Páginas vistas en total

sábado, 16 de febrero de 2013

Palabras para Ada (de parte de Julia)



       
     Si Goytisolo escribió ya unas inolvidables “Palabras para Julia”, las mismas que Paco Ibáñez, voluntario soldado hoy de la Cataluña independentista,  memorablemente cantara y musicara, ha escrito a su vez en un artículo Julia Otero (el Periódico.com 8-2-13) unas también destinadas a ser imperecederas palabras, dedicadas esta vez a… Ada. A Ada Colau, la representante de la Plataforma Anti-Desahucios, que el otro día en el Parlamento tildara de “criminal” a un representante bancario que intervino antes que ella.
     “Estimada Ada”, empieza la Carta, “… siempre me ha deslumbrado tu capacidad para expresar con las palabras justas la idea-fuerza que las inspira… “. Tan revelador deslumbramiento lleva a Julia Otero a aventurarle, a marcarle más bien, a la manera en que una deidad del Olimpo con el dedo escoge y señala a uno entre todos los mortales, un destino ineluctable en la vida pública: “lamento decirte que no podrás escapar por mucho tiempo a un liderazgo formal que estás obligada moralmente a aceptar”.
    “Imagino que no te sientes cómoda del todo, que puede dolerte que alguien piense que han domado tu espíritu; pero haces mal. El posibilismo es la única forma de pelear por lo imposible”. Es decir, en una fenomenal proyección al interior mismo de la psique de Ada, la deidad escoge y señala a quien de entre todos insuflar sus poderes divinos, sí, mas ha también de reconvenirle antes hacia el propio designio.
    Puede ya entonces Julia desplegar sobre la cabeza de Ada el fiat, el hágase, el imperativo y la misión encomendada a la Heroína, que es además pontífice: “Sé realista: si hay alguien que puede tenderse como un puente entre la vieja izquierda, gastada, y esa explosión de nuevos movimientos sociales que cristalizan en el 15-M, esa eres túPonte al frente de algo nuevo que nos reconcilie con lo viejo”. ¿No habíamos aquí hablado, tú y yo, lector, acerca de la perenne reactualización de la Ceja –en toda su simbólica extensión- como una de las claves centrales de la hegemonía ideológica de la Izquierda? Pocas veces hallaremos unas líneas tan transparentes a este efecto. Anótese la cadena de significaciones explicitada y la personificación extrema de la síntesis en que vienen a devenir/confluir las Ideas: la vieja izquierda, gastada-el 15M-Ada, . Qué decir de ese “nos” que en plural genérico se nos desliza, abarcándolo todo en una “reconciliación” que a algún malpensado podría sonar gatopardesca. 
    “Un amigo tuyo y mío –a ver si adivinas quién- me dijo ayer: Es el mirlo blanco. Ella es nuestro hombre. Le contesté que eras también y sobre todo “nuestra mujer”.  He ahí el bordón de Julia: las confidencias en las alturas, lo que los dioses traman, lo que las diosas precisan. Palabras para Ada, pues. 

(Cuando ya nada entendí –o quizás lo entendí todo- fue a los pocos días, al observar en televisión la nueva campaña publicitaria del Banco Sabadell, criminal también, I suppose, protagonizada por… Julia Otero.)

7 comentarios:

aspirante dijo...

En definitiva, que Julia, como buena progre, se cree un dios, y como tal posee el don de la ubicuidad y puede estar en misa y repicando las campanas al mismo tiempo.

Juante dijo...

La hipocresía de Julia Otero es propia de quienes tienen asumido que un buen lavado de cerebro es lo equivalente a la libertad del ser humano. Es grotesca, paleta y patética esta progrejuli, hasta el aburrimiento. Pero lo malo está en quienes la compran por lo que se vende. Entre ellos los peperos y esos mascahabas de onda cero.

Me acabo de enterar que la 2 de TVE ha fichado para un nuevo programa cultureta a esa otra flautista hiperprogre de la Cayetana Guillén Cuervo.

Ellos, con lo sectarios que son, no dejan pasar ni una, simplemente se bloquean y airean sus ideas-fuerza (suena a nazi) en bucle sinfín. A continuación se arrogan toda intelestualidá. Los otros tontos, noqueados, no se pueden permitir ni imitarlos en lo corruto.

Saludos, buen finde.

Norma dijo...

José gracias por tu informe, desde el otro lado del océano no tenemos tantas noticias. Gracias nuevamente.

Trecce dijo...

La superdiva de la radio, Julia Otero. Pocas veces he visto a alguien que se escuche más al hablar.

Maribeluca dijo...

Izquierdilla progre e hipocritona e izquierdona agitadora a lo soviet...apañados vamos como hagan caso a quien más grita y se aprovecha de la desgracia del prójimo para pescar.

Monica dijo...

Magnifico retrato de la progresía. saludos

Jose Antonio dijo...

Qué tiempos aquellos que solo presentaba inofensivos concursos...
Un abrazo