Páginas vistas en total

viernes, 15 de marzo de 2013

Peineta de Artur Mas y humillación del PSC


     
     El victimismo es para los nacionalistas el chute nuestro de cada día. Precisan esa dosis diaria en vena para sentirse algo. Continuamente necesitan, santos sufrientes, refocilarse en su herida imaginaria. Ay, cuánto les duele a ellos su tierruca, que diría el Señor de las Anchoas. No nos entienden, no quieren escuchar la voz del Pueblo, ay, qué dolor, qué dolor.  Se queja continuamente Artur Mas de que el gobierno español no quiere dialogar. Tanto victimismo en vena inoculado acaba por producir, claro, fenomenales delirios.
      Se produjo ayer una escena en el Parlamento catalán de esas, que con su escueta realidad debería servir para desmontar el cúmulo de patrañas en que Artur Mas encantado se balancea. Resulta que el líder del PSC había alumbrado una Idea. Una idea que acaso sirviese, a su parecer, para de una vez por todas liquidar la endemoniada “cuestión catalana”. ¿No es acaso el Parlamento el Templo de la palabra, el escenario principal y solemne sobre el que deben deliberarse, cara a los ciudadanos, los pros y contras de las decisiones que a todos conciernen?
    
     Bueno, pues nada más comenzar Navarro su discurso – el del tercer partido de la Cámara- en persona dirigido a Mas, y que proponía en esencia justamente eso, iniciar un diálogo, el honorable presidente agarra el portante y se las pira. No volvió a entrar al hemiciclo hasta el momento de votar… en contra, claro. El estrambote haría las delicias sardónicas de Plá: Mas exige diálogo, Navarro insta al diálogo, y cuando Navarro pónese a dialogar, va Mas… y, como diría Ramoncín, converso reciente a la causa separatista, se abre de najas. Ni siquiera voy a escucharte, es lo que vino a decirle.  Navarro quedó allí demudado, humillado y burlado cual bobo en vísperas.
       
     Si es siempre bochornoso e inmoral que los parlamentarios abandonen sus escaños cuando el que habla no es de su partida –deberían al punto perder el sueldo, como cualquier trabajador que no atiende a su tarea-, que así haga el mismo Honorable en la actual encrucijada, cómo podría sin acritud calificarse. De soberbio desprecio al espíritu de la Democracia, como mínimo. ¿Quién le recuerda a Artur Mas sus obligaciones? ¿Qué de bueno puede nacer de tan altivo desdén? Qué puede recogerse de ese talante, el propio de un déspota.
        La peineta de Bárcenas, el berzas, no tiene perdón, de acuerdo. Pero esta otra simbólica de Artur Mas, mucho más trascendental, no debería tampoco, a mi juicio, tenerla. 



LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS (Resumen de la obra en post del 27-1-2013 y 1-2-2013)
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas. Precio del libro: 15 Euros. Gastos de envío por correo certificado incluidos en España. Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)

4 comentarios:

Antonio Pedrosa dijo...

Amigo y tocayo José Antonio, ¿que me vas a contar que yo no sepa, sobre esta "casta", política?. Son ruines hasta la hartura, son soberbios hasta el no va más, y sobre todo, Hipócritas. hasta el infinito.
Pero dime mi buen amigo:¿que podemos hacer?, es la democracia que nos han dado, y que nos damos cada cuatro años, y ya ves; que si los unos son malos, los otros son más de lo mismo; ¿solución?. Un abrazo company, Joisé....

Anónimo dijo...

No veo líder alguno con el valor, la moral y la altura de miras necesaria para liderar un proyecto de cambio que ineludiblemente acabe en la necesaria reforma constitucional y de la ley electoral que permita acabar con el régimen post-franquista vigente que da patente de corso a una partitocracia absolutamente corrompida. En Cataluña al menos tienen una escusa para salirse del titanic hispañistani y como Ciu y Psc lo saben intentan salvar los muebles como pueden. Despues de la diada del 11-s, hay un antes y un despues en el parlament y ni siquiera las urnas pueden reflejar el verdadero clamor de la calle. ¿Ya nadie recuerda al Sr Artur Mas entrando en helicoptero al parlament?

ANTONIO MARTÍN ORTIZ. dijo...

El tal Navarro se lo tiene bien merecido: después de haber él y sus compinches del PSC -menos la Chacón- traicionado al PSOE aplaudiéndole la paranoia a los de Convergència, bien merecido tienen que los de Convergència, con el iluminado del Artur Mas a la cagbeza, se rían de él, y de ellos, los del PSC, sin hacerles ni puñetero caso.

Y es que hasta las putas tienen que cotizarse ellas, porque la que no se cotiza a sí misma, recibirá el desprecio de todos.

Buenos días, amigo mío.

Antonio

Juante dijo...

Estos cobran aunque sus sindicatos simpatizantes los pongan en huelga. Por supuesto que no deberían cobrar esas chulerías y salidas de pata de banco. Son todos una indecorosa troupe de degenerados.

Saludos blogueros