Páginas vistas en total

lunes, 4 de marzo de 2013

Ocurrió en el Fernando Buesa Arena


    
     
  Desplegaron sus banderas separatistas, vale. Extendieron sus proclamas filoetarras. Abroncaron e insultaron al Rey de España. Abroncaron e insultaron el himno español. Abroncaron e insultaron a los niños del Real Madrid en el momento de recoger la Copa, antes de empezar la final de los grandes. Esos niños allí acongojados, demudados ante toda aquella banda aullante. Ultrajaron sobre todo aquel recinto, la heroica memoria de quien le da nombre y sentido. Fernando Buesa, el líder parlamentario socialista, valiente defensor anti-nacionalista, fue literalmente despedazado por la maquinaria de picar carne etarra en el año 2000. Ese estadio fue elevado para perpetuar su ejemplo, para que no se olvidara jamás su vil asesinato. Ese sagrado espacio fue el que sobre todo profanaron aquella estampida de violentos patanes, a los que para nada ese nombre, ese sitio, contuvo. Fue como si en un recinto que llevara por nombre Martin Luther King, un hatajo de ku-klux-klanianos berrearan sus bárbaras proclamas. Fueron escalofriantes aquellos rebuznos precisamente allí.
    ¿Qué pensaría toda aquella patulea de cafres de Fernando Buesa? ¿Qué sentirían hacia él? Si eso se permitió allí, queda claro quiénes son los que van ganando la partida. 




LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS (Resumen de la obra en post del 27-1-2013 y 1-2-2013)
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas. Precio del libro: 15 Euros. Gastos de envío por correo certificado incluidos en España. Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)

4 comentarios:

CLAVE dijo...

Me temo que estamos cayendo, en un sin sentido, todo esta ( empringao ) utilizo esta palabra porque es la que me viene a mi mente, me da igual lo correcta que sea, o no, yo ando de bajón, y cuando veo estas imagenes me dan ganas de vomitar...saludos..

Napo dijo...

Se pone uno de mala lecha. Empiezo a pensar que la mejor forma de acabar con los caníbales es comiéndoselos.

Sólo hay unos culpables: Los poderes públicos. Ellos, por omisión de sus deberes han consentido que la cosa llegue hasta aquí.

¿Referéndum? Que tenga Zajoy cojones y haga uno para ver cómo se acaba con los etarras, separatistas y huestes.

Zajoy traidor. Esto no es lo que decía tu cosa electoral. Entre tus probesas no cumplidas, unas son sólo eso, pero otras son traicionar.

BEGO dijo...

Querido Jose Antonio....afortunadamente no todos somos así en esta ciudad.
Puedo asegurarte que todos(la mayoria) los visitantes que acudieron al pabellón se fueron encantados de la ciudad y de su gente.
Un abrazo!!!

El Fugitivo dijo...

Dices bien, de esa gentuza
que no merece pabellón de deportes,
sino jaula y cacahuetes.

FugisaluDos