Páginas vistas en total

martes, 8 de julio de 2014

Felaciones por copas, ¿de verdad?



    Como lo oyes, compay. Al menos dos locales de una zona ultraturística de Mallorca estarían impulsando una suerte de concurso (en principio para féminas, pero por pura lógica extensible, claro, a tutti quanti variedades sexuales pueden hoy “platicarse”) de felaciones masivas a cambio de copas gratis… ¿sólo para la ganadora?
     
   Parece desde luego una historia inventada, insostenible a poco que lo pienses, -salvo que estuviéramos hablando de declaradas prostitutas, pero ese aspecto del todo se “elude” en las informaciones- una más de las tantas noticias “falsas” que hoy pululan, producto de toda una floreciente industria de informaciones embusteras que atraen un instante la morbosa atención de la “aldea global”, la sacuden un momento de su modorra, dentro de esos ciclos de excitación y depresión en que llevan a los consumidores postmodernos hoy a rastras,  rinden sus misteriosos beneficios económicos y apenas se investigan.
    
   No queda aún, claro, por ejemplo, si en el origen de esta serie de noticias falsas alrededor de una zona de Magaluz hay una ocurrencia para concitar la atención de una zona turística concreta y así revalorizarla cara al cada vez más exitoso turismo de borrachera, o por el contrario, una idea para denigrarla y hundirla del todo, de la misma manera que incierta es aún la reacción real que la misma a ese efecto entre el público obtendrá.
    
   Ocurre, para explicar su masiva difusión, que está adobada la historia con los ingredientes teóricos que dan marchamo de receptividad a las historias y que por tanto directamente reflejan los valores dominantes hoy: hedonismo y sexualidad llevadas al límite, disolución de todo criterio moral y axiológico, más el cinismo sobreañadido e implícito que permite la burda carcajada del receptor, las interjecciones en uno u otro sentido, ningún serio debate… y a por la siguiente historieta.
     
   Cuenta también con los ingredientes prácticos que aseguran el pleno éxito difusor: es crucial el que exista un borroso video que “demuestra” la picante historia, aunque nada verdadero muestre. En días, a través de las “redes sociales” el mamadero video da la vuelta al mundo. Así lo recogen inmediatamente además los medios antes llamados serios: “se acumulan millones de menciones a Magaluf durante las últimas 48 horas”. “Y lo cierto –añade con algo de mal reprimida complicidad el redactor- es que los mensajes no son mayoritariamente negativos”.

      
   Obsérvese además que la propia truculencia de la historieta a todos (progresistas, conservadores, anarcos o reaccionarios, feministas o machistas) nos pilla con el pie cambiado y no sabemos bien qué decir, que sea en serio, claro: qué ver más en todo  esto, transgresión y liberación sexual, o suma degradación y esclavitud perversa del vicio.  Una cosa sí puede, creo, afirmarse: es una prueba más de la vigencia hoy del Reinado de la Mugre. Esas son las “Historias” que en cadena una-tras-otra hoy venden, lector, porque rezuman y pringan las mismas con los valores dominantes en el Reinado de la Mugre, que lo sepas. Como para tratar de convencerte yo de mis Historias de un bobo con ínfulas,  que por cierto, es la pura verdad, son divertidas, a la par que líricas e instructivas, pero esa es … otra historia, claro.




LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS
(Resumen y análisis de la obra en estos enlaces)
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas. Precio del libro: 15 Euros. Gastos de envío por correo certificado incluidos en España. Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)

2 comentarios:

César dijo...


Desconozco si el hecho es real o es alguna de esas campañas publicitarias de las que se aprovechan quienes son unos aprovechados.
De cualquier modo me sugiere un pensamiento totalmente negativo con respecto a la calidad del ser humano. Dan ganas, a veces, de borrarse de esa denominación. A ti te parece que es el Reinado de la Mugre, apreciación con la que no puedo estar en desacuerdo, no obstante a mi me parece que mientras la sociedad, toda ella, no rechace toda práctica abusiva y corrosiva para la dignidad humana, y que permite a la gente ganar dinero "de la manera que sea", mientras no antepongamos la dignidad y la salud al euro, la sociedad seguirá deslizándose por el reino de la mugre hasta la cloaca final. Y venderá a su madre en la televisión de la mugre porque encima obtiene réditos económicos.
Recuerdo aquella máxima que se lanzaba en la diatriba de tabaco sí, tabaco no, en los interiores; también se hablaba de los puestos de trabajo, del dinero que perdían los empresarios..Pero debemos poner límites y que vivir resulte mucho mucho más digno y no tener que contemplar cómo niñatos caprichosos y malcriados de éste y otros países llenen de vómitos nuestras calles y de vergüenza a sus habitantes por no perjudicar el negocio y los puestos de trabajo

Coñe, qué gran sermón!

José Antonio del Pozo dijo...

-la condición humana es la que es, César. No pidamos imposibles, luchemos y censuremos lo posible. Donde no hay dinero, es peor aún. En cuanto a lo del tabaco y los empresarios... eso ya es lo del Pisuerga, creo.
saludos cordiales, amigo