Páginas vistas en total

sábado, 16 de marzo de 2013

Breve Teorema sobre la imposibilidad del Amor bajo el Reinado de la Mugre




Proposición A) Por lo general los Hombres, al respecto de las Mujeres, y bajo el Reinado de la Mugre en que vivimos más aún, piensan en                                                                             una ÚNICA COSA.

Proposición B) A las Mujeres, con todo, y bajo el Reinado de la Mugre aún más, les sigue fascinando el aura transgresora que desprenden los “malotes”.

Ergo: Habemus Desastre fijo.






LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS (Resumen de la obra en post del 27-1-2013 y 1-2-2013)
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas. Precio del libro: 15 Euros. Gastos de envío por correo certificado incluidos en España. Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)

3 comentarios:

Juante dijo...

Mi teoría -que me atreveré a desarrollar más adelante en il mío bló- es que, bajo el repugnante Reinado de la Mugre, el amor se ha tornado un bien tan tan escaso -cual asteroide maya- que ya no es ni bien y, para la inmensa mayoría de mugrientos es hasta algo maligno. Como no sea abriendo una cuenta de ING, no encuentras amor ni por equivocación, ni por asomo.

Ciertas son ambas premisas pero, si lo de los hombres es algo consuetudinario y los testaferros y soplapollas de la Mugre lo han hecho inviable por asimilación con el imaginario facha, en esa ingeniería social que vienen practicando con éxito, son las mujeres las que tendrían más que decir. Pero callarán como "eso" en rastrojo. Porque el Reinado de la Mugre es el primer gran machista que las utiliza, menospreciando su legendaria "inteligencia emocional" (que luego usan para ir de "malas") y engañándolas con dádivas políticas, entre las que destaca la promiscuidad del "carpe diem", por negación al "patriarcado reaccionario" tan anti-progre que se caga la vaca.

Si a eso le añadimos que, efectivamente está periclitada suficientemente la dualidad antropológica femenina de emplear a la par dos llaves -la del macho alfa de su raudo y permanente "pensamiento mágico de princesa Letizia", entreverada con la del macho beta del hombrecillo estrogenado que sea capaz de soportar veleidades mil, cuitas, antojos, mamoneos y, como máximo, compartir tareas con un chinito adoptado o algo que venga de penalti- tendremos ya el cuadro completo del actual estado de la cuestión mugrienta.

Pero son ellas las que se lo tienen que hacer mirar. Indudablemente.

Saludos.

Juante dijo...

Diálogo de hoy en el programa de progregemío:

El psicólogo, sobre una niña adolescente adoptada, internada en centro de menores por pegar sistemáticamente a la madre: "...son niños ariscos porque no sienten el vínculo de la biología..."

Progre Gemío: "no creo que la biología sea un detonante como para no sentir el vínculo, Ángel..."

Psicólogo: "te equivocas..."

Juante dijo...

Sobre la primera proposición, un comentario más: es inmanente -por "VOLUNTAD" de la naturaleza- ese instinto de los hombres de buscar sexo incesantemente. Pero no a cambio de lo que sea: eso es un sofisma, del que se alimenta el feminazismo. Cuando hay un hombre promiscuo, un Warren Beatty, sale en los papeles, se le pone el foco; con las mujeres no pasa: se silencia y se bendice la prostitución, en izquierda y derecha. Wikipedia está plagada de biografías femeninas de bovarinas, pero en el imaginario colectivo, "todas" salen bajo palio y no solo por semana santa. Hay mucho "tabú" al respecto, y hoy en día mucho más, con la falsa igualdad. La "lealtad" de nuestros padres, abuelos y bisabuelos está fuera de toda duda, por lo general. Hoy se tiende a destruir artificialmente cualquier vínculo biunívoco, por intereses económicos y políticos. Pero la naturaleza choca contra todo.

Saludos.