Páginas vistas en total

lunes, 17 de febrero de 2014

Garzón, garzoneado

    

   Con lo que Él les “comprende”, con lo cerca que se halla Él de ese mismo  rebelde y antisistema sentir, con todo lo que Él ha hecho por las mejores Causas Izquierdistas… y de manera tan cruda revolverse allí contra él, ¡esos alucinantes gritos de “FASCISTA” a él dirigidos!, esas delirantes pancartas incriminándolo como… ¡“TORTURADOR”!, esas proclamas torvas que de allí lo expulsaban,  ¡“FUERA DE GALICIA”!, vamos hombre, lo nunca visto, lo impensable, qué piélago de ignorancia e ingratitud los de esa docena de antifascistas mozalbetes. Es tan injusto.
     
   Ni siquiera la reciente “comprensión” garzoniana al lío de Gamonal de algo le sirvió. “A la fuerza tendremos que hacernos oír en las calles, eso sí, dispuestos a pagar las sanciones derivadas de la grotesca política de criminalización que este gobierno ha aplicado a uno de los derechos fundamentales, como es el de manifestación”, proclamó flamígero en prensa Super Garzón por entonces. Y a la fuerza se le han manifestado a él ahora, en homeopática dosis que al planetario Superjuez le hicieran probar los pelanas borrokas, reventándole la conferencia… en las aulas de una universidad.
      
   Andaba el Señor Superjuez, recuperándose del rodillazo en los gabilondos hondos que a costa de los pagos en B Alfonso Guerra hace poco le asestara, en tourneé ahora de conferencias por las Españas, esas que le procuran quienes manejan el cotarro en decanatos y rectorados, -esas mismas que a otros, o no se las dejan dar, o ni se les invita a darlas- sin reparar en los lazos cuasi mafiosos que a los borrokas independentistas gallegos unen con los abertzales, que a su vez a Garzón se la tienen por sus niños jurada. Y mira que con los filoetarras ha templado últimas gaitas Garzón, para al menos asegurarse su neutralidad en las ambiciones políticas que con Llamazares y cía se trae.  “Estamos en una fase de reacción de la justicia en la que sí se pueden plantear mecanismos para finalizar ese conflicto”, declaró poco ha Garzón.  Pues nada. Es posible que teman los bilduetarras que una candidatura garzonita pudiera robarles votos, así es que a reventarle el acto encomendaron a sus peones para estas bregas.
   
   Y así, en típica –tantas veces repetida en la Historia-  pugna interfacciones de radicales izquierdistas,  vinimos en ver la estampita del contradiós que ahora nos faltaba: para incrédulo pasmo del dorado Mundo del Progreso, nada menos que el planetario Super Garzón en público cruelmente infamado ahí es nada… como fascista y torturador… él, ¡Él!  

P.D. (¿te gustó, lector, el relato que puse ayer?


LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS
(Resumen y análisis de la obra en estos enlaces)
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas. Precio del libro: 15 Euros. Gastos de envío por correo certificado incluidos en España. Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)

5 comentarios:

Monica dijo...

Me gustó el relato de ayer. Pero más me gusta el superjuez Garzón....¿Ese ha Garzón, con h???? Saludos

José Antonio del Pozo dijo...

pues creo que ese "ha" si es con h, pues equivale a "hace", ese tiempo ha que digo yo ahí.
saludos

César dijo...


No creo que Garzón haya hecho nada especial por las causas izquierdistas. Empapeló a Terra Liure, ilegalizó a los vascos, enchirinó a los narcos gallegos,persiguió a Batallones vascos y Navarros y a sus hijos putativos los GAL; vamos que le dió a todos los palos. Ahí no importaba mucho que pisase alguna línea roja. Pero bien sabido es querido amigo, que no inhabilita quien quiere, sino quien puede..

Monica dijo...

Correcto, gracias por la aclaración. No era mi intención ofender, sólo aprender. Saludos

José Antonio del Pozo dijo...

Claro, Cesar, Garzón es la pobre víctima Superjusta de la Derecha todopoderosa... y del Dinero también, de Emilio Botín también? ¿No ha hecho nada especial por las causas izquierdistas, de verdad que no? A ver si va a resultar ahora Garzón de centro. Quizás Pilar Urbano, o Alfonso Guerra, lo sepan, mon ami