Páginas vistas en total

viernes, 4 de julio de 2014

Las Celebrities se forran a tu costa, so follower




     “No admires a tus héroes, se tú uno de ellos”, rezaba uno de los famosos eslóganes del mayo del 68, que, en la regresión cultural experimentada bajo el presente Reinado de la Mugre (yuxtaposición de la imperante Telebasura,  de la Era de las Celebrities Bobas y del desprestigio social de la cultura escrita), caracterizado por la masiva veneración a frikie-líderes, se nos antoja revolucionario. ¡Incluso Pablo Iglesias, que de frikie nada tiene, en insólito culto a la Personalidad de la propuesta política, llevó su efigie a la misma papeleta electoral!
   
    Tal y como cuando aún nada se sabía, y en este mísero blog ya sospechamos, (post de 7-3-14) http://elblogdejoseantoniodelpozo.blogspot.com.es/2014/03/que-hay-detras-del-famoso-selfie-de-los.html
el famoso selfie de la noche de los Oscar, de espontáneo tuvo nada. El tuit más retuiteado de la Historia, con todo su aparente grito de espontáneo guiño yuppi-guay de las Celebrities hacia sus followers –fíjate, qué enrollaos que son-, fue en realidad –se ha documentado ahora en el Wall Street Journal- una meditadísima operación comercial, una gigantesca tomadura de pelo a sus millones de followers, acaso una gigantesca estafa –en tanto que encubierta publicidad pagada- a los mismos. ¡Y tan pagada: 18 millones de euros se embolsaron en la tacada esa panda de humanísimas estrellas! Así promocionó Sansung –conchabada con la TV del evento y con las estarlettes- su penúltimo cachivache telefónico.
   
   Marcas y Celebrities han encontrado todo un filón de oro en la moda de las selfies, que les permite, sin intermediarios, llenarse las buchacas tras anunciar sibilinamente sus productos a los rendidos y bobos –no se sabe si más lo uno o lo otro- admiradores, que se cuentan por millones en todo el orbe. La clave de la cosa –de la estafa simbólica- reside en que el mensaje no aparece identificado y nítidamente señalado como publicidad, sino rodeado de todo un aire casual y buenrrollista del famoso, diríase que en íntima y sincera confesión a sus millones de seguidores.
   
   Así, una Celebritie que cuente entre 7 y 10 millones de followers puede embolsarse unos 10.000 dólares por tuit. En España, celebridades como Iniesta, Puyol, Valdés, Arbeloa o Villa, entre otros, han rebañado ya en este tramposo perol. Desmontemos entonces de nuevo las simbólicas bases embaucadoras sobre las que se asientan las selfies de las Celebrities, a las que ahora se añade el fenicio y sucio negocio:
-en aparente inversión de los valores tradicionales, a medida que la distancia real y material que separa a famosos y seguidores es más y más sideral que nunca, las selfies otorgan la posibilidad de simbólicamente camuflarla, ofreciendo una falsísima ilusión de cercanía y equiparación a los fans, plagiando los propios cánones plebeyos de comportamiento que en las selfies brillan.
-de esta manera, lo que empezaron siendo en las redes sociales esas narcisistas y a la vez pedrestres “autofotos”, propias sobre todo de y entre horteras gentes “poligoneras”, que buscaban con ellas un triste sucedáneo de cierta celebridad inter iguales, asciende ahora a moda y a pícara artimaña usurpada por los Famosos para mejor perpetuarse ellos en la memoria de las muchedumbres, que acuden encantadas a consumir la cadena interminables de sus productos in the market. Qué guays, míralos. RT.    

   ¿Entonces? No seas tú uno de ellos, anda. 



LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS
(Resumen y análisis de la obra en estos enlaces)
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas. Precio del libro: 15 Euros. Gastos de envío por correo certificado incluidos en España. Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)

1 comentario:

César dijo...

..y es que deberíamos pensar seriamente en la posibilidad de nos estén manejando a su antojo...