Páginas vistas en total

sábado, 30 de noviembre de 2013

Robert de Niro y los etarras

     


   El repique de campanas por la llegada al pueblo del etarra asesino de Fabio, que glosábamos ayer, me recordó, pues creo que recíprocamente se aluden, una preciosa secuencia de aquella extraordinaria película de Michael Cimino, “El cazador”. Regresa Robert de Niro a su ciudad, a su casa en Pensilvania, proveniente del completo horror de Vietnam, de la locura desatada de la guerra, que del todo ha acabado con su inocencia, que tanto por dentro ha triturado y abrasado su percepción de la vida, su existencia entera.
    
   Sin que él lo sepa, su cuadrilla de amigos y amigas, esos jóvenes entusiastas con los que mano a mano compartía antes trabajo y juergas, caza y diversiones, peleas y amoríos, se afanan en prepararle en su casa, en ningún lugar público por tanto, una gran fiesta sorpresa que realce el recibimiento, que sirva quizás de sutura simbólica a la distancia del tiempo, de agradecimiento al soldado que por todos se sacrificó también, que, en fin, reanude los lazos de esa cálida camaradería por la guerra detenida. Engalanan animosos la casa, preparan comida y bebida abundantes, se ocultan sus amigos a oscuras dentro de ella para por todo lo alto agasajarle con una súbita irrupción que él no imagina.  
      
   No me digas cómo, porque escribo de memoria y ahora mismo el motivo concreto no lo recuerdo, pero ocurre que Robert de Niro, en uniforme militar, en las inmediaciones ya de su casa, se “pispa” de lo que le están preparando. Se detiene. Cavila. Vemos como se amarga su rostro. Diríamos que se le hace presente, acumulada, la memoria toda de la guerra, su barbarie, esa desolación. Tampoco es ya él el mismo de antes, ese yo es ya, por remoto, irrecuperable. Ha matado. Han matado y torturado hasta el límite a amigos suyos. Él ya es otro. Se da la vuelta y, sin anunciar a sus amigos nada, se pierde por ahí. No hay nada que celebrar. Vemos a sus amigos luego, recogiendo abatidos los cartelones de bienvenida. Más tarde, retomadas, aunque nunca ya iguales, las relaciones entre ellos, cuando en un día de caza Robert de Niro tenga encuadrado en la mirilla telescópica a un precioso ciervo, se verá incapaz de dispararle.

   
   Qué decir entonces de los etarras, si de ninguna guerra aquí hablamos. Los suyos, crecidos, echan al aire cohetes y voltean campanas en honor del sonriente asesino de un niño.  Al fondo del negro fondo, el padre de Fabio se ve obligado a rememorar el día de la explosión, cuando, aturdido por el estruendo, sacudido por el horror, medio sonámbulo de terror, acertaba sólo a recoger como podía los restos chorreantes de su hijo de dos años, esparcidos aquí y allá, entre los amasijos del coche.


LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS
(Resumen y análisis de la obra en estos enlaces)
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas. Precio del libro: 15 Euros. Gastos de envío por correo certificado incluidos en España. Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)

viernes, 29 de noviembre de 2013

Campanas para el etarra que mató a Fabio, dos años.





   Verás, Fabio, necesito creer que estás en alguna parte, en algún sitio mejor que este. Necesito creer que los niños asesinados, todos, permanecéis siempre niños, es decir, llenos de gracia, en un lugar a salvo de todo mal. Necesito creer que ningún pesar allí os alcanza, que incluso allí comprendéis la furiosa locura que tantas veces ataca a los hombres. Quiero creer, Fabio, que estás muy por encima de todos nosotros, invulnerable y radiante para siempre.
   
   Ya lo sabrás entonces, Fabio: por mandato estrasburgués, tras unos cuantos años en la cárcel, han soltado a tu asesino. Si todo crimen es irreparable, el de un niño de dos años, ni con cien vidas que tuviera  podría su responsable jamás resarcirlo. Si como mínimo hubiera salido de presidio amargado, con la cabeza gacha y asqueado de sí, si se hubiera hincado de rodillas como un hombre de verdad arrepentido ante tus deudos para demandarles un imposible perdón. Ni lo uno ni lo otro. Si al menos todo hubiera acabado ahí.
    
   Un centenar largo de personas lo recibieron en la plaza de su pueblo como sólo se festeja a un héroe. Cohetes, pasillo de honor, antorchas, vítores, banderas… incluso alguien mandó repicar campanas en su honor. Quizás el detalle de las campanas, de su misterioso y sagrado sonar, fue el que más me desazonó. Porque el sonido de las campanas, el oleaje invisible que propaga su armonía, su melodioso eco, hacen vibrar el horizonte, se expanden en él, elevan hacia las regiones más transparentes su música, a todos sin querer nos espiritualizan.
    
   Hay algo tan irremediablemente nauseabundo entonces en recibir al etarra asesino de un niño haciendo cantar campanas… que dan ganas casi de llorar. ¿Desde cuándo se ha hecho el inconfundible y alado repique de las campanas para agasajar al asesino de un niño? Es insoportable ya la sola idea.
    
   Doblan las campanas por tu asesino, Fabio. Acaso lo nombren pronto Hijo Predilecto del Pueblo, y vuelvan a repicar campana sobre campana en su honor, como en el más siniestro villancico, así las gastan muchos de la izquierda abertzale,  que las cosas más sencillas con su odio envilecen. Puede que incluso ese malhadado día se abra él de pecho en un balcón ante su Pueblo: “Yo fui uno de los que con mis manos forjé la Independencia de la gran Euskalherría”.  Ah, sí, ¿y qué fue lo que tú hiciste?, se le escapará a uno que pasaba por allí. Y todos callarán que lo que hizo fue asesinar de un bombazo a un niño de dos años. ¡Menudo héroe!

    
   Ahora que se cumple el aniversario de Albert Camus, “me resisto a amar una Creación en la que los niños son torturados”, qué poder decirles que pudieran comprender a esos cafres kukluxklanescos que ensalzaron a su ídolo. Nada, absolutamente nada.  Acordarme de ti, Fabio, sí, obligarme a pensar que en algún mirífico paraje tú moras, despreocupado y feliz, y  hacer sonar bien alegre la campanita de este mísero blog en tu honor, ding-dong, ding-dong, ding-dong, por ti, Fabio, niño. 



LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS
(Resumen y análisis de la obra en estos enlaces)
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas. Precio del libro: 15 Euros. Gastos de envío por correo certificado incluidos en España. Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)

jueves, 28 de noviembre de 2013

El libro ha muerto. Viva Belén Estebán

    


 Es tan desmedido ya el automático rechazo de la gente a enfrentarse a un texto trabado, es decir, inscrito en una trama de argumentos, que los que entienden de esto te aconsejan “hacerlo” así, en pildoritas minimalistas, en estreñidas capsulitas espaciadas, para que de esta manera al menos algún despistado te “lea”. Pues allá que te van:

1   1)    Las colas delirantes, incomparables, operísticas y triunfantes, ante el “libro” de Belén Esteban evidencian una vez más que se puede caracterizar lo que vivimos como las Sociedades de la Telebasura.
2  
    2)    Simbólico también el que alguien que sí es Escritor –y de los mejores, o sea, progresista- Boris Izaguirre acepte rebozarse en ese charco mugriento
3  
    3)    Es del todo irrelevante que incluso pueda albergar buenos pasajes. No es un libro para ser leído. No es un libro. Es el fetiche sentimentaloide de una CELEBRITIE, que es en lo que ha devenido ese “mágico” artefacto de hiperconsumo a la última que antes se denominaba libro. 

    4)    Irónicamente resulta ser con un “libro” (que va por la 3ª edición dos días después de salir en venta) como se explicita mejor el pleno desprecio en que ha caído el libro/libro entre la mayoría. Un “libro” certifica, pues, la Muerte del Libro.
5  
    5) El libro, en tanto que cofre o recinto preciado de sabiduría, de cultura, de estima y de reverencia por la palabra escrita, que guardaba en sí un prestigio verdadero, se ha esfumado. Más: sobre ese antiguo prestigio social hoy socialmente se escupe.
6  
     6) Más que en ninguna otra etapa histórica ahora la sociedad que puede da con la puerta en las narices a los escritores sin nombre. No valora su trabajo.
7    
    7) No hace tanto las personas que no habían podido estudiar estaban deseosas de aprender, de leer, de llenar esa carencia. Han enseñado ahora a la gente a sentirse orgullosa de su burricie. En la Facultad, más allá también, buscábamos como locos libros de autores desconocidos, porque habíamos oído que estaban bien, que merecían la pena, que había que conocerlos. ¡Te sentías en falta! La gente más humilde reverenciaba la cultura, y las personas se esforzaban en tratar de entender un libro, una peli, un cuadro complejos. Hoy, se la bufa: buaaá… hala, venga.
8  
    8)   Entonces tiene que llegar una niña paquistaní, Malala, tiroteada por los talibanes, a proclamar la importancia de un libro, es decir, del libro.
9   
     9)   Hoy, un escritor para mí maravilloso, García Márquez, el puro placer de la palabra escrita y del texto que en él rebosan, de no ser conocido, dudo si no mandarían la mayoría su excelsa escritura… a Parla.


     10)                     Uff, lo dejo ya, que el otro día en el twitter con aspereza me reconvinieron sobre que parecía un predicador. Tranqui, le dije, hablo con la autoridad que da el fracaso. Y punto borisizaguirre.

miércoles, 27 de noviembre de 2013

¿Bayonetas de Zp contra los inmigrantes? Oh, my God


   Compareció, como a progres encanta presentarse, humanitarísimo e inquisitorial a la vez Rubalcaba en la SER: “No ponga esas cuchillas en la valla de Melilla, señor Rajoy, quítelas, son inhumanas”. Compareció más tarde, as usual, la desnuda verdad: esas cuchillas las ordenó implantar… el gobierno Zapatero. ¿Cómooooooo? ¿El gobierno que dirigió aquel infatigable soñador, ese indesmayable idealista, el mismo que, contrito y lírico a un tiempo, susurrara al mundo entero aquella preciosidad de que “la Tierra no pertenece a nadie, sólo al viento”? No puede ser.
     
   Pues lo es. Como apuntó luego El Mundo –con el PP una vez más in albis- , tras el Consejo de Ministros de 30-9-2005 el portavoz en el Parlamento del PSOE, con su brillantez habitual, explicó que “el Ministerio del Interior aprobó el refuerzo del vallado mediante perfiles metálicos fijados a los postes de estructura… concertina de acero inoxidable y bayonetas en prolongación de los postes”. ¿Y quién era aquel eminente portavoz? Quien va a ser: Rubalcaba.
     Se gastaron entonces por vía de urgencia 12 millones largos de euros en afianzar la frontera con Marruecos. Siendo luego Rubalcaba ministro, dos años después, es cierto que el gobierno de Zp ordenó quitarlas en la parte alta de la valla melillense… manteniéndose en la parte baja de la misma así como en todo el perímetro fronterizo de Ceuta.
     
   Bueno, pues tras las informaciones aportadas, resultó que todas las airadas protestas que circulaban por las redes sociales denostando la crueldad de la medida estudiada, propia de un gobierno ¡¡¡FASCISTA!!!, como sin duda es el que soporta la Derecha española, todas esas desgarraduras como por ensalmo desaparecieron. Ya no gritóse más contra las asesinas cuchillas, como si el día que Zapatero se plantó al lado de Obama a rezar entrambos el Deuteronomio –“no explotes al jornalero, sea tu hermano o venga del extranjero”, allí dixit- de paso hubiérase adquirido cuarto y mitad de bula filantrópica e idealista cara a la Opinión Pública.

   
   Una vez más, no importa tanto la verdad de las cosas, cuanto el machaqueo inclemente de la Opinión Pública, es decir, las connotaciones emocionales que la Izquierda Oficial logra asentar en el neblinoso fondo del inconsciente del ciudadano no avisado: humanísimos y justos nosotros, crueles y brutales los rajoy´s boys. Esas sí que son concertinas y bayonetas eficaces, desde luego. ¿Y Rubalcaba? Salió corriendo y a otra cosa con la rosa.



LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS
(Resumen y análisis de la obra en estos enlaces)
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas. Precio del libro: 15 Euros. Gastos de envío por correo certificado incluidos en España. Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)

martes, 26 de noviembre de 2013

Grandísimo Wyoming ataca de nuevo


   Que Wyoming, mascarón donde los haya de “La Izquierda Ultra” (ese proyecto de libro mío que mostrara, demostrara, aquilatara y glosara el extremista y fanático pensar (¿?) de esta Casta Lista, que jamás por falta de apoyo verá luz, a la postre ... quién es uno para querer escribir libros) también presenta libro por Navidad: “No estamos locos”. Que sabemos lo que queremos, ya. Se lo edita, para variar, Planeta, esa editorial de mala muerte a la que Wyoming, mooooi bueno, altruistamente alienta, esa oenegé que tanto hace por el Pueblo, sí.  Ocasión ideal, pues, para contemplar el puro y duro márketing guayomino. (Público.es   20-11-13)
    
   “Si me dedicara a la política tendría que exigirme a mí mismo lo que estoy exigiendo a los políticos: honradez, dedicación, vocación de servicio, etc… además vivo muy bien y no quiero dedicarme a hacer este tipo de cosas, a sufrir… No quiero renunciar a mis privilegios por servir a los demás, sí. Pero tampoco me siento obligado. Lo que sí que me gustaría es tener la capacidad, como cualquier ciudadano, de exigir. Eso sí.” Pocas veces podrá verse Lección tan Summa de cinismo descarado y de la más baja estofa, palabras estas que en boca de cualquier otro dibujarían la cara dura de un Señorito insolidario y elitista; nada que ver con Wyoming, por supuesto.
      
   “El obrero de derechas es tonto por definición y el rico puede ser lo que le salga de los cojones”. He ahí la originalísima visión wyomina, su insulto por decreto, más el aditamento testicular, que no falte, por más que recurso tan zafio pareciera precisamente propio del pensar ultramontano. “Yo puedo estar más a gusto, a pesar de mi renta, en el bar de debajo de mi casa, donde me encuentro con amigos y me tomo una caña por cincuenta céntimos.” ¿50 céntimos? ¿A pesar de su renta? Ni el cafelito de Zp mejora esa machada del Héroe con su pueblo. Luego dirán que la vida está cara.
   
     “En esencia no soy de izquierdas. Lo que pasa es que comparado con la sociedad, a lo mejor soy hasta de extrema izquierda”. Que él solito se lo dice todo, ahí está. Viene ahora la sustancia gris: “Creer en la justicia, en la sanidad pública, apostar y defender la educación pública, apostar por los derechos de los jubilados para tener una vida digna, apostar por los trabajadores que tengan una vida digna y que sus hijos puedan tener una educación coherente y de calidad, esto te convierte en un hombre de izquierdas. Hoy. La derecha está en todo lo contrario”. Es decir, la eterna verborrea buenrrollista de la Progresía, ese wishful telling que automáticamente te pone en el bando de los Buenos, junto a la maniquea denigración del oponente, la imputación en él de las más siniestras intenciones con el género humano, constante ésta en el dolorido pensar de la Izquierda Ultra.
  
   “¿Y qué piensas de José Miguel Monzón?”. O sea, cómo tú a ti mismo te ves, artista. Y en su autodefinición, grandísimo Wyoming, taaan original, tan genial, se reboza una vez más en ese tópico que encanta a la Progresía forretis, esa máscara verbal que les permite ocultar la posición de élite que en esta podrida sociedad capitalista ellos se han apalancado: “Un tipo con suerte”.  Lo de los demás es robo y explotación, lo suyo es pura suerte, ya.


LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS
(Resumen y análisis de la obra en estos enlaces)
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas. Precio del libro: 15 Euros. Gastos de envío por correo certificado incluidos en España. Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)

   

lunes, 25 de noviembre de 2013

Zorrerías de Antonio Banderas

     



   Son maravillosos, de verdad. Le gustaría a uno de mayor ser como ellos, ya lo dejé aquí dicho http://elblogdejoseantoniodelpozo.blogspot.com.es/2013/10/mi-ideal-de-vida.html . A los líderes forretis de la Progresía encima las masas obreras les veneran. Valen para un roto, para un descosido, para un remiendo, para un zurcido, media vuelta y al revés, y yes, very well. Siempre en el campo de los Buenos, de los Justos, de los Mansos de Corazón. Paladeemos la penúltima hazaña de prestiditigitación de estos sumos artistas. Con nosotros… el gran Antonio Banderas.
      
   Le acaban de conceder la Medalla de Oro del Instituto Reina Sofía de Nueva York. Mira que andará en boca del noble pueblo progresista español el asco que le merecen las muy corrutas prácticas de la Familia Real, el airado ansia que en el mismo palpita por la liquidación de la obsoleta monarquía… pues allá que acudió Banderas, a la metrópoli misma del Imperio Capitalista que esclaviza a la famélica legión, solícito como el mejor de los cortesanos, presto a prosternarse y hacerle la sagrada reverencia a la Reina borbónica.
      
   Y qué panegírico de la Reina allí hizo: “Estoy recibiendo este honor que acepto porque soy parte de una generación de españoles que con la llegada de la democracia tuvimos una plataforma y un espacio en los que era posible crear libertades. La reina Sofía fue una fuerte y entusiasta defensora de esa libertad universal y artística”. Ahí queda eso.
    
   Y puestos ya también de lo español, que si tal dijera Arturo Fernández, de españolazo faccioso media España le tildara: “Cuando siento el corazón, el viento suave o la sangre picante de mi país sé que soy… inevitablemente español, irremediablemente español, que cada parte de mi mente y de mi cuerpo son románticamente españoles”. Olé, Banderas. Bellísimo. Ahora vas a Cataluña y al País Vasco y lo cascas.
    
   También, cómo no, al cabo afincado y blindado en el oro de Hollywood, el ditirambo del país anfitrión, de la pérfida USA: “He aprendido a través de los ojos de mi mujer también a amar América”. Grandes aplausos de la flor y nata del patriciado yanqui ahí mismo recogió. En el Waldorf Astoria estaban la Clinton, Oscar de la Renta, Carolina Herrera, Valentino, Diane Von Furstenberg. Cuentan las crónicas que la esplendorosa gala contó como secundarios de lujo, encargados de entregar las distinciones, el actor Michael Douglas y… nada menos que Henry Kissinger, el cúmulo de maldad y rabia que ese nombre en el imaginario progresista hispánico automáticamente dispara.
   
   Pero es que, lector, apenas dos semanas antes había comparecido arrollador Banderas ante Ana Pastor, musa y un poco también reina del izquierdismo, en la CNÑ latina, sentando plaza y cátedra de, agárrate, de furibundo prochavista antisistema: “Hay organismos superiores –mercados, lobbys, grandes corporaciones- que son los que realmente mandan y se benefician… ¿Cómo salir de esta situación? Como hizo Chávez en su momento, rompiendo con ese sistema... No hay otra salida”.

     
   Bravo, Banderas, bravo, qué grande, el mejor Zorro de lejos. Este tuyo de aquí es en esencia el secreto de la Casta Lista. No sé si el chándal bolivariano que Maduro guarda para ti te quedará del todo bien. Total, para un rato.  

domingo, 24 de noviembre de 2013

Malala bonita

   
   

   Y al fin Malala Yousafzai,  Malala, la niña bloguera paquistaní tiroteada y gravemente herida por los talibanes por obstinarse ella en ir al colegio, recogió el Premio Sajarov a los Derechos Humanos ante el Parlamento europeo en pleno. Qué frases tan hermosas dejó ella allí, tan bonitas y luminosas como sus ojos, como ella misma. Cómo no va entonces este bloguero de la nada a inclinarse ante ella, a ya mismo apartarse para dejar que sea ella quien hable y diga.
   
   Cuando leí lo que ella dijo me estremecí de veras. Sentí que de alguna forma mi secreto anhelo se había cumplido ( http://elblogdejoseantoniodelpozo.blogspot.com.es/search/label/Malala ) y que Asunta, la otra pobre niña bloguera, asesinada, a quien la babélica actualidad a Malala había unido, tan estudiosa y aplicada en los estudios como ella, tan linda y brillante como ella también, por más que Malala quizás ni la conozca, de alguna inmaterial manera le había inspirado para dejar, juntas las dos, boquiabierto al burocrático auditorio con su tan radiante inteligencia, como si dos preciosas principitas  deslumbraran con su sencilla, y por lo mismo poética, verdad a toda aquella tropa de instalados paniaguados:
     
   “Hay niños que no quieren consolas, quieren un libro y un bolígrafo para ir al colegio”.

     
   Cómo no sentirse, bloguero siendo, concernido y afectado con ellas, por sus vidas invocado. Que tengan que venir estas dos niñas blogueras y magas desde el Oriente lejanísimo a proclamar la importancia de un libro. Ya nos vale.




LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS
(Resumen y análisis de la obra en estos enlaces)
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas. Precio del libro: 15 Euros. Gastos de envío por correo certificado incluidos en España. Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)

sábado, 23 de noviembre de 2013

Blogueros aman el Frío

   


   Existen blogueros, fíjate lector, que, redomados egoístones como son, o sea, liberales, oran y adoran el Tiempo antipático, esas hirientes inclemencias invernales que expulsan a las masas de las calles, el tenaz  incordio de los elementos atmosféricos que disuade a las muchedumbres de pasear, de extasiarse como bobos ante la caricia del sol novembrino, tan milagroso y por eso tan estimado, de admirar los prodigios de los parques otoñales, tan susurrantes en tapices sobredorados . Anhelan en su íntimo fuero esos desalmados blogueros, fíjate, que pronto se desaten perpetuas y fieras borrascas, crudos pedriscos, ásperos vendavales de frío, cuchillos del hielo contra los rostros humanos en los boulevares, en las plazas y alamedas. Pasión por la escarcha, sí. Poseen la loca esperanza ellos, fíjate tú qué bien triste quimera, de que el malísimo Tiempo recluya a las gentes en sus hogares, los aprese ahí, ahí les reduzca y encadene... y que entonces, lector, no te quede otro remedio que venir a mí, a guarecerte y a calentar un poco tus manos entre las mías al lado de este blog que sueña ser hoguera amiga, y que por fin me leas un poco, que me prestes ahora tu tiempo, que estés conmigo. Porque ya de mi pobre libro ni hablamos. 



LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS
(Resumen y análisis de la obra en estos enlaces)
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas. Precio del libro: 15 Euros. Gastos de envío por correo certificado incluidos en España. Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)

viernes, 22 de noviembre de 2013

Llamazares, negacionista

     

    Desde que, con ocasión de la rutilante Conferencia del PSOE, el gran Garzón con Faisán se la jugara, trastabillea errabundo y descorazonado Llamazares, con pena de amores contrariados en los andares, corrido y sin sitio, desorientado y como quien no da pie con bola. Ah, tristeza de amor traicionado, a qué páramos de desolación, a qué gulags interiores nos arrastras. De amargo peripatético ya Llamazares se pasa, y paso a paso a simple patético ha de llegar. ¿Pues no proclama ahora, más chulo que un Maduro del ocho, que... “ningún terrorismo es de izquierdas”?.
      
   Recuerda mucho, claro, aquella otra máxima del prodigioso y oscarizado Fernando Trueba acerca de que “todas las dictaduras son de derechas”, que ya glosamos aquí ( http://elblogdejoseantoniodelpozo.blogspot.com.es/2011/02/trueba-y-el-mundo-segun-trueba.html ). Le encanta a la Izquierda guay esculpir estas frasecitas autoexculpadoras, que de vez en cuando le hacen un superlavado express a su inmaculada autoconciencia, ardientes siempre ellos por autocolocarse en el Bando de los Buenos, los Justos y los Mansos de Corazón. Al ladito siempre del Pueblo, vamos.
        
   Así, contra todos los datos de la experiencia, de la Historia y de la realidad, sentencian ellos y quédanse, como el otro, tan a gustito. Tan anchos, como dioses que tras sus palabras borraran y crearan realidad a su antojo. Así, porque ellos lo valen.
     
   ¿Qué hacer? Decirles, por más que sea nada este mísero blog, la escueta verdad: representan el fanatismo negacionista sumo. Hay hitlerianos que niegan los campos de exterminio. Hay comunistas que niegan el Gulag. Hay Llamazares que niegan el terrorismo de izquierdas. Que sí, sr Llamazares, que las personas se aman y la poesía existe y el sol asoma cada día gracias al comunismo, que sí, que sí nos representan, que sí.


   (Y como profecía que se autocumple, justo al día siguiente de la llamazarada aconteció el ataque de una banda de más de cien energúmenos ultraizquierdistas en la Facultad de Derecho de la Complutense… ná, eran fascistas disfrazados, claro) 


LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS
(Resumen y análisis de la obra en estos enlaces)
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas. Precio del libro: 15 Euros. Gastos de envío por correo certificado incluidos en España. Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)

jueves, 21 de noviembre de 2013

Por un beso filoetarra (poessía 59)

   



   ¿Te animas, lector? ¿Cantarías hoy conmigo y de mi mano sobre la música de Jarabe de Palo (abajo el video) la mala letra que hoy te propongo? Jarabe de palo reciben los malos, decíamos ayer,   …y un besito luego por tomárselo tan bien. Va:

En la vida vióse estampa
tremenda como esta
Superjuez y Abogada
tan cerquita ambas caras

Mil causas de los etarras
en los ojos la serpiente
pasta de las extorsiones
ambos dos bien sonrientes
ambos dos bien sonrientes.

Filoetarra va y lo embarca
dice así que al calvo amansa
cuando cae la charla
va y le gasta un par de chanzas

Y bromear y bromear
Y susurrar y susurrar
una guasa tras  otra
pero ella nunca suelta
pero ella nunca suelta.

Por un beso filoetarra
daría lo que fuera
por un beso de ella
aunque sólo uno fuera
Por un beso filoetarra
daría lo que fuera
por un beso de ella
aunque sólo una fuera
aunque sólo uno fuera.

Saqué la bandera blanca
como manda la ocasión
olvidé a Carmen Tagle
a Tomás y Valiente aquel día

Y es que hasta levito
por besarle los morritos
¡Porque Garzón esta filoetarra
a mi me trae loquito
voy le arreo un besito.

Por un beso filoetarra
yo daría mi melena
por un beso de ella
aunque sólo uno fuera
Por un beso filoetarra
yo daría lo que fuera
por un beso de ella
yo daría mi melena.

Aunque idiota yo fuera
Aunque idiota yo fuera
Aunque idiota yo fuera
Aunque idiota yo fuera
Aunque idiota yo fuera
Aunque idiota yo fuera



Posdata: Mira, por favor, Elisa, ven i de las orejas llevátelo, pero qué trueno yulbrinner está él hecho.


LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS
(Resumen y análisis de la obra en estos enlaces)
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas. Precio del libro: 15 Euros. Gastos de envío por correo certificado incluidos en España. Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)




miércoles, 20 de noviembre de 2013

Los Empresarios-Basura



   Tampoco se entiende bien el burdo jueguecito que con los trabajadores de la limpieza –y con todos los ciudadanos de paso- se han traído los depravados Ejecutivos de esas Grandísimas Empresas licitantes de las basuras en Madrid. Resulta que después de amenazar en firme nada menos que con una reducción del 40% en el salario –hasta proponer para sus trabajadores, en drástico contraste con sus propias opíparas regalías, soldadas de mala subsistencia- y con el despido fulminante de más de un millar de sus empleados, después de azotar de angustia y de rabia la existencia de todas esas miles de familias concernidas, y de muchos más simplemente espectadores con alma que puede que pensaran que no cabía otro camino, tras dos semanas de huelga, sin justificar nada, sin explicar nada, sin argumentar nada, se avienen ahora… a mantener el nivel salarial sin un solo despido, incluso a sufragar los costes del conflicto, a cambio de un discreto ERTE de 45 días al año y de unas jubilaciones anticipadas e incentivadas.
     
   Es inmoral juguetear con las personas de esta manera, Señores Amos de la Basura. Parece lo vuestro divertimento de ociosos señoritos crápulas toreándose al personal. Además de ignorar y despreciar las pautas elementales de la comunicación pública en las sociedades modernas, no tenéis la más remota idea del daño que asestáis a la causa del libre emprendimiento y de la economía libre y de la sociedad abierta que creéis representar, la menos mala de todas las conocidas.

   
   Nadie os creerá ya jamás. Cualquier parecido vuestro con el del honesto tendero de barrio, resulta, desde luego, simple coincidencia. Deberían quizás los Capitostes Sindicales enviaros gratis total un rolex, en pago a los servicios prestados con vuestro incomprensible y caprichoso comportamiento a su dudosa legitimación, a sus piqueteros métodos, a su corrupción, que es asimismo la vuestra. Menudo balón de oxígeno navideño les acabáis de regalar. Ni que anduviérais, en tanto que Casta, con ellos conchabados. Como de otros en su día dijera Jesús Gil, otro que tal, seguro merecéis hoy aquella sentencia mejor que nadie: Sois basura.



LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS
(Resumen y análisis de la obra en estos enlaces)
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas. Precio del libro: 15 Euros. Gastos de envío por correo certificado incluidos en España. Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)

martes, 19 de noviembre de 2013

¿Por qué SÍ te callas?



   No sé sabe bien qué causa más repugnancia al elemental sentido de la justicia, si la cobardía criminal de los etarrones o la humillación bárbara que los salvajes violadores infligieron a sus víctimas. Después de todo, algo debe querer decir el que a la vez, hermanados en crueldad, retratados juntos en su siniestra vileza, salgan ambas cuadrillas de bárbaros a la vez, por más que abandonen la cárcel tan campantes.
     
  Ante un asesino de verdad arrepentido, que colabora con la Justicia, que se pone a los pies de sus víctimas, que demuestra el asco que de sí siente, puede entreverse algo de clemencia. Ante un asesino que sale desafiante y levantando el puño, sólo se pueden sentir desprecio y rabia.
    
  Una persona pierde su trabajo, su piso… es un palo. Puede encontrar otro, puede de otra forma apañarse más tarde. A una mujer, a una niña, la violan salvajemente… la han matado ya en vida. ¿Acaso no es esto indiscutible?
   
  No se entiende entonces el estruendoso silencio que las Feministas Oficiales guardan ante la libertad de tan inhumanas bestias, estos violadores sistemáticos. O se entiende demasiado bien ese ensordecedor mutis. A una mujer, un bestial depredador de esos la violó con saña repetidas veces en su misma casa… ¡delante de sus hijas! Otro menda de esos, el año que le detuvieron, salía a una media de una violación cada tres días… ahora en la calle relativamente joven aún. A una menor discapacitada, un bárbaro de estos la estuvo violando desde los nueve años. ¿Tremendismo? Hay miles de casos así.  La humillación extrema, el dolor indecible que para una mujer, para una niña, suponen una violación salvaje, es peor que todo.

   
   ¿Cuántas películas, documentales, spots, canciones, pósters, cuentan y denuncian ese infierno, esas historias tan dolorosamente reales como numerosas? Piénsalo, dímelo: Con la formidable capacidad movilizadora y publicística que la Izquierda casi en monopolio atesora, y a las pruebas diarias me remito, qué no podrían hacer sus Santones propagandistas. Con los fregaos apocalípticos que por cualquier minucia montan los de siempre, el obsceno silencio de ahora, por qué. ¡Contra violación CASTRACIÓN!, clamaban antes las Feministas Oficiales. ¿Y este odioso silencio de ahora? Pschhh… silencio… se viola.



LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS
(Resumen y análisis de la obra en estos enlaces)
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas. Precio del libro: 15 Euros. Gastos de envío por correo certificado incluidos en España. Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)




lunes, 18 de noviembre de 2013

Lo que hay detrás del Filobatasuno de la Sandalia



   Que un diputado radikal filobatasuno de extrema izquierda en la sede por excelencia de la palabra amenace físicamente a un ex –vicepresidente (que ya fue tiempo atrás literalmente agredido durante una manifestación pública) del gobierno es grave. Que lo impute allí nada menos que como gángster, que le emplace, con modales matones, a encontrarse “en el Infierno” es preocupante.  Nada nuevo, por cierto: hace poco el mítico Beiras anduvo en un tris de arrearle, en plena sesión parlamentaria, al presidente gallego. Por supuesto, en esa cosmovisión, lo sabemos de sobra,  Otegui es un hombre de paz y Rato es un gángster.
    
   ¿Hubiera amenazado igual el mastuerzo filobatasuno del CUP a los responsables de los milmillonarios ERES de los parados? ¿Al buenazo de Zapatero? ¿A los capitostes de los Sindicatos más que trincones? ¿A los jefazos protocorruptos de la misma Derecha nacionalista? Está claro que no, esas delicatessen  paraterroristas, como los escraches, tienen como exclusivo destinatario a la Derecha española, a la que se le imputan las más siniestras intenciones –Almodóvar, Willy Toledo, secretario PSOE Córdoba, glosábamos en los últimos días aquí-, a la que nada que no sea su ínsito fascismo se le reconoce, a la que se reserva perenne, haga lo que haga, el más refinado de los odios. Siempre mais, sí.
    
   Lo más escalofriante no es que en el Parlamento el fanático de la extrema izquierda pueda tan ancho así explayarse, sino, una vez más, la legión de gentes que, creyéndose sensatos progresistas y buenísimas personas, coinciden casi milimétricamente con el sentir del diputado del CUP. Siempre idéntica comprensión, cuando no difusa admiración, de buena parte de la izquierda, que se dice moderada, al lenguaje tabernario y adorador de la violencia de la izquierda extrema. No por casualidad el humanista del CUP –de apellido Fernández- , al día siguiente entrevistado en la TV3, se jactaba de que “en las redes sociales” habían apoyado su gesto. Y en efecto, no había más que poner el oído ese día sobre los tambores del Twitter para “entender” al energúmeno. ¿Qué condenas de la Izquierda oficial ha merecido el “sandaliazo” del filobatasuno del Oasis? 
   
   Es ese difuso y torvo “humus” que se percibe tras la Sandalia de Fernández lo que en verdad resulta anonadante. 


LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS
(Resumen y análisis de la obra en estos enlaces)
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas. Precio del libro: 15 Euros. Gastos de envío por correo certificado incluidos en España. Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)

     

domingo, 17 de noviembre de 2013

Albert Camus, una amable tuitera y yo mismo



   Escaldado, para variar, de fracaso, del todo llamó mi atención en la mañana novembrina el resplandeciente tuit de @Signanter:
  
   -Cuando rechacen tu trabajo, detente. A veces no hay razón. Mira que le sucedió a Ernesto Sábato con su libro El túnel: Cuando Sábato ofreció su libro en 1948, fue rechazado por todas las editoriales de Buenos Aires. Tuvo que resignarse a que lo publicaran en la revista Sur, que era dirigida por Victoria Ocampo. Pronto, El túnel llegó a las manos de Albert Camus, quien elogió su obra y movió influencias para que fuera publicada por Gallimard.
  
   Bueno, qué tentación más irresistible el sentirse hermanado en infortunio nada menos que con Sábato, el extraordinario escritor de “Sobre héroes y tumbas”, cómo evitar ese amable columpio de la autoconmiseración en medio de la hermosa mañana, cómo no pensar uno en sus pobres Ínfulas.  Concurría además otra enjundiosa coincidencia, y es que acabo de terminar de leer “La peste”, la notable obra de  Camus, a la que me llevó la extraordinaria novela de Saramago que ya ponderé aquí (  http://elblogdejoseantoniodelpozo.blogspot.com.es/2013/08/ceguera-de-saramago-ceguera-mia.html ), y de la que no poco esta última bebe.  Así es que, arrimando el túnel a mis ínfulas, le respondí a @Signanter:
    
   -pero sin Camus El túnel seguiría en el túnel, a pesar de su valor.
   
  Podría pensarse, con razón, que aportaba yo a la conversa tan sólo una amarga lucidez, y para qué en todo caso sirve esa acerba clarividencia. Pero entonces @Signanter me ofreció una lección irreprochable:
     
   -He ahí por qué debemos ayudar a nuestros amigos cuando otros les dan la espalda.
  
   Touché, pensé. Y sólo por no rendirme ante ella del todo aún le retruqué:
    
   -muy de acuerdo. ¿Quién me presta una escalera y me presenta a Albert Camus?
  
   Asi es que ante mi disparatado conato ella, a quien de nada conozco, sólo se sonrió, aunque con su sonrisa, con esas eñes ciberesféricas que raudo comprobé que significan risueños ojillos picarones, no creas, lector, algo me infundió de muy dorada esperanza. Y viva el grandioso Albert Camus, por supuesto, que está, y que se le espera, esa luz que ya viene.

  
   -jejejeje  ñ_ñ