Páginas vistas en total

domingo, 10 de marzo de 2013

Enterrando ya a Chávez (Poessía cuarenta y siete)




Yo quiero que a mi me entierren
como a mis antepasados,
en el vientre oscuro y fresco
de una vasija de barro.
Cuando la vida se pierda
tras una cortina de años,
vivirán a flor de tiempo
amores y desengaños,
Arcilla cocida y dura
alma de verdes collados,
luz y sangre de los hombres
sol de mis antepasados,
Aqui nací y aquí vuelvo
arcilla, vaso de barro,
con mi muerte vuelvo a tí
a tu polvo, enamorado.

     Y bien, que siempre uno pensó que cuando a Comandante Chávez le llegara, como a todos ha de llegarnos, la mala hora, dispondría antes él su entierro como un calchaki más, a la manera como emocionadísimos y mecheros en ristre cantábamos allá todos en el Pleistoceno. Mas el Comandante debió sufrir una visión, pues nada menos que determinó su embalsamamiento, esa costumbre de Faraones dementes, que él retomó de los santones comunistas, cuya divina estela desea él prolongar (Lenin, Mao, Ho, esa troika que Maduro dixit) para que pueda así su Pueblo contemplarlo ETERNAMENTE. Forzoso será entonces adecuar el Cantar a la nueva momia. Sea. Va, hermano lector, ahueca en lo profundo la voz, toma mi mano y canta conmigo mi letra sobre la música de los Calchakis que abajo te pongo, quizás triunfe y todo en la próxima Eurovisión:

Yo quiero que a mi me entierren
como a mis Idolatrados
(bis)
en el mármol frío y eterno
de mi Kremlin venezolano.
(bis)
Cuando la vida se pierda
por los gringos inoculado
(bis)
viviré en el corazón de los vascos
como Otegui ha proclamado.
(bis)
Urna de vidrio y cristal
tallada por mis hermanos
(bis)
fabricada en el gulag
por Lenin, Ho-chi-minh y Mao.
(bis)
Aquí sigo embalsamado
de formol atiborrado
(bis)
como Momia yo vigilo
al Pueblo venezolano



 
LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS (Resumen de la obra en post del 27-1-2013 y 1-2-2013)
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas. Precio del libro: 15 Euros. Gastos de envío por correo certificado incluidos en España. Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)l 27-1-2013 y 1-2-2013)

6 comentarios:

Napo dijo...

Los nuevos dirigentes venezolanos terminarán por menospreciar la fosa del gorila rojo si pasado un tiempo les hace sombra desde el más allá.

Mandar es el fín. El muerto es sólo un medio. A estas alturas... maloliente.

aspirante dijo...

Sin duda me he emocionado.
Ganas me dan de llorar.
(De pena o de alegría? Cuándo le acompañará el barbado siniestro del Caribe?)

Napo dijo...

¿Maloliente?

Me ha recordado una de las muchas cosas que he leído sobre Napoleón.

Siendo sargento Napoleón, un capitán le reprendió por no quitar los cadáveres del enemigo del campo de batalla y montar campamento para pecnoctar entre ellos.

¿Sargento, no le molesta a usted el olor de esos muertos?- Dijo el capitán de guardia desde su caballo.
A lo que el sargento Bonaparte contestó: ¿ Nunca me ha olido mal el cadáver de un enemigos?


¡Doscojones!

C S Peinado dijo...

Otro demente con ínfulas de Dios que se nos va, dejando su hediondo rastro de penuria ante un pueblo venezolano que, al menos en su mitad, prefiere seguir viviendo en el país más corrupto, con más crimén y con más pobreza del Caribe. Allá ellos. Lo que es a mi no me da ninguna pena. Si acaso por el menda que le toque quitarle el polvo de vez en cuando.

Un saludazo.

Juante dijo...

De la izquierda caviar que alimenta a Gordillo -viajó en business class para declarar en la TV venezolana que había "okupado" un banco de Santander y unos super andaluces- a la de "esos cafetines europeos", según comentaron anoche en el programa de Horcajo. Y todas ellas cruzadas por el mismo común denominador: hacer caso omiso a las mínimas y justas críticas que vienen de afuera.

Saludos

cosasdericos dijo...

Muy buena manera de ver las cosas a través de la poesía.
http://diecorr.blogspot.com/