo que es de origen español y titulado "Oro y lujuria en Fuerte Navidad" y lo he metido en Amazon. Lo verás anunciado en la sidebar de Blog Sobaco.

Si te interesa, te diré que has de darte de alta en Create Space, que es la editora en papel de Amazon.

Subes el libro en Word. Una vez subido, has se revisarlo. Si está correcto das el OK y ellos lo validan. Si hay algún defecto que estimen, te avisan para corregirlo en un plazo de dos días.

Cuando ya está bien, a los cuatro o cinco días está a la venta en Amazon. Y te dan la opción a si lo quieres publicar en KPD, o sea, en libro electrónico para Kindle.

Es evidente que tendrás que seguir promocionándolo en tu blog y que no será la panacea, pero al menos tendrá visibilidad en Amazon.

Bueno, te lo cuento por si te interesa.

Napo dijo...

"De Berlusconi, de su aventurerismo, de su populismo obsceno, de su ser impresentable, mejor no añadir nada. Cualquier día, con en las pelis tarantinianas, se quitará en prime time la máscara de plexiglás que lleva por careto y arramplará así la mayoría absoluta"

¡... MALA ES LA ENVIDIA! Aquella morati que fué causa de denuncias contra el Berlusconi... ¡Seamos sinceros coño! Cualquier ( casi todos )latino hubiéramos, a cambio de sus eflúvios y favores apuñalado por la espalda a nuestro mejor amigo.
Jajajajja

Napo dijo...

Berlusconi. Después de Julio Cesar, el más grande en la historia de Roma.

¿Qué vinos habrá bebido? Ayyyyyy
¿Qué mujeres se habrá comido?

Con sus sobras haría yo un manjar.

José Antonio del Pozo dijo...

Gracias, amigos, a cada uno de vosotros, que me dejías vuestras ideas y pareceres aquí, por completar y darle sentido a mi blog, gracias además a quienes me han pedido mi libro, pues ese ejemplo me ayuda a seguir escribiendo en el viento.
saludos blogueros, un abrazo para todos

Juan Carlos dijo...

"Homo gañanis" je, je. ¡Qué bueno!
Salu2

Juante dijo...

En el tercer párrafo de este post resumes perfectamente la bazofia que hoy todo lo embadurna.

Y no es de extrañar que la política vaya por un lado y la sociedad por otro, sobre todo en la bella Italia, donde, al menos, fabrican Ferraris, trípodes Manfrotto, altavoces Sonus Faber y sémolas de trigo duro, que ríete tú del resto del mundo. Por no hablar de la Ópera, lo más excelso que haya salido de la sapiencia humana. Pero es que, lo que allí televisivamente sucede -al margen del arte, el diseño y el Papa- bien puede ser una descomunal anti-ópera, una bufonada que representa lo más asquerosamente denigrante de cierta condición humana que cree haber encontrado en Interné el toisón de oro, confundiéndolo con la mierda pura que es. Ayer mismo cuestionaba yo a un grupo de estudiantes de fotografía si conocían a los grandes de la fotografía (por cierto, muchos italianinis): Haas, Fontana, Ghirri, Patellani, Veronesi, Bresson, Plossu, Franco Pinna, etc, etc. ¡No tenían ni la más remota! Bien, pues la respuesta a todo, ¡absolutamente a todo!: "cualquier tiempo actual siempre es mejor, o sea, todas las foticos del intenné son mu guays del paraguay y todo es bueno, en función de que existe y punto pelota".

Sí; no solo en la escritura y el fervor a la Palabra que tanto te preocupa. Ocurre con todo. Vivimos tiempos de pesadillas, que los amigos de lo imprevisible, caprichoso e instantáneo, coleccionan en sus mugrientas conciencias como si de rezumada zurrapa onírica se tratara. Creo que hoy más que nunca son fundamentales crítica y análisis. Por eso tu blog es mucho más estimable que aquellos otros señuelos donde solo venden fantas y mirindas (asesinas), a precios obscenos.

Permite que diga: el hombre actual es un "humus guanus".

Saludos blogueros.