Páginas vistas en total

jueves, 14 de noviembre de 2013

Tele 5 y la Huelga de la basura



   Naturalmente es tan sólo un rumor, aunque éste, en inolvidable fórmula del gran Jose María García, no sea en España sino la antesala de la noticia. O, más que rumor, quizás sería caso de justicia poética, esa rara y plena concordancia que a veces, deslumbrándonos, se da entre la cosa, la rosa y su nombre.  Están las avenidas de los madriles, con la huelga de las basuras, reventonas de pura mérde. Chorrean y atufan las ristras de nauseabundos regüeldos y desperdicios orgánicos pudriéndose, arrojados adrede a las puertas mismas de los colegios y demás lugares públicos. Cómo no ver algo bien alegórico en todo ello: el esplendor reinante de la Mugre en plena sociedad de la Telebasura al alcance de los infantes. Si en la turbia peli aquella, Magnolia, llovían de pronto ranas, precipítanse aquí porquerías varias por doquier.
     
   ¿No sería entonces lo más coherente al estado actual de las cosas el que Tele 5 trasladara la rejilla pringosa de su programación entera a las basurientas calles madrileñas? ¿No adquirirían así su pleno brillo la mayor parte de esos contenidos, envueltos así en el marco que les es más comparable, entre esas apestosas montañas de inmundicias? Basura sobre basura y sobre basura una, asómate a la ventana, verás a Belén Esteban en las alturas, tararearíamos, ahora que Navidad está cerca. Por supuesto, podría ser el exitoso conductor del Sálvame un perito ideal, el que como nadie calibrara la dimensión hedionda del asunto.
     
   Dicen, he ahí el rumor de que hablaba al principio, que háse visto a  altos directivos de Tele 5 paseando eufóricos por las calles de la Capital del Reino, festoneadas de desechos malolientes, a pleno pulmón respirando ellos la fetidez, cual peces en agua, frotándose la manos al sopesar eso, el brutal share que acarrearía quizás el llevar los programas estelares a esos muladares, que no les faltarían grotescos voluntarios que allí mejor y más se revolcaran y aun se rebozaran, más la acabada redondez, la transparente congruencia que así adquirirían los contornos de la mugre realidad, ya te digo, Gran Hermano

  
   ¿El medio es el mensaje? De eso nada, McLuchan, que Olvido Hormigos es  monada. ¿Entonces? El medio es el masajecon final feliz, como en lo de los chinos. Puritita rubbish, yes. 


LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS
(Resumen y análisis de la obra en estos enlaces)
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas. Precio del libro: 15 Euros. Gastos de envío por correo certificado incluidos en España. Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)

No hay comentarios: