Páginas vistas en total

viernes, 15 de noviembre de 2013

Y Tristán Ulloa me mandó a Parla, pur qué


   El Tiempo entre Tuitsturas, sí. A ver, comencemos: En el principio había yo escrito  http://elblogdejoseantoniodelpozo.blogspot.com.es/2013/06/la-izquierda-ultra-tristan-ulloa-now.html  ,a propósito de los muy brutos insultos (CABRONAZO, HIJO DE LAS MIL PUTAS) que el destacado miembro del mundo de la Cultura, don Tristán Ulloa, por vía de Twitter había en público dedicado al ministro Wert. Pero vamos, que como este blog fracasati –a las pruebas me remito- apenas lo leen una docena de buenos amigos virtuales, ni por casualidad cabe pensar que cayera en ojos de don Tristán, por lo que nada cuenta en la ciberesférica tenida que más tarde a ambos nos entretuviera.
     
   El caso es que rulando por el Twitter me topé hace unos días con un bien correcto tuit de don Tristán. Lo habría retuiteado un común seguidor, pues de otra forma no hubiera podido yo verlo. Al respecto de los Erasmus decía él:
   
   -Bruselas dobló el presupuesto en junio. Aquí somos europeos sólo para el objetivo de déficit.
     
   La hormiguita resentida que en todo fracasati habita, al verlo,  cual caballo excitado, se alzó sobre sus negras patas delanteras. Allá que vamos, pensé, a sondear un poco al gran actor, director y guionista, en el elenco ahora de la exitosa El tiempo entre costuras.  De paso recordándole sus furibundos dicterios le puse:
   
   -Ya, pero tampoco deben ser muy europeos los peores insultos, ¿no?
     
   Casi nunca las Celebrities acostumbran a contestar a los anónimos tuiteros, y es bien comprensible, pues, suelen andar muy ocupados, y además, vista la legión de seguidores con que cuentan, sería cosa de nunca acabar. Asi es que don Tristán nada me contestó, normal. A lo mejor ni lo había leído, ve tú a saber, el twitter es así, no lo hemos inventado ni don Tristán ni el muá.
   
   Pasaron unos días, pasaron como hojas que en otoño caen, como pasan todas las cosas, tengan sentido o no.  Ya lo había olvidado cuando… me encontré otro tuit del Señor Ulloa. Más cañero éste:
   
   -Si se metiese toda la basura de las calles en el ego del marido de la alcaldesa aún sobraría espacio.
   Al charco que de nuevo la hormiguita resentida en plancha se lanzó. Le dije:
   -Diga que sí, donde esté Zp.

   De sobra sabía yo que a don Tristán, a sus humanistas anhelos ideológicos, los de Zp, siendo copiosos, se le quedan cortos. Además que, de Zapatero se podrá despotricar cuanto se quiera, pero en cuanto a encaje y educación sin duda un notable se merece. Era sólo por… tantearle un poco la nada irónica al eximio actor. Total, no me iba a responder.
   
   Sólo que esta vez sí que me contestó. Con genio, con nervio de actor del mismísimo Actor ´s, impartiéndome e impartiendo al mundo su doctrina, pues el TW es de dominio público, me reconvino:
   -Hable por usted. Yo nunca le voté. Es lo que pasa con la derecha: piensan que si no eres blanco sólo puedes ser negro.
    
   Vaya, pensé, Tristán me ha respondido, muchas gracias, aunque en la respuesta ya me traspasaba él del tú al genérico en un pispás, con cierta aspereza, diríamos, igual que se le habla a un trasto molesto. Está bien, me dije, démosle una vuelta de tuerca más al genérico. Le apunté:
   
  -Es verdad, la Izquierda es mucho más sutil, dónde va a parar.
    
   Uff, algo acaso debí remover en el interior de don Tristán, pues el pase del desdén suyo esta vez no se hizo mucho esperar:
   
   -A ver, Gustavo Adolfo, que lleva usted buscándome desde hace tiempo y no me va a encontrar. Que tenga usted una buena noche.
   
   Bueno, bueno, lo bueno. ¿Qué pensar? ¿Que con esa altanería sólo se le habla a un inferior? Y… qué quería decir eso de que llevaba yo mucho tiempo buscándole y que no le iba a encontrar. ¿Es el intercambio de opiniones acaso una pelea, una pendencia, es que así lo entiende Ulloa? ¿Para qué entonces sirve el Twitter? Pasaba ampliamente de ya decirme más, con buena noche me mandaba a Parla, estaba claro. Quedaba ya sólo despedirse, of course:
     -Muchas gracias, don Tristán, un placer dialogar con usted.

     
   This ih the end. Esta fue, lector, la triste canción de tuits street que entre don Tristán Ulloa y mi menda acabamos por componer. Wert para creer, es verdad.



LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS
(Resumen y análisis de la obra en estos enlaces)
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas. Precio del libro: 15 Euros. Gastos de envío por correo certificado incluidos en España. Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)

2 comentarios:

César dijo...

Y es que usted y yo, admítalo, podemos ser muy moscas "escroteras", pero qué demonios, de lo contrario resultaría esto muy plano..

Oigame, que ha sido muy correcto D. Tristán...

José Antonio del Pozo dijo...

pues, Cesar, no me parece justa esa apreciación. Los "artistas" suelen alardear de ser precisamente eso, y cuando reciben muy educada dosis de su misma medicina, se revuelven como se revuelven, con clasismo y altanería.