Páginas vistas en total

sábado, 27 de octubre de 2012

A escondidas (Poessía treinta y seis)




Si tú lo quieres
intrépida amazona,
en el tráfago delirante
de las horas diurnas
de la claridad urgente,
del mundo entero en torno tuyo
que te reclama y te grita,
que te exige,
en ese vértigo inclemente
de las prisas mañaneras
mírame por encima del hombro
dedícame dos parpadeos
picotéame en un pispás
alíñame en tres capotazos de los tuyos.

Pero a la atardecida
cuando reina la hora bruja
y las constelaciones infinitas
amainan su locura sideral,
al caer majestuoso de la noche,
cuando quedan como al pairo las estrellas,
cuando la vorágine se remansa,
los rescoldos del día
te ruborean sólo
de amansada belleza el rostro,
guerrera ya en reposo.

Entonces, en la hora propicia,
a escondidas del mundo,
en un rincón mío y tuyo
de nadie más
-en suspenso el Universo-
como si perpetraras tú
un vicio muy oculto,
repara en mí te suplico,
tómame entre tus manos,
saboréame de parte a parte,
detén el Tiempo en mis palabras
deja que ellas te acometan
que te estallen por adentro.

Que anduve yo todo el día
trapero diurno de las avenidas
buhonero azul de las alamedas
traficante noctívago de los libros
rastreando las más golosas
las que puedan por sí solas
convocar una belleza que te iguale,
madreseselvas, amarantas, caléndulas, tamarindos, carbunclos
sólo para tus sentidos, condottiera mía. 

10 comentarios:

Andres Ruiz Espada dijo...

Tanto en prosa como en verso,que gusto da cada dia entrar a ver con que me sorprendera hoy,un Oasis ,entre tanta pena e injusticia que tenemos que leer a diario,un saludo

Winnie0 dijo...

¡ Pero si es que eres TODO un POETA!!!! Un beso José Antonnio y buena tarde de sábado

Monica dijo...

Es un placer leerte. Saludos

C.S.Peinado dijo...

Te veo inspirado y eso es bueno. No hay que dejar de disfrutar y hacer disfrutar por el mero hecho de que, cómo en el Titanic, todo se hunda a nuestro alrededor. Todo un lujo.

Un saludazo.

Cesar dijo...

Ha de caer. No hay sendero que se bifurque, sólo un camino: Amazona en tí, cabalgando hasta el agotamiento.

CLAVE dijo...

Como música es leer tu blog, en este momento donde no hay paz ni sosiego en ningún sitio, yo me estoy plateando no abrir periódicos ni blog que me estresen cada día...saludos..

BEGO dijo...

Preciosas palabras ... caerá seguro.
Un abrazo!!!

Sonja dijo...

qué preciosidad

Anónimo dijo...

poeta grande mateo

Anónimo dijo...

Empeñado en que tus lectores desafíen, a veces, las leyes de la física consigues hacerles levitar . Esta poesía se merece algo a cambio...
Escucha la banda sonora de Local Hero, entera. A Mark Knopfler no le importará que yo la coja prestada un rato para regalártela a ti. A ver si levitas tú también.
( y de la poesía 37... haré como que no la he leído)