Páginas vistas en total

lunes, 29 de octubre de 2012

Mas por mas, menos


   
    Y de las musas, pacientísimo lector, de nuevo a las masas, mejor dicho, a  Mas, que, como el nombre nos indica, vendría a ser la singularización de las masas independentistas, con mayúscula y flequillo eso sí. Acaso Ortega escribiría hoy La rebelión de Mas, aunque su enjundiosa obra original valdría también para echar luz sobre la Santa Indignación actual, pues nada es nuevo bajo el sol, según nos chivara ya hace veinticinco siglos el rey Salomón, creo.
   
   Es propio de la época descarada que vivimos el no andarse los líderes sociales con elaboradas disquisiciones a la hora de exponer sus propósitos, sino a la pata la llana arrojarlos sobre la Opinión Pública, que es cada vez más el Instinto Público, dado el carácter irreflexivo, repentino y voluble que cada vez más reviste la suerte de la misma. De esta cruda manera, Don Artur Mas –no la Derechona apocalíptica- ha enjuiciado el presente: “España está contra las cuerdas”.
     
   Y como España lo está, aquí llega Mas, deseoso por ver en que podría él echar una mano a la superación de la crítica encrucijada… con su amenaza independentista. Ha revelado ahora Rajoy la irrechazable oferta que Mas le empaquetó la misma Mañana de la Amenaza en la Moncloa: “o aceptas el Concierto Económico o atente a las consecuencias”. Y el milimétrico desencadenamiento de los hechos posteriores –esa especie de Independencia en progress a la que asistimos- le da a mi juicio valor de verdad a sus palabras, frente a la difusa negación que Mas hizo más tarde de la versión de Rajoy.
      
   Yo creo que ni la sabiduría monumental de Ortega y Gasset habría sido capaz de encontrar un precedente histórico de parangonable matonismo, por el que el presidente de una Comunidad Autónoma, aupado sobre sólo una mayoría relativa en el cargo, en tales términos acogota al Presidente del gobierno –por mayoría absoluta elegido- del Estado a cuya Constitución juraron el uno y el otro servir. ¿Y de haber sido al revés esas mayorías, entonces, qué no habríamos de ver y de escucharle a Mas?
     
   Está de moda decir ahora, entre los articulistas de renombre, que Zapatero y Rajoy son calcamonías de una misma insulsez. Está aún, digo yo, el círculo de esas supuestas vidas políticas paralelas por cerrarse. Rajoy lleva ni un año en el machito. Pero pocos de esos lumbreras han señalado que al respecto del rebelde Mas la respuesta ha sido bien diferente. Recordemos: ante la amenaza de Mas en Moncloa, Zapatero  le ofreció… fumar y fumar una precaria pipa de la paz. Fumetearon y fumetearon aquella noche mano a mano y de aquellos bajos humos salió el infumable y recientísimo Estatut que iba a ser… el maná mismo derramado sobre España y Cataluña juntas –qué elocuentes esas dos ñas o esas dos “ya” finales en común-. Apenas un tercio de los catalanes lo aprobaron… y aquí está ya Mas con su nueva amenaza.


      España está contra las cuerdas. Atengámonos todos a las consecuencias, vale. Claro, diría Ortega, Mas es Mas… y sus circunstancias. Mas es Mas y su insaciable nacionalismo nacionalismo separatista, digo yo, sólo bloguero con ínfulas. 



Post/post: gracias especiales a aspirante, a MAMUMA, a Helio, a Mati, a Jaime, a Mónica, a Andrés Ruiz Espada, a Inmaculada H Moreno, a Laura Caro, a Winnie0, a Mónica, a CS Peinado, a Cesar, a CLAVE, a BEGO, a Sonja, a Mateo, por llevarme en sus volandas, por hacer bonito mi blog, por bloggear ayer a mi lado, GRACIAS. 



6 comentarios:

Juante dijo...

Sí, pero es que hay muchos más mases. Que le echan incienso al de la mandíbula. Por ejemplo, Enric Juliana y todos los que le dan pábulo, cual charnego Carlillos Herrera, el "chusmeta".

Vivimos en un país de chantajistas espirituales y físicos. Es una pena, pero quizás todo provenga de una mala leche inveterada.

Saludos.

aspirante dijo...

Con rufianes chantajistas sólo se dialoga en la sala de interrogatorios de la comisaría más cercana.
Con sujetos que se saltan las leyes a su antojo e ignoran las sentencias que están obligados a cumplir sólo se dialoga en la sala de interrogatorios de la comisaría más cercana.
Y es que hay individuos con los que no se puede dialogar, pues por diálogo y negociación ellos entienden que los demás asumamos mansamente sus tesis y aceptemos sin rechistar sus condiciones.
Vamos, que además de putas pongamos la cama (disculpe tan burda como gráfica expresión).
Hace muchos años que había que haber puesto pies en pared y no arredrarse ante sus bravatas, que con esas gentes no se entiende uno hablando, sino aplicando el código penal (su problema es el 3%), por antipático e incómodo que resulte.

Si España está contra la pared es por Mas y todos aquellos que son como Mas, que sólo vienen a MadriT a pedir más y más dinero.
Si españa está contra la pared es por el nefasto sistema autonómico, que además de ruinosas consecuencias económicas tiene aún más nefastas y perversas consecuencias políticas, logrando enfrentar a unos españoles con otros.
Así que ya es llegada la hora, aun siendo muy tarde, de que Mariano no ofrezca diálogo, sino código penal y reforma constitucional para eliminar ese cáncer que ha hecho metástasis y son las autonomías.

CLAVE dijo...

Se acuerdan cuando el Mas o Memo, digo que no entendía hablando a los Andaluces, a partir de ahí, yo lo sigo en todas sus memeses.
Casualmente hace unos días, en el autobús, entablo conversacion con una chica marroquí, me comenta que vive en España ya 9 años y que tiene problemas con su niño de 8 años por que no se adapta en el colegio a los textos en español, pues todos estos años vivieron en Cataluña y según ella al niño le cuesta de entender hasta a los profesores....saludos...

Helio dijo...

Esto solo nos ocurre a los españoles, un político en contra de su propio país al que no reconoce como suyo, a la vez que pone el cazo para poder solucionar los derroches y las malas gestiones en su comunidad.
Saludos.

Sonja dijo...

Pero ahora ya no hablan tanto de independencia sino de federalismo, ya colman tanto la paciencia que dan ganas de darles el gusto de la "interrupción temporal de la convivencia" a ver como se espabilan solitos.

Winnie0 dijo...

A mi el sr Mas como que no me convence NADA. Creo que no necesitamos ponernos nosotros mismos en situaciones de cara a la pared...Un beso Jose Antonio