Páginas vistas en total

lunes, 3 de febrero de 2014

Botín de botín

     

   Pocas cosas contribuirían mejor a una mayor legitimación social del capitalismo (ya se sabe, ese imaginario cúmulo de rayos, truenos y centellas malvadas y genocidas en la conciencia de una buena mayoría de los españoles, en realidad el sistema económico menos malo de los conocidos, el propio de las sociedades abiertas, el único que admite su reforma, el que históricamente mayores cotas de libertad y prosperidad para un mayor número de individuos ha logrado, ese raro sistema que a menudo proporciona una muy pingüe existencia a sus más ácidos debeladores, los mismos que con sumo gusto lo enterrarían)  si junto a esas operísticas y mayestáticas Notas de Prensa en las que el Banco del Señor Botín declama y proclama ante el mundo el aria del Pastizal que anualmente se levanta bajo el título de Beneficios, adjuntara además el nítido interludio del monto de los Impuestos que en los distintos países acoquina, aunque entre todos el que más nos interesa, claro,  es el nuestro, si es que tal apoquinar se produce.

   
   Puede que así consiguiera el Señor Botín (que aún lleva retazos de pícaro del pueblo asomados en el rostro, en esa piel cuarteada y a corros abrasada por la intemperie de los vientos solanos)  hacer un bonito dúo junto a Max Weber atacando ambos dos el ritornelo de la ética ínsita en el quehacer capitalista. Pues de esta manera el botín de Botín acaso nos pareciera menos botín.


 LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS
(Resumen y análisis de la obra en estos enlaces)
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas. Precio del libro: 15 Euros. Gastos de envío por correo certificado incluidos en España. Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Creo que has confundido "acoquinar" con "apoquinar", José Antonio. Un saludo.

José Antonio del Pozo dijo...

tiene razón, querido anónimo, corrijo inmediatly. saludos