Páginas vistas en total

miércoles, 22 de enero de 2014

La Democracia según San Nicolás Maduro y cía

     

   Le faltó al nerón caraqueño rascarse allí mismo el escroto delante de la opositora. La sesión en la Asamblea Nacional Venezolana vale más que mil tratados de Tocqueville, que por otra parte nadie ya leerá. Es cierto también que a nadie la escena convencerá de nada, pues nada valen hechos contra rencores. Eppur si muove, dijo el otro. Ahí está, ahí está la turba chavista, anotamos nosotros en el blog de la nada. Ahí está, a la vista de todos, en pleno Parlamento, el leninista espectáculo del colectivo hostigamiento a una representante de la oposición.
     
   Reelegían a Diosdado Cabello como presidente chavista de la Asamblea. La oposición negaba de cuajo la legalidad del procedimiento usado. Hablaba María Corina Machado, una mujer, que ya antes fue voceada, acosada, agredida, insultada… incluso mal imitada para que más aún pudiera en público vérsela ridiculizada por el grandioso Comandante Chávez, que, como todos los venezolanos saben, al lado del Ché y de Jesucristo en el Cielo está. “Hemos visto una Asamblea Nacional absolutamente sumisa al Poder del Ejecutivo, entregando una ley habilitante que no tenía los votos… esta directiva de la Asamblea Nacional fue designada no aquí sino hace 15 días en La Habana, cuando el señor Maduro fue a La Habana…”.
     
   Ya es chocante el ver las tribunas del Parlamento convertidas en graderíos futboleros, trufadas de banderolas partidistas, como en el escenario ideal de ningún debate, como el muladar de unos hooligans que acudiesen allá a jalear enfervorizados tribalmente sus colores.  Farfullan los chavistas, sonrientes y seguros de su Poder ya desde el principio. Muchos andan de pie, agolpados por encima de un aforo que permita sosiego, uniformados con camisetas, chándales, también en paramilitares uniformes de pioneros, ni los circenses pompones faltan. Entonces, hacia el minuto 3 del video, de menos a más, empiezan primero a levantar el puño cerrado, a proferir las risotadas, el aún tímido gritar de los lemas, aplaudidos a la contra de quien habla. Empieza la caldera a “madurar”.
  
   “…Hoy a los venezolanos se les plantea elevar el precio de la gasolina, y el de la luz (sí, lo han leído bien, Señores Indignados) y una nueva devaluación… mientras se regalan 12.000 millones de dólares al año a Cuba…” Se miran unos a otros, esperando la Orden. Estalla ahora la masa, claro. Explotan la mandanga y el griterío ensordecedor para acallar, para simbólicamente sepultar a María Corina Machado. Braman en pie ya todos contra ella. Está calculado el jolgorio, es un repudio jaranero, que no se diga. ¿Y qué es lo que acordadamente le gritan? Los pareados macarrónicos de siempre: ¡CHÁVEZ VIVE, LA LUCHA SIGUE!  Las imágenes insertan ahora le efigie del eximio Comandante. Los figurantes blanden, como si de un Manifiesto de Engels se tratara, el libro de Chávez desde las tribunas. Y hacia el minuto 5, en la apoteosis inverosímil de ese apabullante hostigar… ¡el mismo Cabello, orondo de pescuezo desde el sillón presidencial, por la gloria de Lenin, se suma a la turba y aplaude, grita y berrea su propia entronización!

    
   “Hoy se está aniquilando la Democracia y se está demoliendo la República”, dice María Corina Machado. Mas la berrea sigue. Sigue, sigue, sigue.



LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS
(Resumen y análisis de la obra en estos enlaces)
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas. Precio del libro: 15 Euros. Gastos de envío por correo certificado incluidos en España. Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)

1 comentario:

Napo dijo...

Compartimos casi la misma calidad democrática, sólo que aquí se nos nota menos que a los Venezolanos.

Tiempo al tiempo.