Páginas vistas en total

miércoles, 26 de enero de 2011

En...Sabina...dos

    
     Entenderás, lector, que si Sabina a la hora de sentar cátedra en “Público” habla de “la Izquierda y YO”  pueda permitirme yo a mi vez aquí,  en esta covachuela que a ningún sitio va, enarbolar también el “Sabina y yo” al principio de mi nada. Pero es que además es así: Sabina y yo coincidimos en considerar  el reciente relevo de Gabilondo por Milá y su Big Brother en la tele amiga un hecho más que trascendental. Ya lo he dicho. Signo de los tiempos, Reinado de la Mugre, dije entonces yo, como un amargo notario del que nadie levanta acta. Leamos en cambio como vivió la cosa el gran Sabina: “el día que busqué la CNN+  y salió GH24horas… fue como escupirme en la cara. Me lo tomé como un insulto personal y pensé que había que hacer algo, y el único lugar en prensa donde se puede hacer algo es en “Público”, y por esto aquí estoy”. Claro, bien pronto se ve ahí la importancia de la famosa nariz –y del Ego que le sigue- de Cleopatra, de D. Joaquín en este caso, para variar el curso de la Historia. Señores del Progresío Mastercard, estas basurientas liquidaciones por derribo, sin siquiera consultarle, a Sabina no se le hacen, que coge él la pluma pública y pronto la lía parda.
    
    Sí, pero ¿en “Público”?. Veamos: “dejé de escribir en Interviú por aburrimiento… el único aliciente que me quedaba era escribir en las mismas páginas que Millás”. ¡Vaya por la lucha de clases!, pensé al leerlo, mira que hay escritores Planetarios por el mundo y va a mentarme a la Bicha, que parece que la Izquierdorra los cría y ellos solos se ajuntan , hay que ver con el aliciente cesante de los 600.000 euros del Planet Hollywood de Lara (goodfather en la División Azul, memoria histórica, plis) que quiere que tomemos las armas contra la crisis, y al que Sabina suelta aquí Público guiño. Escribir al lado de Millás, ooohhh. Cuanto mejor, Sabina, escribir en esta covacha a mi vera, te lo digo yo, que estoy tejiendo ya el Manifiesto Bloggero que hará temblar deprisa hasta las estructuras mismas de Prisa.
    
     Le preguntan, claro, por los sindicatos y por la Huelga General, que Chiquilicuatre y Él tanto auspiciaron, y aquí el de Úbeda plega un poco velas: “¿qué van a hacer? ¿llamar a la insurrección civil? –lo dice él, eh, ponte el pinganillo Millás-, “lo intentaron un poquito en la huelga y no salió tan bien” –pena, Millás, mucha pena-. Aunque la severidad del diagnóstico, oiga Doctor, subsiste: “la batalla en Europa es brutal, contra la socialdemocracia, contra los sindicatos, y la están perdiendo”. Sabina, yo que tú devolvería el premio a la cólera fachosa de Aguirre. Y si entonces, según dijo, había descubierto Sabina una palabra “sagrada” (¡HUELGA!), ha obrádose ahora en Él una transferencia de sacralidad: “para mí un PERIODICO es una cosa sagrada, hasta el más infame. Cada vez que cierran un periódico me pongo de luto”, caramba, con que unción de enfermo se nos pone ahora el cantautor de las batallas brutales, y con los periódicos no nacidos qué es lo que Él hace.
    
    Le sacan también en la interviú el dudoso nombre de Zp, a quien él con tanta alegría alabó: “No seré yo quien se ponga a estas alturas a defender a Zapatero… –cómo mola verle al genial letrista con esa retórica de politicastro decimonónico del no-seré-yo- ...es un gobernante limpio que creía en lo que decía, creía demasiado. Mi decepción es que no tenga margen, que lo que tiene que inventar la izquierda son márgenes.  Claro, D Joaquín, creía tanto y con limpieza tanta que ahora, antes que largarse a su casa, ha preferido seguir en el Poder y aplicar la política contraria. ¿Inventar márgenes? Mejor inventar logomaquias nuevas para seguir dando la charla, dirá usted. ¿Y Cuba? Pues, ná, paso adelante y paso atrás y un pase de pecho monumental, ni José Tomás oiga: “No tengo que pedir perdón por los movimientos de mi corazón”. Y olé.
     
     Y bueno, con el toro ya en suerte, toca entrar a matar, el quiz de la cuestión, la identidad, el quest-que-cé. Veamos como se perfila el Artista: “antes de ser comunistoide (obsérvese el brillante despectivo usado, que relativiza, distancia y humoriza, tres en uno, el diamantino concepto de ser comunista) fui anarquizante (otra vez lo mismo, como si fueran las ideologías citadas, la propia identidad, como los relojes blandos de Dalí, poco serias y cambiantes, porque interesa ahora que así se vea, que la traca viene ya) y ahora no sé bien que soy (Sabina, lost in traslation), pero en lo único que coincido con los liberales puros (algo es algo, en medio de la brutal batalla, mon amí) es en que hay un montón de cosas, (¡un montón!) sobre todo relacionadas con las costumbres (mejor no recordarle en este punto, Señor, las bondades esas del Incesto  que quería usted convencer a sus hijas allá por el september pasado, ver El MUNDO)  en las que el Estado no debería meterse: desde el tabaco a los toros”.  Si fuera uno la Aguirre, pronto le daba otro más grande premio.
     En fin, como le veo yo, sr Sabina, es sobre todo versionando mejor que nadie la canción que abajo le pongo. Hago votos, desde mi covacha, por ello.

7 comentarios:

Mercedes Pinto dijo...

Y digo yo, ¿por qué no se dedica a cantar sobre amoríos que es lo suyo? Jamás entenderé a los artistas que toman partido. Un creativo, por definición, debe estar al margen y pensar y sentir por sí mismo.
Saludos.

Javir dijo...

Es este rogerío patrio, amigo del Pozo, que anda revuelto por no saber adónde acudir para pillar los reales de vellón, si aquí o allá. Ahí, ahí está el quid.

Un abrazo

PD.- Me gusta minimalista: Seagrams con Schweppes y su poquito de piel de limón, sin la carne. Para momentos sofisticados añadir monda de manzana verde.

marcela dijo...

Te he dajado un comentario en lo de la Milá que sirve para Sabina. Ese gran poeta del sentimiento y la inspiración.
Un abrazo
La idiota internacional s.l.

Neo... dijo...

Dejó a la Milá y se fué con Millás.

Claro, allí había más gente.

No será porqué allí "pillás" más, bandido.

Ángeles Hernández dijo...

"Claro, bien pronto se ve ahí la importancia de la famosa nariz –y del Ego que le sigue- de Cleopatra, de D. Joaquín en este caso, para variar el curso de la Historia"
......El ego, es el ego, tan vitoreado él, que narices dignas, aún hay.

"Le sacan también en la interviú el dudoso nombre de Zp, a quien él con tanta alegría alabó: “No seré yo quien se ponga a estas alturas a defender a Zapatero… –cómo mola verle al genial letrista con esa retórica de politicastro decimonónico del no-seré-yo- ...es un gobernante limpio que creía en lo que decía, creía demasiado. Mi decepción es que no tenga margen, que lo que tiene que inventar la izquierda son márgenes."
......Margen para irse????, Margen para rectificar???, claro que sí creía demasiado es difícil que llegue a descreer.

Y en cuanto a comunistoide y acratoide, me remito al calificativo que humildemente se auto-adjudica el protagonista de la película "Las invasiones bárbaras":
"Hemos pasados por todos los ismos,comunismo, existencialismo, socialismo... y también por el cretinismo..., aunque sería mejor decir CRETINOIDE (por mantener el sufijo).
..................................


Pufff, menos mal que hoy no voy después del último ( donde según se dice no viene nadie).
¿Qué tal va ese manifiesto bloguero?.

Abrazos que hoy llegan a tiempo de Á.

Aitor Mento dijo...

Don José Antonio, muy pero que muy bien contrapuesto Alberto Cortez frente a Sabina.

Recuerdo que hace unos cuantos años, don Alberto estuvo en el dique seco por una enfermedad de importancia. Tras ella, compareció en Cine de Barrio de TVE ( aún lo presentaba José Manuel Parada, fue la mejor época del espacio en mi opinión ), y se despachó bastante a gusto con lo que ahora conocemos por "titiriteros".

Apuntó que muy poca gente de la música se acordó de él en ese período y se interesó por su salud, nadie del cantautorerío guay, si mal no recuerdo.
Y se metió muy en concreto con Victor Manuel de Belén. Contó cómo éste le pidió un tema para un disco homenaje que iba a producir ( a Neruda, creo recordar ), se lo pasó y no le dio ni las gracias.

José Antonio del Pozo dijo...

-Mercedes: cada artista, creo yo, que haga lo que quiera, pero habrá cosas en las que se estará de acuerdo, y en las que no. En las últimas catalanas por ejemplo los divinos de la Ceja expresamente pidieron el voto para los comunistas catalanes, para iniciativa por Cataluña, y esos postulados merece crítica, creo. Un abrazo, como siempre
-Javir: si, que la crisis achucha a todos.Ostias, la receta del gin-tonic me la apunto: se nota que sos un sibarita y un conocedor del asunto. Y lo de la monda de la manzana verde, con su evocación al paraíso, me parece ya bárbaro. Oyes, tenemos un día que quedar en algún lado (también quien quiera, of course, y tomarnos uno de esos) Un abrazo, javir.
-Marcela: pues gracias por dejarme tus ideas, y tu viñeta, tan bonitas
-Neo: ele, todo por una ele de más: de Milá a Millás, de que vas Sabinás. Bravo, Neo
-Ángeles: muy oportuno el aporte que pones de Las invasiones bárbaras.Va, va, el mani va marchando e incendiará el mundo, ya sabes.Otros para tí.
-Aitor: sabrosísimo el comentario y la información que aportas, que no conocía.Gracias, muchas gracias. ¡Córtez en cine de barrio! Es lo que le decía ayer a Sergio, y esas cosas que comentas deben saberse... para completarle el retrato a los divinos. Ya te digo, muchas gracias.