Páginas vistas en total

miércoles, 19 de febrero de 2014

Italia, la Grande Vileza


   Ni a los idus de marzo el ansioso Renzi ha esperado. Qué opereta de codicia más desatada en la bota rota de Europa. Se pensaba que el completo bochorno de las comedias bufas de il Cavaliere Berlusconi habría vacunado para un largo tiempo a las élites políticas italianas contra los grotescos espectáculos de la ambición más obscena. Y no; en el principal partido de la izquierda italiana –entre los mismos camaradas- vuelan ya sangrientas las dagas más retorcidas por arramplarse el Poder, esa suma aberración. Se ve que en Berlusconi se quintaesenciaban –actualizadas al Reinado de la Mugre que vivimos- tarantelas atávicas en la “cultura” política italiana. Y es que el apuñalador de hoy, Matteo Renzi, con sus vagos aires de guaperas dilettante ganador de un Festival de San Remo, no es ningún carcamal de la Casta de Tangentópolis, sino un pipiolo parvenú loco por la música, por la música del Mando y la vendetta, se entiende.
     
   Ni diez meses le ha concedido el florentino Renzi a Letta, el hombre que consiguió desembarazar a los italianos del baldón berluscono. Maniobró Renzi en el Partido, se trabajó esa cúpula y contra la yugular apalancóle a Letta la faca. En nada le han detenido al aventurero los riesgos explosivos de la situación italiana ni el mínimo sentido de la responsabilidad o del Estado. Será Renzi, oh, señores Indignados del mundo mundial, el tercer presidente italiano consecutivo no elegido directamente en las urnas.
     
   ¡Y qué elocuentes proclamas las de Renzi al arribar hace un año a la política nacional, prometiendo acabar con las viejas costumbres, con el sórdido chalaneo en la oscuridad, juramentándose a no llegar jamás al Poder sin el voto popular.  “Conmigo de secretario general del PD, Letta será más fuerte”, había declarado en este octubre a La Stampa

    
   “Abrir una nueva página”, a lo Madina en Navarra, dice ahora el ávido y triunfante Renzi sobre el fiambre de Letta. Puede que Berlusconi, entre atónito y admirado, desde algún lugar ande partiéndose la caja de las risas, pero a buen seguro que los Borgia, los Andreotti, tantos condotieros de la eterna conspiración italiana, incluso el grande Maquiavelo, habríanse sentido consternados ante vileza tanta.



LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS
(Resumen y análisis de la obra en estos enlaces)
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas. Precio del libro: 15 Euros. Gastos de envío por correo certificado incluidos en España. Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)

2 comentarios:

bucan negro dijo...

No parece que exista mucho sentido del Estado en Italia. Van de mascarada en mascarada. No sé como la dejaron entrar en el Euro. Bueno, ni a nosotros.

Old Nick dijo...

LA DEMOCRACIA EN ITALIA HACE MUCHO QUE SE FUE AL CUERNO, AMIGO MÍO.
Su Existencia Se Resume En UnaCorta Frase :
"¡MAFIA, ÍO TI SALUTTO!"

Saludo Cordial
Y
¡¡RIAU RIAU!!