Páginas vistas en total

lunes, 25 de febrero de 2013

¿Forman también los Mass Media parte de la Casta?


   
   Puede que alguien –o no, que diría el Presidente- alguna vez, tras los fuegos de artificio con que nos distraen, nos desvele quienes y por qué decidieron de pronto descorrer la cortina que en Suiza ocultaba primero las cuentas de Pujol y familia –de la de Mas en Lienchtenstein-, luego las de Correa y Bárcenas, como mucho antes aquellas de los pagos del PSOE a Amedo, o las de los paraísos fiscales de parte de los ERES falsos andalusís, y todo lo que te rondaré morena de lo que a partir de ahora hemos de ver.
     Pues tengo para mí que lo que a menudo nos cuelan como fenomenales investigaciones periodísticas son simples informes que una mano oculta tranquilamente les remite. En el actual estado de cosas, ¿son los grandes grupos periodísticos parte de los contrapesos al Poder o forman parte de la reinante Casta también? ¿Cómo si no entender los sorprendentes enciendo-y-apago a los más notables escándalos de la Corrupción?
      A raíz de la frontal y letal acusación que para general sorpresa tanto EL PAIS como EL MUNDO, y ya en pelotón el resto de los medios, a cuenta del caso Bárcenas establecieron contra el Gobierno, pudo leerse en medios muy minoritarios que tras la misma, además de por supuesto haber en ella caso, se encontraría un a vida o muerte chantaje al propio Gobierno. Es un hecho indubitable que, a consecuencia de la espantosa Crisis económica, los grandes grupos de comunicación están más que arruinados. Es un secreto a voces también que acumulan los mismos ingentes deudas al Fisco y a la Seguridad social, y que necesitan como el agua, y sólo para sobrevivir, la subterránea ayuda gubernamental en forma de un plan de ayudas al sector.
     Todo el entramado de concesiones y ayudas públicas a los medios de comunicación permanecen en gran medida, como siempre permanecieron, bajo las sombras de una muy discreta ocultación presupuestaria. Interesaba así a todos con el caso Bárcenas, con la crucial y explosiva acusación que verosímilmente el mismo comportaba y comporta, del todo apretarle las tuercas al gobierno para obligarle a las ayudas.
     Debería en todo caso clarificarse si existen o no esos impagos y esas Deudas a la Hacienda Pública, que, caso de existir, meridianamente les inscribirían como una pieza más del Tinglado de la Casta que los que somos nada con nuestro trabajo soportamos.    


LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS (Resumen de la obra en post del 27-1-2013 y 1-2-2013)
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas. Precio del libro: 15 Euros. Gastos de envío por correo certificado incluidos en España. Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)

7 comentarios:

aspirante dijo...

No lo dudes: son el Tinglado de la Casta.

Juante dijo...

Estamos ante el triunfo más terrorífico y aplastante del "pensamiento único". Y lo peor es que ya no hay capacidad para contrarrestar ese nefasto efecto.

Por lo mismo, los "grandes" medios de intoxicación de masas se han puesto de acuerdo para obliterar esa noticia de hace tres días, de una madre que ha degollado a sus tres hijos en las afueras de París. Hoy, Roza Regá (está bien escrito, aunque no he querido pasarme) vuelve a atacar en El Mundo con una soflama en la que pide que haya más "hombres feministas" (o afeminados), que es lo que a los mentores de ambos medios mamporreros (País y Mundo) les interesa sobremanera, para consumar su maquiavélica operación palanganera de ingeniería sexual. La única pequeña distinción es que El Mundo es prosionista (no importa, como Bardem, hay una gran corriente progre que abraza al lobby) y El País es aparentemente pro-palestino (aunque se sabe que tiene capital del lobby sionista, juega la baza del fular de Sabina).

Respecto a lo demás, no tengas duda: NO EXISTE LA PRENSA DE CALLE, SINO LA DE OFICINA. Las notas de prensa y los chivatazos controlados son las fuentes. Lo demás es pamema y pegote. Sé de lo que escribo, modestia aparte.

Saludos.

Cesar dijo...

Estamos convenientemente desinformados. El exceso de información crea una capa de indiferencia ante cualquier información futura que los saltos cualitativos ya no nos incomodan. Dios nos libre de lo que podemos soportar, decía mi sabio abuelo. La prensa utiliza todo lo que está a su alcance para conseguir lo que pretende. Si me das unas tetas, no hablo de las carretas. Si me das una Corinna, tal vez no analice tu orina.
Todo ello debidamente "fasciculado" para no asustar de sopetón.
Sí, creo que todo forma parte del mismo sistema para que no nos enteremos del esfuerzo que hacen las hormiguitas de la base para llevar trigo a los zánganos de la cúspide.

Rafael dijo...

Saludos, José Antonio
Hace sólo unos pocos meses que vengo siguiendo tu bitácora gracias a tus apariciones, breves pero frecuentes, en otro blog.
Soy especialmente sensible a la cuestión que hoy planteas: los medios en cuanto poder (que serlo, lo son). No es una respuesta el lugar más adecuado para entrar en un debate en profundidad, pero que, desde luego, los mass media forman parte de la Casta dominante, eso es indiscutible. Y que los políticos y los periodistas –en connivencia–son dos de los elementos más nocivos para la sociedad, es incuestionable. Unos y otros se necesitan, ya sea como aliados o como supuestos rivales, y enciman dicen que su actividad es por el bien del común de la gente (recta gobernabilidad, sacrosanta información).
Que Prisa y Unidad Editorial están en situación delicada y por eso tienen que dar bombazos informativos (que, en todos los casos, no son sino filtraciones de parte), lo ve quien tenga el más mínimo espíritu analítico. Pero ellos seguirán porque así está montado el tinglado. Que la situación es límite, ya se saldrá al rescate. ¿No fue Aznar el que impidió que se ejecutase un pago –de su elevadísima deuda– que a Prisa le reclamaba una entidad bancaria? ¡A un grupo que era tan condescendiente y generoso con el PP! No caerán estas mafias de la, dicen que, información; pero sí miles de pequeñas empresas a las que nadie rescatará.
En fin, me gustaría –ya sé que es muy difícil por aquello de la falta de tiempo, situación personal, etc–, formar parte de un grupo de debate que al menos mantuviera vivo el talante crítico. Y no sólo en internet, sino mediante la reflexión y el contraste de opiniones sobre múltiples asuntos personal y directo. ¿Imposible? Por si acaso, te dejo una dirección por si te apetece ponerte en contacto: sierra115@wanadoo.es.

Monica dijo...

No lo dudes.Saludos

Javier Tellabeltz dijo...

Estoy de acuerdo con lo que dices : todos, tanto prensa como partidos políticos, están conchabados en exclusivo interés particular de sus intereses, y por tanto tu teoría pienso que es cierta.

Hablan de lo que hablan cuando quieren que se no se hable de otras cuestiones, y así sucesivamente. Lo que deviene en desinformación y tapujo de peores miserias.

Sonja dijo...

Hombre, los mass-media son un elemento de poder por tanto están en el tinglado, o mejor dicho el tinglado está en ellos.
Pero eso no significa que no hayan periodistas auténticos.

Yo a veces he soñado con un periódico verdaderamente independiente.

Por ejemplo uno que dijera: queridos lectores como habrán podido comprobar recientemente tras la cagada de El País con la foto falsa de Chávez y la premura en difundir por parte de El Mundo una absurda noticia-globo sonda todo ello de forma casi simultánea, convendrán en que el peligro ya no solo consiste en la posible manipulación o sesgo por parte de los propios medios, sino en la facilidad con que pueden ser manipulados por terceros.