Páginas vistas en total

jueves, 25 de julio de 2013

Triste Santiago

   



 Por mucho que sea un blog anónimo el envoltorio de la nada, por escasas que sean las personas a quienes consiguen interesar los sueños y la  materia que conforman éste, por perfectamente inútil que entonces resulte el hacerlo, pese a todo esto sólo cabe hoy relegar cualquier otro afán escritor y dejar sitio para el estupor y la pena negra que a este bloguero con ínfulas de poetastro embargan tras el espantoso accidente ferroviario de anoche en Santiago, a esa ristra de pobres víctimas y a sus deudos desconsolados, a la conmoción que en vísperas tan señaladas y festivas la terrible tragedia y su infernal huella nos deja por dentro, esa espeluznante visión del convoy de lo horrible tan cerca de la maravilla y el milagro de la piedra acariciada por la lluvia alzándose que es la Catedral, a condolernos en todo el pesar y el penoso infortunio en el que casi un centenar de españoles, semejantes nuestros, encontraron la muerte. Triste Santiago.

7 comentarios:

Juan Carlos dijo...

No es el momento ahora pero habrá que ver qué fué lo que pasó, porqué un convoy que está a 4 km. de la estación mantiene una velocidad de 190 km/h sin tener en cuenta la curva.
Salu2

Napo dijo...

Esa foto que conmueve a cualquier humano es sólo una calculadora electoral para la famiglia política. A unos restará votos, y trabajarán para que sea menos o no sea y a otros les sumará y trabajarán para que sean más y si es posible todo.

El populacho olvidará mañana y la muerte de esos seres será para siempre. Los familiares seguirán viviendo y el doror que lleva ese recuerdo les acompañará para siempre. Les espantará en algunos momentos, y tantas veces no entenderán nada y más que nunca no entenderán la vida.

Para sus familas: Un abrazo sincero.

Juante dijo...

El vídeo del tren avanzando en el momento último es sobrecogedor. ¿Cómo es posible ir a esa velocidad? La fuerza centrífuga es descomunal. Terrible.

MTeresa dijo...

Me uno a tu solidaridad
con las víctimas del accidente,
y acompaño a los familiares
en su sentimiento de dolor.
Rezo porque no se haga uso político
de esta desgracia,
no sería la primera vez.
Vuelvo a leerte
y me pongo al día con tus artículos.
Como siempre, un placer

Campurriana Campu dijo...

Un abrazo a todas las víctimas.
Desde esta Galicia que ha demostrado tanto.

Chela dijo...

Un dolor terrible, posiblemente evitable...
Y una admiración profunda ante un pueblo solidario que da su sangre y se da a si mismo.
Gracias desde Galicia por la sensibilidad y solidaridad que muestran tus letras con los que sufren las consecuencias de este triste accidente.
Un abrazo.

César dijo...

En las tragedias y en los momentos complicados es donde se muestra toda la solidaridad de la gente.
El espíritu de los fallecidos descansa en tierra fecunda en generosidad. Estará por siempre bien acompañado.