Páginas vistas en total

martes, 30 de octubre de 2012

Guardiola, un filósofo en Central Park



   
   No sabemos si en este perro mundo la Filosofía en general tendrá o no futuro, pero al menos la rama guardiolana del Saber sin duda lo tiene esplendoroso. Véase si no a su Sumo Pontífice, en interminable año más triunfal que sabático, impartiendo doctrina orbi et orbe, como todo un gurú, en fenicias macroconferencias delante de abarrotados y estremecidos auditorios, como si ante otro Bill Gates estuvieran. Véase si no su espectacular aterrizaje en el Apartamentazo de Nueva York, en primera línea del Central Park, su estelar cenorrio nada menos que con Woody Allen, que es a su vez como el Papa de Manhattan. ¿Qué ha hecho el Guardiola filósofo para merecer esto?
   
   Tienen los sabios justa fama de ser expertos en adivinar el pasado, pues  les pilla siempre el Futuro en fuera de juego, por decirlo en términos futboleros. Claro, cuando desmenucé los datos del Apartamentazo de Guardiola en Nueva York (24.000 euros/mes, en el exclusivísimo rascacielos Ardsley del Upper West Side, 350 m2 de minimalismo fetén y majestuosos ventanales, cálidas tarimas y hasta piano de cola) me vino a las mientes, por contraste, la fabulosa charleta filosófica, patrocinada por el humanista Banco de Sabadell, (ver Mío blog de 3-11-2011) que hace apenas un año se trajo con Fernando Trueba acerca precisamente del Futuro.
     
   “No podemos pensar que los políticos nos arreglarán las cosas. O lo hacemos nosotros o nada.”, sentenciaba allí todo indignado Guardiola, autoincluyéndose como el que no quiere la cosa en el pelotón de las víctimas del Sistema. “Si no me quieren, me echarán y haré lo que salga”, añadía, como si de un pelanas buscavidas de Lavapiés se tratara. De ahí a despedirse cuando le dio la gana de su club, a plantarse luego en jubileo entre las elitistas entrañas mismas de la metrópoli del Capitalismo genocida,  a declararse desde allí independentista, a facturar como conferenciante de cinco estrellas y a cenotear por todo lo alto con el autor de Vicky Cristina Barcelona, media el abismo de toda la cínica impostura que a unos cuantos deliciosos prohombres de nuestra vida pública, venerados además por las masas, se les permite.
     
   No sabemos a los demás lo que el incierto Futuro habrá de depararnos, pero no parece muy arriesgado sostener, a la vista de tamaña sabiduría, que el de Guardiola viento en popa y a toda vela va.


Post/post: gracias a Juante, a Aspirante, a CLAVE, a Helio, a Sonja, a Winnie0, por redondear con sus reflexiones mi blog, por hacerme pensar, por bloggear a mi lado ayer, GRACIAS.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Lo escribes sobre Guardiola solo se puede llamar envidia cochina... ¿que ha hecho Guardiola? Si tienes un día libre pasate por la sala de trofeos del FC Barcelona y después me lo cuentas....
PD: Dante Alighieri define esto como «amor por los propios bienes pervertido al deseo de privar a otros de los suyos». En el purgatorio de Dante, el castigo para los envidiosos era el de cerrar sus ojos y coserlos, porque habían recibido placer al ver a otros caer.

Juante dijo...

Has definido perfectamente, a través de la figura de este espécimen, la esencia misma del progrerrojerío mugriento: hacen de la mentira y la hipocresía la única justificación de su pobre existencia. Lo malo es que, más allá del ejemplo de esos figurones de barro, gente anónima como cuñados, hermanos, amigos, conocidos, etc. son de la misma guisa, cuerda y pasta, salvando las distancias, claro; (que no el gusto por los lujos asiáticos y neoyorquinos a ser posible, of course). No les molestó lo de las torres gemelas por los motivos que sabemos, pero no veas lo que sufren estos progres de mierda ante el asedio natural del huracán.

Gracias a ti por tus buenos oficios blogueros. Un abrazo.

Winnie0 dijo...

Y a mi que Vicki Cristina Barcelona no me gustó nada!!! jaja Un beso

Juan Carlos dijo...

Bueno, ya sabes como son estas cosas. Crías fama de sabio con cuatro vaguedades sembradas por ahí al estilo de Bienvenido Mr. Chance, te proclamas indignado del todo igual que un obrero ochocientoseurista y ya tienes micrófono abierto para pasar por filósofo (cobrando, eso sí). Es lo que dice tu amigo Javi Bardém: "Desde fuera, España da mucho miedo". Claro que lo dijo en la presentación de Skyfall.
Salu2

Santi dijo...

Menuda estupidez de artículo, la rabia que denotas por no poder disfrutar tú de ese pisazo transpira todas las frases que has escrito... Guardiola, por si alguien no se ha enterado, es "rico". Ha ganado muchos millones, porque ha ganado un porrón de trofeos, te guste o no. Le inhabilita eso para opinar sobre la crisis? Que yo sepa, no le ha tocado la lotería, el tío se lo ha ganado trabajando, y probablemente en un año o dos estará entrenando otro equipo. Simplemente tiene la suerte de poder tomarse un año sabático si le da la gana, cosa que otros no podemos hacer... Tienes envidia, y punto.

Norma dijo...

Interesante post, más lo son los comentarios, gracias pçor informarme. Caariños.

MAMUMA dijo...

Si alguien le escucha y paga porque no va a hacerlo.

Inmaculada Moreno H. dijo...

Jo, y Manhattan inundado.