Páginas vistas en total

lunes, 27 de enero de 2014

Aguarrás de Juan José Millás, una más

     

   El Libro de la Izquierda Ultra a la par que Zafia es que ya casi a diario se escribe solo. Bastaría un simple “corta-y-pega” de esos que la UGT consigue que la Junta de Andalucía con el dinero de todos unte. Decíamos ayer de Maruja Torres, de Sabina, de Tristán Ulloa, de Víctor Manuel, de Paco Ibáñez, de Fernando Trueba, de Pablo Carbonell, de Juan José Millás… del mismo Millás , que encantado repite y se repite. “Una gilipollez”, ahíto de compromiso verbenero, ha titulado su articulazo nada menos que en EL PAÍS (17-1-2014), esa oenegé. Los del romo realismo social de los sesenta, al lado de este prurito vulgarote con que ahora quiere la Casta Lista agitar al personal, a este paso van a resultar todo un lujo útil de imaginación y de poesía. 
       
   ¿Y qué dice Millás tras tan lírico encabezamiento? Pues los prototípicos argumentos de libro y de siempre de la extrema izquierda, que hace ahora Él suyos: ¿Violencia el quemar contenedores, destrozar escaparates, enfrentarse a la policía, llamar a la revuelta? Cá! Violencia la del Capital y la de las Grandes Empresas, por supuesto, “violencia criminal, que a veces mata”.  Leerle esa soflama a todo un ganador del Premio Planeta, qué valor, es flipante, repitámoslo nosotros también. Ya le espetó retóricamente no hace mucho  a Felipe González, en señalada entrevista para EL PAÍS, a propósito de la crisis económica, “si no es como para tomar las armas”.  Como las publicaciones más borrokas, cual nuevo Zola planetario, Millás acusa: “En estos momentos, hay en las cárceles o comisarías chicos y chicas detenidos porque sí, por reclamar lo evidente o porque pasaban por allí”.

      
   Y el Malo prototípico, ¿Blesa, no?, espera, espera, lector, que ese es sólo el entremés de la kermesse: “Un caso de violencia sin límites es la biografía reciente de Blesa, que mientras hundía Caja Madrid se subía el sueldo y estafaba a los pequeños ahorradores, y daba órdenes obscenas desde su Ferrari y sus yates… (podríamos un poco seguirle aquí a Millás en su desgarradura, con la condición claro de que aumentase la nómina a muchos otros Cajeros y demás Casta de partidos, sindicatos y patronales que de esa mano trincaban, a Mafo, a otras tantas Opíparas Corrupciones, en fin, al mismo Cebrián, que tan a mano al Artista le queda, sí, el que despedía al parecer a la  gente por sms) … Al Ministro del Interior le conmueve ver un escaparate roto, pero un escaparate roto, amigos, es una gilipollez comparado con un correo electrónico de Aznar”. Acabáramos; al fin encontró culpable a la noche de los Escaparates Rotos don Juan José Millás, qué devoto. 



LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS
(Resumen y análisis de la obra en estos enlaces)
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas. Precio del libro: 15 Euros. Gastos de envío por correo certificado incluidos en España. Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)

1 comentario:

Beau Geste dijo...

¿No fue ese malísimo malo de Blesa el mismo que perdonó a Prisa, a la misma Prisa que le paga al abajofirmante de Millás, el pago de una burrada de millones de euros? La culpa, como siempre, de Aznar