Páginas vistas en total

miércoles, 13 de marzo de 2013

Las horas durante las que Carmen Chacón followed me


     
     Puede que fuera todo un simple error del Twitter y punto. O no. Puede que quizás por eso durante toda la tarde del lunes, sin aparente motivo, ajeno a lo que se cocía, notara encima de mi discreto cuerpo padelero una extraña aprensión, como el oscuro achaque de una edad que aún no tengo. Acaso tampoco tuviera lo del Twitter nada que ver. ¿Qué sabemos en realidad de las causas últimas por las que nos ocurren las cosas? Es lo cierto que el anónimo bloguero –cual arpa becqueriana- lleva una existencia tan anodina, polvorienta y del gran Mundo olvidada, que cualquier brizna de Alta Luz en su vida la vive él como una Revelación. Puede que sólo se trate entonces de hacerse uno el interesante sacándole  punta a la nada. A la nada con ínfulas que je suis, sí. 
     Mira, lector, mejor te paso la bola y la juzgas tú:
     
     En la mañana de este lunes, 11 de marzo, Carmen Chacón tuiteó:
     -“9 años de 1 matanza que este país nunca debe olvidar. Pienso en tantas muertes inocentes, tantas familias destruidas, tantas intentando seguir…”
     
     Pensé, hombre, un bonito mensaje. Estaban, desde luego, el soniquete del este-país  y el de tantas-tantas-tantas, esa voluntad de estilo como de  preuniversitaria aplicada que tantas reminiscencias zetapeicas levantaba, pero pensé con todo que era un hermoso mensaje para un día señalado. Así es que, amplificándole la ola, le respondí:
     -“esa matanza nunca se debe olvidar, ¿y la de Hipercor?”.
    
     Ahí quedó la cosa, pues, al final de la mañana cerré el ordenata y, teniendo que atender a otros asuntos, para el resto del día abandoné ya las turbulentas aguas del río Twitter. Recuerdo que entonces me dije, sí,  a ti, anónima hormiguita liberal, va a contestarte Carmen Chacón, lo llevas clarinete. No tendrá ella nada mejor ni más urgente que hacer, seguro. Y por supuesto, nada podría yo reprocharle a la ex –ministra.
     Más tarde incluso olvidé ambos mensajes, el de Carmen y el mío, por más que ambos giraran precisamente sobre el imperativo categórico de no olvidar. El twitter es así, nos destruye la memoria. Sólo esa vaga lasitud en el cuerpo mío toda la tarde del lunes. Hasta que en la mañana del martes, al abrir el correo electrónico, el corazón me hizo de pronto un tirabuzón sobre el pecho, como si en vez de Falete  fuese yo el que desde diez metros al agua se lanzase.
    
     A las 15´49 h de ese lunes Twitter tenía a bien informarme: tienes un nuevo seguidor en Twitter… ¡Carme Chacón te sigue ahora en Twitter! (Creo que lo ponen siempre así, entre admiraciones, pero pocas veces como en esta tan justificados los signos del absoluto asombro). Y seguía además su perfil auténtico, el que ella ha dispuesto: Diputada per Barcelona. Lectora, viatgera, curiosa… Mare feliç. Catalana, espanyola, europea. I sobretot, socialista. Esplugues. Barcelona. Siguiendo: 202  Seguidores: 50972.
      Puede que fuera todo, ya digo, un simple error sin ninguna trascendencia, puesto que en ese mismo momento (mañana del martes) comprobé que ella-ya-NO-me-seguía, por lo que no sé cuánto pudo durar el efímero lazo que a ambos nos unió, pero, con todo, compréndeme, lector, casi sufrí un colapso al ver el correo, pues aunque andamos las hormiguitas anónimas ávidas de que nos pase en la vida ALGO, (algo bueno, se entiende) aquello era ya del todo demasiado. Además, que yo no soy seguidor de Carmen Chacón, lo que más aún aumentaba mi pasmo. ¿Y qué habría ella, o quien le lleve el tuiter, visto en el muá? 
     Ah, la hormiguita desplegó las alas de sus penosas ínfulas. Empezó jubilosa a fantasear… me imaginaba a Carmen Chacón –a quien le lleve el tuiter- leyendo por encima mi blog… ¡osti, tú! adónde me he metido, quita, quita, ¡Carmen Chacón durante unas horas siguiendo a un liberal! Se ve que a Carmen Chacón, como a Oscar López en Ponferrada,  le cegó la pasión que desborda el mío blog, que luego caviló y pensó, pero qué estoy haciendo, my God, fuera, fuera.
   A lo mejor hubo incluso tiempo suficiente para que pulsara ella abajo del todo, en las etiquetas del blog, su nombre, y me leyera los bonitos post que le tengo yo escritos, quién sabe. De ilusiones –si lo sabremos las hormiguitas- también se vive. Y ésta, a pesar, del mete-y-saca (te sigo/no te sigo) que Carmen Chacón me aplicó,  aún no acababa ahí.
   
     Pues resulta que cuando más tarde, superado el apipón del correo, me interné  de nuevo en las bravas aguas del Tuiter, comprobé que alrededor de las diez de la mañana había ella además contestado la pregunta que el día anterior le había dejado yo flotando. Me tuiteó ella:
     -“No debemos olvidar ni el 11-M, ni Hipercor, ni ninguna”.
    A lo que yo, en plan periodista total lanzado ya, le repliqué:
     -“gracias ¿cómo cree Usted que debe combatirse el terrorismo?”.
Y por el momento, lector, directamente de Carmen Chacón no he sabido más. La vida te da sorpresas, sooorpresas te da el Tuiter. Y eso,  que me quiten lo tuiteado.

7 comentarios:

José Antonio del Pozo dijo...

muchas gracias, amigos, por la calidad de los comentarios que me dejáis, que complementan y dan sentido a este blogs. Un abrazo para cada uno de vosotros, una vez más.

Juante dijo...

A lo mejor se te deslogueó la buena señora, al comprobar que eres del Real Madrid. Digo yo, no sé: piensa mal y acertarás... je je.

(He oído que la Chacón utiliza el tuiter para opositar a Rubalcaba. Deben ser las malas lenguas, así que yo no me fiaría).

Un abrazo.

Anónimo dijo...

Conviene diversificar los ataques, que Rubalcaba ya está muy visto:

Jiménez Losantos: “Lo que tiene Chacón es una conciencia de quita y pon, lavable y que no precisa plancha. La cuelgas de una percha en la ducha y mañana está como nueva para hacer lo contrario de la víspera. La cosa es dar el pego"

No soporto al partido PPodrio dando lecciones al resto de partidos, tapando la boca con mentiras y retorciéndo el lenguaje a su libre albedrío para salir airosos de la situación que les ha planteado Bárcenas...Es curioso como las ideologias terminan siempre como en el futbol ayer la remontada del Barça les tapo la boca a unos cuantos...4 goles que se pueden resumir asi...."Como se pactó una indemnización en diferido en forma efectivamente de simulación o de lo que hubiera sido en diferido, en partes de lo que antes era una retribución, tenía que tener la retención a la Seguridad Social"

CLAVE dijo...

Que emoción Jose Antonio, lastima que fue breve, pero como anécdota esta bien y además me da que eso te autovaloro, ja, pena que no duro, eso fue que entro en los rincones y no le gusto que estén limpios ...saludos...

Napo dijo...

Es que hace usted unas preguntas...

Usted será muy periodista, pero de los de antes. A ver, MESEENTERE. Una mega progre nunca combate nada, salvo que sea el machismo de derechas, que como sabes no es el de izquierdas.

¿Combatir? ¡ Que fachada ! Oxxx sea.

Hasta que no sea haga usted progredista, no haga de periosdistas con los líderes ( o lideresas, claro)
de la progresía.

La Carme o Carmen, o Karma, que tiene más nombres que un estafador profesional, me da más miedo que el Lince Tonto de León.

Cesar dijo...

Ya sabes mi opinión. Soy más Cristiano que Cristo, pero no profeso, soy más demócrata que Obama, pero no me fío de ninguno de ellos, intento ser más neutral que Suiza y no me fío un pelo del periodismo pertrechado en empresas ideológicas. Qué me queda? Reirme de mí mismo y recordar a mi sabio abuelo cuando decía: la mitad del mundo está para joder a la otra mitad. Se quedó corto. Una décima parte está por joder al otro 90%. Cuando nos percatemos de ello, tal vez dejemos de rivalizar entre nosotros, minúsculos seres que nos creemos en poder de la verdad. ¿Y Chacón? Hizo mal en darse el piro, aquí podría aprender algo y si así no fuese, seguramente le dedicarías un poema...

Sonja dijo...

Qué salero tienes para contar las cosas, casi se me saltan las lágrimas de la risa, muy bueno y divertido este post, qué incauta la Carme siguiéndote jeje.