Páginas vistas en total

domingo, 21 de julio de 2013

¿Son los blogs para el Verano?




   A veces, lector, ciego de rabia y de fracaso, hubiera deseado vivir en uno de esos países luteranos de las Escandinavias que no ven el sol ni en las  pinturas de Van Gogh. No puede allí nadie casi salir a la calle en todo el año y enciérranse así en sus casas todos como suecos venga a leerse unos a otros los blogs, y cuanto más malditos y anónimos con más ardor leídos en la penumbra de esos cuartos todavía. El blog de Van Gogh le pondría yo al mío, sin llegar como aquél a cortarme la oreja, que mi chaladura mediocre no es ni por asomo la genial del pintor de los girasoles. Mejor cortarle las dos a Bretón.
     
   En los países meridionales del hemisferio Norte, like Spain, durante las cuatro quintas partes del año el astro rey  derrama, providencial maná que otorgara la vida misma, sus rayos hechiceros sobre la ciudadanía, absorbiéndoles por completo el seso. Son ellos súbditos del Sol más que de ningún otro gobernante, y a su reclamo acuden jubilosos, atestando playas y plazas, cuadras y galpones, por muchas quemaduras en el lomo con que aquel como todo premio les pague. La tropa agarra la bicicleta y se larga eufórica a… ¡vivir la vida!, no te jode, total, si son cuatro días los que estamos por el mundo. Sobreviene así il dolce far niente, ese celestial racimo de palabras que designa el tumbotearse bajo alguna sombra para desganadamente tocarse el cimbel.
       
   ¿Cómo competir con sólo palabras contra el aluvión de imágenes sensacionales que el Sol,con el desenvolverse de las parábolas propias de su Imperio, procura?  En estas condiciones “estructurales” escribir acá es quimera de tronados. Lo dijo Larra mucho antes que yo, escribir en España es llorar. Qué será entonces escribir en un blog, ¿acaso berrear? ¿Y qué entonces, descendamos un peldaño más en la escalera de la locura, escribir en un blog… cuando el Verano, como una Revolución exultante, estalla por todos los rincones y exige inmisericorde a todos su tributo de máxima atención?
      
   Llega el Verano y el blog languidece, mengua, se viene abajo toda esa rabia nutricia suya que el resto del año le afirma, aquejado ahora de invisibles ausencias que le merman, que debilitan su impulso, como un oleaje doblemente bastardo que a nadie siquiera roza. Perfectamente inútil en su vacío. Escribe uno para cuatro, y tres de ellos se han pirado a tomar los baños.
      
      Escribir para uno mismo, me decían ayer los coleguis blogueros. Sí, y es verdad, sólo que está ya uno algo cansado del mismo onanismo del mecanismo, ¿no oyes como rechina hasta su nombre?, fatigado de asomarse uno, como la madrastra de Blancanieves, sólo y solo,  al embustero espejo de la incomparable belleza propia. Quiere uno, orate total, loco de maniatar, rivalizar con el mismo Sol, y alcanzar con el rayo de su prosa hermosa –toma castaña- la piel y hasta el alma del penúltimo bípedo implume –mejor bípeda, claro- que pulule por las postrimerías de la Patagonia.
    
    Y es que detrás de los blogs que se escriben incluso en Verano, bajo el rejón del cruel ferragosto, oh criaturas en verdad desdichadas, se agitan las hormiguitas blogueras, que incluso en este mes despiadado los manuescriben haciéndolos posibles. Puedo verles afanarse, pulsa-que-te-pulsa, dale-que-dale-, teje-que-teje el naif tapiz diario de su anónimo infortunio. ¿Acaso no soy yo uno de ellos?
    
    A pesar del Inmenso Vacío a su alrededor, como niños castigados a quienes la Vida cateó el resto del año, como lastimosos seres esclavizados por una extraña adicción, bloguerheridos, ahí siguen aferrados al banco de su blog, que es sólo el globo amarillo de su espuria fantasía. ¡Cuánta ternura inadvertida en ellos se agolpa!
     
     ¡Blogueros del ferragosto, hermanos ciberesféricos escribientes bajo el inclemente Estío que nos roba incluso el triste público que somos sólo nosotros mismos, juntemos nuestras manos, unamos nuestros afanes, fusionemos nuestras ilusiones achicharradas y abramos, dentro de la universal fraternidad de los blogueros, una nuestra más particular, la que vincule y suelde unos contra otros a los más desesperados entre los desesperados, hagámonos así seguidores todos de todos, hagamos crujir con el estruendo de nuestros vozarrones amplificados los dominios del Internete, sólo por ahuyentar esta cósmica soledad y luego, que salga el sol por Antequera, no te jode! 

8 comentarios:

Anónimo dijo...

¡ Venga, hombre, no se me vaya al suelo! Que yo antes le leía esporádicamente y ¡ahora escribo! Debe ser que la cosa mejora, porque no soy mucho de comentar y, de un tiempo a esta parte, no me resisto a darle la tabarra. Ténganos en cuenta a los nuevos, que es un pasito más en su arduo trabajo diario. Constancia. No hay otra, y esfuerzo de superación. Si me permite la osadía, usted ha ido ganando con el paso del tiempo. Así que ¡ánimos! No todo está perdido. Los que preferimos leer y escapamos de la maldición solar, estaremos pirados, pero ..¡y lo que disfrutamos y aprendemos! Se nos quemarán las conexiones neuronales de tanto darle a la materia gris, pero preservaremos nuestro pellejo del inclemente horno exterior y sus nefastas consecuencias.
Lo dicho, a seguir.

María dijo...

En verano la blogosfera se queda vacía, unos porque se van de vacaciones, otros porque nos quedamos, el caso es que la apatía y el cansancio se apodera de nosotros con el calor y no dan muchas ganas de escribir ni leer.

Un beso.

Anónimo dijo...

http://asunbalonga.blogspot.com.es/2013/06/los-blogs-no-son-para-el-verano.html

Napo dijo...

Nada adquiere o pierde categoríoa por el número de personas que lo mire, admire o consuma. El número es sólo una constante que interesa al negocio. Escribir supongo que es otra cosa.

Don José Antonio, alguno de sus seguidores, ahora con arena playera en la nariz y orejas, cuando en uno de esos ratos que el subconsciente traiciona se acuerde de que todo acaba y que la terrible e inhunana rutina les espera dónde la abandonó cuan madre incondiconal, verá menguados sus miedos, ascos y temblores cuando entre las nieblas de los miedos irracionales de la mente y los recuerdos, pase como “del rayo” el recuerdo de su blog. Entonces regurgitarán de sus cabezas post invernales, que gracias a usted les ha dado buenos y tranquilos ratos y la esperanza de que este invierno eso vuelva a ocurrir les hará sentirse fuertes o menos temerosos ante la presencia inevitable de esa madrastra cruel llamada doña Rutina de los Cojones.


Larra? Estoy releyendo ahora sus “Artículos de costumbres”

“Escribir en Madrid es llorar, es buscar voz sin encontrarla, como en una pesadilla abrumadora y violenta."

bucan negro dijo...

Haz algún artículo sobre pechos, traseros y gente holgando y verás la cantidad de internautas que no están tomando el sol.

La gente está buscando música y películas gratis o porno, excepto los ratos que echan en las redes sociales.

Javir dijo...

Si, amigo mío, a seguir y chitón. Como dice Anónimo. Hace un par de agostos, o tres, que el recorrido es ya largo, publicaste una serie 'ad hoc'. Muy agosteña y divertida. Es cosa, digo yo, de adaptarse a la demanda, al target creo que lo llaman.

Le comento sobre los nórdicos. Su verano es al envidia de los españoles que dejan caer por allí. ¡Los días no acaban nunca! Ni la fiesta española, empujada por tanto sol (flojillo, vale, pero iluminado) Y si es la envidia de los españoles, es el desconcierto de los nórdicos: ¿como posible tanta fiesta?, se preguntan. Es lo que tiene, me comentaban, no saber cuándo acaba el día.

Un abrazo y buen verano.

Old Nick dijo...

Como El Carnet De Conducir
O El Mismo DNI, Un BLOG ES,
Escribamos A Derecho o A Revés,
Soltamos Lo Que Queremos DECIR.
ES"PERSONAL E INSTRANFERIBLE.
¿Que Importa El Clima Insufrible?
¿Qué, Que Nos SIGAN, LEAN o COMENTEN,
Si El Efecto Es Decir En LIBERTAD?
Ánimo Amigo,Que ESCRIBIR DE VERDAD,
Es CREAR... ¡Los MALOS, Que REVIENTEN!

En Décima Te Dejo Mi Saludo.
No Suelo Comentar Pero Te Digo,
Que Te Leo Y Te Sigo.
Y Ante La CALIDAD, YO NUNCA DUDO.

Aplausos, Ánimo,
Brindis Con ALGO FRESCO
Y A SEGUIR EN LA BRECHA!
Un SALUDO "AMISTOSO Y BLOGUERO"
Como Tu Dices,
Y
¡¡RIAU RIAU!!

José Antonio del Pozo dijo...

gracias, amigos, muchas gracias, de veras