Páginas vistas en total

martes, 9 de julio de 2013

La roja y gualda sobre los abertzales

     


   El chupinazo nos lo dieron este año, una vez más, los abertzales, metiéndonos en Pamplona por los ojos –de todo el mundo- esa bandera del PNV venida a más. Les derriten de gozo a los abertzales esos numeritos del expansionismo euskalherríaco, su añorado  Anschluss particular. Se trata, claro, de marcar territorio propio a los navarros, a los españoles.
    
    Pensé que, en justa correspondencia, ya podría alguien en pleno Congreso bilduitarra, en el momento mismo del rabioso do de pecho del Eusko Gudariak, dejar caer de súbito desde las alturas, como la manta que para detenerle se le echa en la carrera a un ladrón, una descomunal bandera española que a toda esa heroica concurrencia envolviera, el doble rojo y el ancho doble del gualda tan grande como el mismo cielo cayendo sobre sus cabezas, la española englobando todos esos enormes cráneos privilegiados, como arrullando ese melonar abertzale, casi empaquetándoles allí mismo, a ver qué tal.

   
   Qué imágenes de disparatado cine cómico nos depararía una escena tal. Puede que alguno tirara de pipa contra las alturas rojiagualdas de seda cayéndoles encima. Igual a la Señora de Bildu –“no sabe usted con quién está hablando”- le tenían que allí dar las sales y todo.



LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS
(Resumen de la obra en post del 27-1-2013 y 1-2-2013)
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas. Precio del libro: 15 Euros. Gastos de envío por correo certificado incluidos en España. Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)

3 comentarios:

José Antonio del Pozo dijo...

queridísima doña Cati Sierra: no permitiré un sólo glorioso comentario más de los suyos, tan preciosos, en el que diga "Hezpañistán". En este blog,no. Cuando yo insulte el nombre de alguna autonomía española, podrá usted decirme. Atentísimamente, su ferviente admirador jose antonio del pozo.
(por cierto, que le sobra a usted categoría, prosa, enlaces y empaque para impulsar un blog propio, de enorme provecho sin duda para el bien de la Humanidad)

María dijo...

La verdad es que te ha tocado la lotería sin echarle, jaja. Hay que ver como están algunas cabezas.

Besos

aspirante dijo...

Ya estás pidiendo más gasto sanitario: sabesla de infartos que habría si tal como lo narras aconteciera? Y el número de vacunas contra la rabia que habría que inocular? Imposible atender a tanto enfermo en tan poco tiempo. Incluso algún canceroso podría fallecer.:-)