Páginas vistas en total

miércoles, 17 de octubre de 2012

Poderoso Caballero es Don... Don Artur Mas


   
    Poseen los tópicos una especie de  íntima pujanza bovina y mostrenca que les hace inasequibles, no ya solo al desaliento de su propia tosquedad argumental, sino incluso a la más que probada refutación intelectual e histórica de los mismos. Claro, esos sobeteados lugares comunes les aportan a quienes son poseídos por los mismos gratificaciones nada desdeñables en estos tiempos ultra-acelerados que vivimos: a la manera del corta-y-pega, evitan y solucionan el arduo problema de la interior deliberación -que exige la atenta procura de más información y el ejercicio del propio juicio- y además, como los auriculares que vemos por las calles entre los jóvenes, le envuelven inmediatamente a uno en la plácida burbuja de la melodía compartida por el grupo mayoritario.
   
   En dos palabras, lector, que también a veces me paso yo de enterao, los tópicos tranquilizan y reafirman mucho a quienes los propalan. Simplifican en su básica receta la intrincada complejidad de las sociedades abiertas y modernas, precisamente caracterizadas por la existencia de múltiples y variados centros de poder. Así en política, por ejemplo, cuántas veces no habremos oído el mantra de que el sistema democrático del que creemos disfrutar es una pura fachada, que son los políticos meros guiñoles de los verdaderos Amos del Poder y de la Historia: los Señores del Dinero. El Dinero manda, y punto pelota. Es el Capital y su interés (el criminal Capitalismo, vale) el que mundialmente desde algún secreto lugar decide el destino de todos, y son sólo los políticos sus más o menos meritorios lacayos. El Dinero no conoce de fronteras ni de contradicciones, se dice, y especialmente los políticos de derechas –esa clase de burgueses- son sus títeres, que aquellos, desde las sórdidas alturas, coordinan a placer. La Política es pues pura pamema, pues no tiene resquicio alguno de autonomía para dictar sus normas a los Sumos Propietarios Capitalistas.     
    
   Mira que tenemos delante la extensión de los fundamentalismos religiosos, que vuelcan con su propia ira los destinos de decenas de  países. O la  creciente marejada ahora de los nacionalismos, con su consiguiente llamada a la re-medievalización de las relaciones económicas y humanas. Sólo por citar los penúltimos ejemplos: la Presidenta Argentina decide de un plumazo manu militari nacionalizar la multinacional Repsol... No ha pasado nada. Es decir, es la poderosísima multinacional quien se ha visto desplumada. O en España: la amenaza independentista que, estando en el poder la Derecha española, enarbola ahora la Derecha catalana, que en virtud de la ley de hierro o presidencialismo extremo imperante en los partidos casi podemos atribuir a la exclusiva decisión de Artur Mas, ¿obedece a una implacable lógica económica de mercado?, ¿envuelve ese delirio sadomasoquista una astucia inclemente del Capital? ¿O más bien no ocurre precisamente al revés, y es el ámbito político –el reducido coro de sus líderes- el que pone contra las cuerdas y doblega la relativa autonomía del mundo económico?
   No es Mas quien dobla la mano. Es el acaudalado señor del Imperio Planeta, sr Lara, el que debe agachar la cabeza y con lo que pueda escapar del Oasis.   



Post/post: gracias a Juante, a CLAVE, a Mónica, a Juan Carlos, a Aspirante, a essostre, a Zorrete Robert, a mybuscador por sus soberbias reflexiones, de las que me enorgullezco, por hacer mejor este blog, por bloggear ayer a mi lado, GRACIAS.

9 comentarios:

aspirante dijo...

Lo cierto es que en España, o lo que queda de ella, los apellidos de políticos y financieros se repiten desde hace siglos, y con dictaduras, monarquías o repúblicas son siempre los mismos.
Siempre habrá una rama de la familia que está en el bando vencedor y que sacará del atolladero a los del bando vencido.
Se está muy calentito y cómodo dentro del rebaño: reconocimiento social, profesional, ayudas a las empresas...
La disidencia es muy peligrosa: persecución, inspecciones, falta de crédito, injurias...
Ya veremos lo que hace el Sr. Lara, pero me da la impresión que amigos no le van a faltar en otras partes y tampoco me extrañaría verle hacer las paces con Mas, que el euro es el euro, en Barcelona y en Pernambuco.

George Orwell dijo...

Sinceramente, Mas es un demente que se ha pasado de frenada y puede traernos desgracias de las que luego se arrepentirán todos... Y estos son los moderados... Saludos :)

o blog de xesús lópez dijo...

Hola, José Antonio:
Creo también que es un asunto de demencia.
¿Se le podría financiar una aventura como la de Baumgartner, pero para dejarlo allá arriba?
Seguramente que entonces se preguntaría dónde está Cataluña.
Un saludo.

Juante dijo...

Yo pondría, además, el ejemplo de la Bankia y las Cajas de Ahorro, con sus metástasis actuales: Sabadell, "San" "Tander", BBVA del cambio climático, Caixa, Caixabank, etc.

Efectivamente, a mí me enseñaron en aquel maravilloso sistema educativo anterior al nido del cuco sociata, que "el poder político antecede siempre al poder económico".

Los peligrosos de verdad -como bien decís- son los políticos, individuos abominables casi siempre, porque quizás el puesto amerite la desfachatez y estupidez de un mediocre, como "el medio es el mensaje", que diría McLuhan, o "el mensajero es el mensaje", que digo yo (y no voy a cobrar por copyright, altruista que es uno, je).

Gracias y cordiales saludos.

Lobo Solitario dijo...

Arturo Mas es fuerte en la misma proporción que otros, los que deberían frenarle en seco, son bóbidos castrados. Nopuede ser que , a estas alturas de la película, todo un "ministro" de justicia declare que "Será responsable si ejerce alguna acción ilegal para la consulta soberanista".... Este señor ya es reo por rebeldía, desacato a sentencias de tribunales superiores, indicios de sedición,.... ¡Y esto sólo de cara a dellitos estatales, mejor no hablar de las cientos de irregularidades más o menos graves dentro de la propia Cataluña: Desde las sanciones por la "ley lingüista" hasta xenofobia y racismo, pasando por prevaricación, tráfico de influencias, despilfarros.........
Pero claro, si quien tiene que poner coto le rie las gracias..... Algo así hizo Chamberlain con Hitler y todos sabemos como terminó aquello.

Fernando dijo...

¡Bravo! Sigue escribiendo así. No dejaré de leerte. Un saludo ab imo pectore.

CLAVE dijo...

Yo también estoy con los de la demencia pero añadiría senil, por engordar la cosa, ya que no me explico como un tipo dice que va a declarar la independencia por que si, y que el resto de españoles nos quedemos mirando.
Yo confió en la justicia y en el gobierno (crédula que es una) y pienso que en 4 años llueve y hace calor o frió, que de todo pasa y que yo sepa los catalanes no son tontos, quizás haya que darles tiempo al tiempo y se den cuenta de esta quijotada ...saludos..

Jaime dijo...

Quien tiene que decir, no dice; quien tiene que hacer, no hace; quien espere que el PP le ponga el cascabel al gato, va apañao.
El Arturo hara lo que le parezca, sin validez legal, pero lo que le salga del forro de las pelotas; después dirá que España no se lo reconoce, se hará la victima y cuando sea necesario para aprobar unos presupuestos, le sacará al gobierno del Estado los higados; tiempo al tiempo.
Salud

mybuscador dijo...

Opino igualmente que todo uds, y me gusto esta entrada, te deseo muschos exitos
___________________________________
Fotomontajes Gratis