Páginas vistas en total

lunes, 24 de febrero de 2014

La cucaracha de Garzón


   Cuando Baltasar Garzón despertó aquella mañana, luego de un sueño agitado por la humanísima Idea de una Justicia Universal, se encontró en su bufete defendiendo los intereses de un insecto monstruoso: un capo de la Mafia Rusa, total ná.  Lo cuenta El Mundo (20-2-2014) y hasta donde este bloguero sabe el idealista Super Garzón (como ante las acusaciones de cobrante en dinero B que Guerra le asestara) no ha emprendido acción judicial alguna que repare su Justa Fama.
    
   Y es que a los intereses del capo ruso, don Víctor Kanaikine, llamada así la pieza, según leemos, como en un best-seller del Crimen, no les falta de ná: empresas inmobiliarias radicadas en paraísos fiscales, blanqueo de capitales, organización criminal, falsedad documental, cohecho. A más a más, Kanaikine, como Personaje de libro, es una joya: 70 años, químico, en silla de ruedas ahora, con la Orden de Lenin como “héroe del trabajo socialista” al cinto, durante más de 20 años director general de la empresa supervisora de los interminables gasoductos de Gazprom, donde labró al parecer su Fortuna, en fin, considerado por la Guardia Civil y por la Fiscalía como el Jefe de una organización criminal acusada de blanquear en España 56 millones de euros procedentes de actividades delictivas.
   
   Dice El Mundo que, eso sí, el nombre de Garzón por ninguna parte aparece, por más que sí lo haga el de las abogadas de su floreciente despacho. Precisa el diario que el ex –juez, dados sus saberes y contactos en la Audiencia Nacional, que es donde se ha de ventilar la buena estrella de Kanaikine, es el genuino director en la sombra del equipo legal que al ruso le lleva los papeles. Esto es, como si  cándido Super Garzón, al aceptar el caso, como el niño del chiste hubiérase dicho vale, pero que parezca un accidente.

   
   Nueva tras nueva, reciente aún el FASCISTA/TORTURADOR que en la Universidad le montó la izquierda independentista gallega y filoetarra, la Figura de Garzón, a despecho de sus incondicionales, -uff, vaya prueba a la fe que le guardan les hace tragar ahora, nada menos que verle adosado a la minuta de un mafioso ruso- es que no levanta cabeza, no puede ya caminar, sea porque le zancadillean y le faltan, sea porque él solito donde no debe mete la patita de atrás. 



LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS
(Resumen y análisis de la obra en estos enlaces)
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas. Precio del libro: 15 Euros. Gastos de envío por correo certificado incluidos en España. Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)

No hay comentarios: